El Tribunal de Madrid abre juicio oral al juez Silva por prevaricar contra Blesa

Elpidio Silva
Elpidio Silva |Elpidio Silva

El magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) Jesús Gavilán ha abierto juicio oral al juez Elpidio José Silva por un delito de prevaricación, dos contra la libertad individual y uno de retardo malicioso en la administración de Justicia por su instrucción del caso Blesa.

En un auto notificado hoy, el instructor de la querella que interpuso la Fiscalía contra el magistrado, para el que pide 30 años de inhabilitación, le impone además una fianza de 60.000 euros para asegurar las responsabilidades pecuniarias que se pudieran derivar del procedimiento y le da un plazo de diez días para abonarla.

La decisión de Gavilán, de la que ha dado traslado ya al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), supone que éste debe suspender cauterlamente a Silva de sus funciones hasta que se conozca la sentencia.

En caso de sentencia condenatoria, Silva quedará expulsado de la carrera judicial, a la que accedió por el llamado tercer turno, sin oposición.

Según han informado fuentes del órgano de gobierno de los jueces, Gavilán deberá notificarle su resolución, con la que la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial, cuya primera reunión está prevista el próximo martes, deberá acordar formalmente la suspensión cautelar, si bien podría convocarse antes una reunión extraordinaria.

Ayer, la Sala Civil y Penal dio vía libre a Gavilán para abrir juicio oral al magistrado al confirmar que existen indicios de que cometió los delitos de los que le acusa el Ministerio Público, hechos de los que "se desprende una situación obvia de abuso, que excede de las meras infracciones administrativas".

De hecho, Gavilán explica que estaba a la espera de que la sala resolviera el recurso que presentó Silva contra el auto en el que iniciaba la fase de preparación de la fase de juicio oral y que, al haberlo desestimado ayer, confirmando que existen "indicios de criminalidad" en su conducta, ha dictado la apertura de juicio oral.

En ese auto confirmado por la sala, Gavilán apreciaba bastantes "indicios racionales" de que éste prevaricó al abrir una "causa general" y "prospectiva" contra el exbanquero.

Relataba la "improcedente" reapertura, en noviembre de 2011 y sin "dato nuevo alguno que los justificase", del caso en el que investigaba la concesión de un crédito de 26,6 millones al Grupo Marsans de Gerardo Díaz Ferrán que él mismo había archivado dos años antes, y del que luego desgajó el de la compra del City National Bank de Florida, por el que envió a Blesa a prisión.

En este sentido, resaltaba que "sin solución de continuidad", asumió esta última causa tras aceptar una ampliación de denuncia de Manos Limpias por unos hechos que no tenían "conexión alguna" con el del crédito, por lo que la Audiencia Provincial le acusó de "retener" e incluso "sustraer" las normas de reparto.

Y fue en la causa del CNB por la que acordó la prisión de Blesa a instancias de Manos Limpias, colectivo que carecía de legitimación, pues estaban personados sólo en la causa del crédito, además como acusación particular y no popular.

Al encarcelarle adoptó dos medidas "incompatibles entre sí", pues la primera se ordenó en mayo bajo fianza de 2,5 millones y la segunda, quince días después, de forma incondicional.

"Las distintas resoluciones dictadas apuntan al carácter generalista y prospectivo de la investigación realizada, y no lo dice esto el instructor sino la propia Audiencia Provincial", destacaba el magistrado.

Por último, el instructor recalcaba la palpable "demora" en dictar muchas de sus resoluciones, muchas de las cuales deberían haber tenido preferencia porque estaban en juego "recursos frente a decisiones excepcionales" como el secreto de sumario o derechos fundamentales.

EL JUEZ DENUNCIA UNA CAMPAÑA DE "ACOSO Y DERRIBO" Y SOPESA UNA OFERTA PARA PRESENTARSE A LAS ELECCIONES

El juez Elpidio José Silva se ha declarado este jueves como víctima de una campaña de "acoso y derribo" en la que ha sufrido "calumnias, injurias, desprestigio y degradación" y ha afirmado que sopesará una oferta para formar parte de las listas de un "gran movimiento contra la corrupción" para las elecciones europeas.

El que fuera instructor del 'caso Blesa' se ha expresado así tras tener conocimiento de que se le ha abierto juicio oral, durante una rueda de prensa en la que ha anunciado que la próxima semana presentará ante el Tribunal Supremo una querella contra el magistrado Jesús Gavilán por prevaricación a la que adjuntará 200.000 firmas de ciudadanos.

Silva ha tildado de "disparate" el auto de apertura de juicio oral y ha considerado que pone el canon del Derecho "debajo del franquismo", mientras que ha defendido que la corrupción "no puede salir gratis". A su juicio, el ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa "en ningún momento" dio "una explicación coherente de por qué se llevó por delante Caja Madrid". "Entiendo que el señor Blesa debería estar hoy en día en prisión. Sin ninguna duda", ha sentenciado.

Durante el acto, el abogado Miguel Angel Jiménez ha propuesto a Silva presentarse a los comicios europeos como miembro de un "gran movimiento ciudadano contra la corrupción", que todavía tiene que fijar su nombre. Una oferta que será analizada por el juez que supedita una posible participación en política a que parta de una agrupación independiente, no un partido político, y haya una petición ciudadana. "Para dedicarme a la política me tengo que ver tan obligado como para ir a Urgencias de un Hospital", ha dicho Silva, para enfatizar que no ha tomado ninguna decisión y que además "tendría que conocer mejor" la candidatura.