Trece presos etarras inician una huelga de hambre en solidaridad con Bolinaga

Trece presos etarras inician una huelga de hambre en solidaridad con Bolinaga
Trece presos etarras inician una huelga de hambre en solidaridad con Bolinaga |Telemadrid

Trece reclusos etarras internos en el centro penitenciario Sevilla II han iniciado hoy oficialmente una huelga de hambre para reclamar la puesta en libertad del preso de la banda Jesús María Uribetxebarria Bolinaga, uno de los secuestradores de José Antonio Ortega Lara, gravemente enfermo. Así lo han confirmado fuentes penitenciarias, que han indicado que a primera hora de la mañana los trece reclusos han rellenado la instancia para comunicar su decisión y no han recogido el desayuno. Ninguno de ellos ha comprado tampoco alimentos en el economato de la prisión.

Según informó ayer el colectivo de familiares de presos de ETA, un total de 35 reclusos distribuidos en cuatro cárceles de España -Sevilla y Castellón- y Francia habían comenzado una huelga de hambre en solidaridad con Uribetxebarria, aunque hasta la tarde de ayer ninguno lo había comunicado oficialmente a prisiones. De momento, los presos de la cárcel de Castellón no han iniciado la anunciada huelga de hambre, según las fuentes penitenciarias.

Por otro lado, el Ministerio del Interior destacó ayer la "falta de colaboración" de Uribetxebarria Bolinaga, enfermo de cáncer y que también se ha declarado en huelga de hambre pidiendo su libertad, lo que impide "conocer su pronóstico vital" y fundamentar "cualquier decisión" que pudiera adoptarse.

En un comunicado, Instituciones Penitenciarias lamentó la actitud del recluso que desde que ha sido trasladado al Hospital Donostia de San Sebastián, se niega a que se le practiquen pruebas médicas y ha comenzado a rechazar la comida.

Interior destaca que ha sido precisamente su traslado desde León a San Sebastián, "donde es más fácil el contacto con el entorno más radical que controla a los presos", lo que ha provocado el cambio de actitud del interno.

PRISIONES VALORARÁ LA EVOLUCIÓN DE BOLINAGA ANTES DE ADOPTAR UNA DECISIÓN

Instituciones Penitenciarias valorará la evolución del preso etarra Jesús María Uribetxebarria Bolinaga, enfermo de cáncer, que hoy ha accedido a someterse a pruebas médicas, a la hora de "adoptar las resoluciones que en aplicación de la legislación vigente procedan".En un comunicado, Prisiones informa de que el recluso, que se declaró en huelga de hambre pidiendo su excarcelación, ha comenzado a colaborar con su tratamiento médico, después de que en los últimos días rechazara los alimentos y someterse a pruebas diagnósticas.

La Secretaria General de Instituciones Penitenciarias asegura que la actitud del recluso, condenado por el secuestro de José Antonio Ortega Lara, ha cambiado y ahora admite someterse a las pruebas médicas que permitan "afinar su diagnóstico y plantear su tratamiento"."En consecuencia y una vez realizadas las mismas, la Administración Penitenciaria las valorará para adoptar las resoluciones que en aplicación de la legislación vigente procedan", asegura en una nota.

FALTA DE COLABORACIÓN" DE URIBETXEBARRIA BOLINAGA

En otro comunicado, el Ministerio del Interior destacó ayer la "falta de colaboración" de Uribetxebarria Bolinaga, lo que impedía "conocer su pronóstico vital" y fundamentar "cualquier decisión" que pudiera adoptarse sobre su situación penitenciaria. Interior destacaba que fue precisamente su traslado desde León a un hospital de San Sebastián, "donde es más fácil el contacto con el entorno más radical que controla a los presos", lo que provocó el cambio de actitud del interno.

Precisamente hoy, trece reclusos etarras internos en el centro penitenciario Sevilla II han iniciado oficialmente una huelga de hambre para reclamar la puesta en libertad de Uribetxebarria.