Trapero ordena a los Mossos cerrar los colegios y requisar las urnas, censo y papeletas

El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha dado instrucciones a todas las unidades del cuerpo de que el 1 de octubre, en cumplimiento del mandato judicial, requisen urnas y material en los colegios electorales y los cierren para evitar el referéndum antes de las 6 horas del domingo.

Según el documento, al que ha tenido acceso Europa Press, una patrulla uniformada acudirá a cada uno de los puntos de votación que estén ubicados en edificios y locales públicos y requisarán urnas y papeletas antes de esa hora.

Se identificará y comunicará a las personas en el interior que lo tienen que desalojar antes de las 6 horas del día 1 y se procederá a su cierre, aunque en el caso de que no sea posible por las actividades que se prestaran en su interior, se advertirá a las personas identificadas que tienen que avanzar la actividad.

La orden interna que Trapero ha dictado para dar cumplimiento a la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña también establece que el uso de la fuerza policial en caso de "desobediencia pasiva" quedará restringido al acompañamiento de las personas hasta el exterior de los locales, sin usar las porras.

Trapero estudia pedir refuerzos a otros cuerpos si hay personas concentradas que impiden su paso.

De los 2.315 puntos de votación previstos por el Ejecutivo de Puigdemont en toda Cataluña, 207 se encuentran en la ciudad de Barcelona, 824 en el resto de la vegueria de Barcelona, 287 en las comarcas de la Catalunya Central, 218 en el Camp de Tarragona, 203 en Lleida, 99 en las Tierras del Ebro, 384 en las comarcas de Girona y 93 en el Alt Pirineu y Aran.

LOS MOSSOS EMPIEZAN A CERRAR CENTROS EDUCATIVOS DE BARCELONA

Los Mossos d'Esquadra están procediendo ya desde este viernes por la tarde, al menos en Barcelona capital, a cerrar los primeros centros educativos para impedir que sean usados para el referéndum independentista. Así se refleja en un vídeo difundido por el 'Comité de Defensa del Referéndum del 1 de octubre del Gótico y del Raval' en el que se a agentes autonómicos aparecen cerrando las verjas exteriores de la Escola Collaso i Gil del Raval (Bracelona).

MERIENDAS Y TALLERES PARA TRATAR DE IMPEDIR EL PRECINTO DE COLEGIOS

Numerosos colegios de Cataluña designados como centros de votación acogen desde esta tarde diversas actividades, como meriendas, talleres de pintura, cine y juegos, para tratar de impedir que sean precintados por orden judicial.

En muchas de estas escuelas, algunos padres, madres, profesores y alumnos tiende previsto pasar la noche en acampadas en el patio y las aulas, tras cenas de hermandad y 'fiestas de pijamas' organizadas para mantener el colegio activo y tratar de impedir la actuación policial ordenada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

PERMITEN A CONCENTRADOS EN DOS COLEGIOS DEL 1-0 SEGUIR EN SU INTERIOR

Los Mossos d'Esquadra han permitido hoy que personas que se habían encerrado en dos colegios para impedir su clausura antes del 1-O pudieran permanecer en los centros, según han detallado a Efe algunos de los encerrados en las escuelas Collaso i Gil y Diputació de Barcelona. Una maestra del colegio Collaso i Gil ha explicado que los agentes han acudido esta tarde a la hora de salida de los niños "para intentar evitar que entrase gente" que quiere votar allí el próximo domingo, aunque al final, ha relatado, "han conseguido pasar unos cuantos".

Con una cadena humana, y entre gritos de "las calles serán siempre nuestras", personas que se han quedado en la calle han entregado comida, a través de las rejas, a los concentrados en el patio interior, unas cuarenta personas entre las que no había niños. Los Mossos d'Esquadra han acudido sobre las 17.25 horas al colegio Diputació de Barcelona, cuando en el centro aún se desarrollaba la actividad ordinaria. "Han tomado nota de lo que les hemos contado y se han ido", ha explicado a Efe la madre de un alumno.

QUE SE FORMEN LARGAS COLAS DESDE PRIMERA HORA DEL DOMINGO

La Asamblea Nacional Catalana (ANC), en un documento interno consultado por Europa Press, pide a sus seguidores para que se formen "largas colas" desde primera hora del domingo con el objetivo de impedir la actuación de las fuerzas de seguridad intentando dar así una imagen de "aparente normalidad". La entidad soberanista pide ir a los colegios electorales del 1-O a las 7 de la mañana del domingo para pegar carteles en los centros "para que todo el exterior tenga la apariencia de máxima normalidad" y que haya papeletas del referéndum listas para repartir a las personas que hagan cola.

Asimismo reclama "audacia para entrar en los centros" y no utilizar la violencia si los Mossos impiden abrir el colegio.