Tráfico inicia una campaña especial de vigilancia del transporte escolar

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha desde este lunes y hasta el próximo domingo, una campaña especial de vigilancia del transporte escolar, con especial atención al uso del cinturón de seguridad que, según diversos estudios, reduciría a cero las lesiones mortales en caso de un choque frontal.

Según datos de la DGT, durante el pasado año se produjeron 53 accidentes de tráfico en los que estuvo implicado un autobús escolar y en los que resultaron heridas 53 personas, siete de ellas conductores y 46 pasajeros, en su mayoría menores de edad.

En los primeros nueve meses del año, se han producido 41 accidentes de tráfico -dato provisional a 24 horas-, en los que ha visto involucrado algún transporte escolar con 39 personas heridas -5 conductores y 34 pasajeros-.De estos 39 heridos, 20 de ellos no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

CONTROLES DE VEHÍCULOS Y CONDUCTORES

Durante los siete días que dura la campaña, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensificarán los controles sobre este tipo de vehículos y sus conductores. En primer lugar, comprobarán que el autocar circula con todos los papeles en regla y con todos los elementos de seguridad que exige la normativa.

También, verificarán que el conductor dispone de los permisos necesarios y que ha respetado los tiempos de conducción y descanso. Especial atención se realizará al uso de los cinturones de seguridad y sistemas de retención, obligatorios para todos los autocares matriculados a partir de octubre de 2007.

Según diversos estudios, si un autobús choca a 30 kilómetros por hora, la probabilidad de mantener al niño retenido en su asiento es prácticamente nula, por lo que su uso es de vital importancia para que no salga despedido. Además, el uso del cinturón de seguridad reduciría las lesiones mortales en un cien por cien para todos los viajeros, en caso de impacto frontal.

Debido a la altura de este tipo de vehículos, cualquier movimiento o intento de evitar un siniestro hace que el autobús vuelque y que las víctimas se produzcan por aplastamiento, lo que podría evitarse con el uso del cinturón.

Según diversos estudios, el 90 por ciento de los accidentes que se producen en el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo o en los instantes inmediatos. Por ello, la DGT aconseja a los padres que acudan con tiempo suficiente a la paradas de la ruta escolar para que los niños no tengan que correr para subir al autocar. Tampoco se debe esperar a los niños al otro lado de la calzada o en segunda fila, lo que obliga a los escolares a cruzar la vía.

ADULTOS ACOMPAÑANTES

Coincidiendo con esta campaña, la Federación Estatal del Transporte de UGT (FETE--UGT) ha reclamado que en todos los autobuses escolares viajen adultos acompañantes debidamente cualificados. En el Día Internacional de la Seguridad del Transporte Escolar, que este año se celebra mañana 19 de octubre, FETE-UGT también pondrá en marcha una campaña de sensibilización para que los estudiantes adquieran hábitos de comportamientos seguros a la entrada y salida del colegios y dentro del vehículo escolar.