Trabajo reconoce que la recuperación de empleo no comenzará de forma estable hasta 2012

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ha apostado por equilibrar los fondos para formación que reciben los desempleados y los ocupados, y que actualmente se reparten entre un 40% y un 60% del total, respectivamente, de forma que perciban "al menos, mitad y mitad". Ello supone destinar 1.050 millones de euros para cada colectivo. Así lo ha indicado tras reunirse, con los responsables autonómicos de empleo. Valeriano Gómez, descartó que la reforma del sistema de pensiones español se vaya a hacer por decreto en el caso de que no se alcance un acuerdo sobre este asunto antes de abril de 2011.

Así lo manifestó en una entrevista en Radio Nacional de España (RNE), en la que dijo que una reforma de la importancia que tiene cambiar el sistema de pensiones no se puede hacer por decreto, sino por consenso.

El titular de Trabajo enfatizó que el Gobierno no descartará "nunca" la posibilidad de un acuerdo y señaló que diciembre va a ser un mes con mucha actividad, ya que hay que culminar en sede parlamentaria los trabajos del Pacto de Toledo y después iniciar un proceso de diálogo con los interlocutores sociales.

El Gobierno, según Gómez, "una vez culminados los trabajos" enviará al Parlamento un proyecto de Ley, pero "no un Decreto Ley". Sobre la posibilidad de endurecer las normas para quienes no buscan activamente o rechazan un empleo, dijo que ya hay normas que penalizan esas situaciones y que el problema más acuciante es que hay poca oferta de trabajo, y en solucionar eso es donde hay que incidir y "no en penalizar al desempleado".

En cuanto a la recuperación de empleo, señaló que de forma más estable y continuada se producirá a partir de 2012 cuando la economía estará muy cerca de "ese 2 por ciento" en el que se ha creado empleo tradicionalmente en España.

Precisó que ya desde el segundo semestre de 2011 se creará de forma estable, "aunque poco", en torno a los 40.000 ó 50.000 puestos de trabajo.

Aclaró que la Reforma Laboral no generará empleo por sí misma pero tiene que crear las condiciones y ayudar a que en el futuro haya menos dualidad laboral, con menos contratos temporales.

ABOGA POR DEDICAR AL MENOS EL 50% DE LOS FONDOS A LA FORMACIÓN DE PARADOS FRENTE AL 40% ACTUAL

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ha apostado por equilibrar los fondos para formación que reciben los desempleados y los ocupados, y que actualmente se reparten entre un 40% y un 60% del total, respectivamente, de forma que perciban "al menos, mitad y mitad". Ello supone destinar 1.050 millones de euros para cada colectivo. Así lo ha indicado tras reunirse, con los responsables autonómicos de empleo para preparar el terreno de la reforma de las políticas activas de empleo, que el Gobierno quiere tener lista el próximo mes de enero.

Gómez ha señalado que la actual coyuntura del empleo requiere más formación, detrayendo fondos de la formación continúa en favor de los desempleados, nuevos programas de empleo que respondan más a la nueva economía y una reforma "profunda" de los servicios públicos de empleo.

El responsable de Trabajo ha apuntado que "las comunidades autónomas que tengan más desempleo recibirán más fondos" para políticas activas, que en total ascienden a 7.500 millones de euros, aunque ha precisado que ello no supondrá una diferencia "sustancial" respecto al actual reparto.

Por otro lado, el ministro de Trabajo ha resaltado que los servicios públicos de empleo estrecharán su colaboración con el sector público para sumar esfuerzos, algo que ha llegado a calificar como "la clave y el secreto de la reforma". "En España no sobra nada en cuanto a acción de intermediación", ha apostillado.

Trabajo prevé mantener un proceso "intenso" de reuniones hasta enero con las comunidades autónomas para ultimar la reforma. Así, volverá a sentarse con ellas el próximo 25 de noviembre. En dicho encuentro, ha avanzado Gómez, estarán presentes los directores de los servicios autonómicos de empleo, el director general del Servicio de Empleo Estatal, Antonio Toro, y la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez. Cuatro días después, el 29 de noviembre, la cita será con patronal y sindicatos, en una reunión que el ministro de Trabajo ha confiado que sea a tres bandas.

LAS COMUNIDADES PIDEN AL GOBIERNO FLEXIBILIDAD EN LAS POLÍTICAS ACTIVAS DE EMPLEO

Paralelamente, los consejeros autonómicos han coincidido en pedir al ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, flexibilidad en las políticas activas de empleo, durante la primera reunión en Madrid con el titular de esta cartera.

La consejera de Empleo, Mujer e Inmigración de la Comunidad de Madrid, Paloma Adrados, ha manifestado que espera "propuestas encima de la mesa" y que se haga la reforma de estas políticas, que, según ha recordado, vienen demandando las comunidades "desde hace mucho tiempo".

Por otro lado, la consejera gallega de Trabajo y Bienestar, Beatriz Mato, ha insistido en la necesidad de la "flexibilización" de las políticas activas, y ha agradecido al ministro el "gesto" de contar con la comunidades autónomas "desde el principio".