Torra incorpora a los presos Rull, Turull y a los fugados Puig y Comín, en el nuevo Govern

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha incorporado como consellers en el nuevo Govern a dos exconsellers en prisión preventiva, Jordi Turull (Presidencia) y Josep Rull (Territorio y Sostenibilidad), y a otros dos huidos en Bélgica, Antoni Comín (Salud) y Lluís Puig (Cultura), según ha informado la Generalitat.

También están Ernest Maragall (Exteriores), Miquel Buch (Interior) y Josep Bargalló (Enseñanza), según un comunicado del Govern.

Los demás consellers son Ester Capella (Justicia), Chakir El Homrani Lesfar (Trabajo), Jordi Puigneró (Políticas Digitales y Administración Pública) y Teresa Jordà (Agricultura).

TURULL Y RULL PIDEN AL SUPREMOS SALIR DE LA CARCEL PARA TOMAR POSESION

Jordi Turull y Josep Rull ya han pedido al juez del TS Pablo Llarena su puesta en libertad provisional para tomar posesión de sus cargos el miércoles 23 de mayo, fecha prevista por el presidente Quim Torra.

La petición de su defensa alega este sábado que han desaparecido las razones del auto del 23 de marzo que acordó su prisión preventiva, porque ese auto aducía riesgo de fuga y de reiteración delictiva.

El abogado Jordi Pina constata que sus defendidos tienen derecho a aceptar los cargos de conseller porque el artículo 23.2 de la Constitución reconoce su derecho a acceder a cargos públicos pese a ser presos preventivos.

Por su parte, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, huido en Alemania, ha afirmado que el nuevo Govern es un ejecutivo "moderno" que estará "al servicio de una sociedad moderna, abierta y europea".

En su cuenta de twitter, Puigdemont ha señalado respecto al nuevo ejecutivo catalán: "Govern moderno para un país moderno, al servicio de una sociedad moderna, abierta y europea. Felicidades al nuevo Consejo Ejecutivo del (MHP). Muy Honorable President".

ARRIMADAS: "ASÍ NO SE PUEDE LEVANTAR EL 155"

Por su parte, el expresidente catalán Carles Puigdemont ha celebrado el anuncio de "un Govern moderno para un país moderno, al servicio de una sociedad moderna, abierta y europea".

Pero la líder de Cs en Cataluña, Inés Arrimadas, ha advertido de que "así no se puede levantar el 155", con un "un presidente supremacista, un plan ilegal anunciado en el Parlament y un Govern con dos presos y dos fugados que dieron un golpe a la democracia".

Por su parte, el líder del PSC, Miquel Iceta, ha considerado un "grave error" la decisión de Torra nombrar a "personas que no se van a poder dedicar plenamente y de forma efectiva"; y el líder del PPC, Xavier García Albiol, ha afirmado que "la composición del nuevo Govern es un claro mensaje de la voluntad de seguir instalados en la bronca, el conflicto y la provocación".

Los reproches al nuevo Govern se han sucedido también por parte de la CUP, PSC, comunes e incluso en el seno de ERC en relación a la falta de paridad de género, pues solo hay tres conselleras frente a diez consellers.

EL GOBIERNO TACHA DE "PROVOCACIÓN" EL GOVERN DE TORRA Y ESTUDIARÁ SU VIABILIDAD

El Gobierno ha calificado hoy de "provocación" los nombramientos por parte del presidente de la Generalitat, Quim Torra, de cuatro consellers en prisión o huidos y ha asegurado que estudiará la "viabilidad" del nuevo Govern.

En un comunicado, el Ejecutivo señala que esos nombramientos desacreditan la voluntad de diálogo expresada ayer en la carta que Torra remitió a Mariano Rajoy y estiman que esos nombramientos demuestran que esa voluntad "no es sincera".

"En el día de ayer, el Sr. Torra quiso escenificar una voluntad de diálogo que ha durado menos de 24 horas, ya que su propuesta de nuevos consejeros es una nueva provocación porque varios de ellos se encuentran huidos de la Justicia o en situación de prisión provisional", señala el comunicado.

El Gobierno subraya que, "a través de su Secretariado, que es el único órgano competente para autorizar la publicación del decreto de nombramiento propuesto, analizará la viabilidad del nuevo Govern anunciado, dadas las circunstancias personales de algunos de los designados".

El presidente de la Generalitat, añade la nota, "ha desaprovechado hoy una oportunidad de demostrar su voluntad de recuperar la normalidad, ya que sus decisiones demuestran que quiere mantener una estrategia de confrontación con el Estado y con la mayoría de la sociedad catalana."

En el comunicado se remarca que tanto el Gobierno como las fuerzas políticas constitucionalistas "han venido exigiendo al nuevo presidente de la Generalitat que ponga fin a esta confrontación política que sólo genera desasosiego social y un importante perjuicio al conjunto de la sociedad catalana".