Tomás Gómez sobre Ponferrada: "En política no hay perdón, en política hay dimisión"

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, se ha referido este martes a lo sucedido en el PSOE de Ponferrada y ha considerado que "en política no hay perdón", sino "dimisión". "En política no hay perdón, en política hay dimisión", ha afirmado el secretario general del PSM preguntado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces de la Asamblea por lo sucedido en el municipio leonés, donde ha salido adelante una moción de censura del PSOE contra el PP apoyada por el voto de un condenado por acoso sexual, respaldada primero y rechazada después por la dirección federal.

El socialista no ha dicho el nombre de la persona que el considera que debería dimitir, sino que se ha limitado a decir que se refiere al que "tenga la responsabilidad en esto" y ha destacado que "más vale honra sin barco que barco sin honra".

No ha sido el único a la hora de pedir dimisiones por este caso. La Ejecutiva local PSOE de León ha pedido la dimisión del secretario de Organización del PSOE, Óscar López por unanimidad, por su gestión de la moción de censura que presentó este partido en Ponferrada (León) contra el PP apoyado por el voto de un concejal condenado por acoso sexual.

Así lo ha anunciado hoy en rueda de prensa en la capital leonesa el secretario general de la Agrupación Municipal del PSOE de León, José Antonio Díez Díaz, que ha vuelto a pedir la dimisión del secretario provincial del PSOE en León, Celestino Rodríguez, como acordó la permanente de la Ejecutiva Local del PSOE, porque "peor no lo ha pedido hacer". "Parece más un becario que un secretario provincial", ha dicho el secretario local.

Díez ha considerado, a título personal, que el secretario general del PSOE "debería" convocar el Congreso Extraordinario Federal, ya que este partido "está en una situación delicada" y "no se aprecia liderazgo".

Asismismo Díez ha insistido en que deberían pedir las actas de concejales a los ediles de Ponferrada, que han abandonado el PSOE después de que el secretario general del partido, Alfredo Pérez Rubalcaba, les pidiera que rectificaran la moción y renunciaran a la Alcaldía.

Por el contrario, el secretario provincial del PSOE de León, Celestino Rodríguez, ha eludido pedir que devuelvan las actas de concejal los ediles de Ponferrada que se dieron de baja del PSOE tras desoír la petición de renuncia del secretario general socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, y asegura que "el tema está zanjado".

La Agrupación Local del PSOE de León desde un principio se mostró contraria a esta moción de censura ya que iba en contra los ideales del partido, en alusión a que iba sustentada con el apoyo de un edil condenado por acoso sexual, Ismael Álvarez, de Independientes Agrupados de Ponferrada (IAP), grupo con el que pactaron los ediles que han abandonado el PSOE para echar de la Alcaldía al PP. "Algo grave está pasando, cuando algo lógico para los ciudadanos no lo es para algunas personas del partido", ha dicho.

SORAYA RODRÍGUEZ CELEBRA LA "RECTIFICACIÓN" DEL PSOE TRAS LA MOCIÓN EN PONFERRADA

Por contra, la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez, celebró este martes la "rectificación" de la dirección del partido tras la moción de censura en Ponferrada. "Cuando se produce un error lo importante es rectificar, y se ha rectificado", subrayó.

Soraya Rodríguez no quiso entrar en el debate sobre la posibilidad de que la vicesecretaria general, Elena Valenciano, asuma funciones hasta ahora del secretario de Organización, Óscar López.

Explicó que cuando supo de la moción de censura trasladó a López y al secretario general de Castilla y León, Julio Villarrubia, su opinión "claramente contraria" y ambos "me escucharon".

No es de su misma opinión el exvicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra, quien ha dicho hoy que está "demasiado enfadado" con el PSOE por su gestión del caso de Ponferrada (León) como para hablar públicamente de ello.

Tampoco ha querido hablar del tema la exministra de Defensa Carme Chacón, que se ha remitido a lo que ya constató en un tuit escrito poco antes de que se aprobara la moción de censura. Entonces, Chacón calificó de "insoportable" que el PSOE fuera a gobernar el Ayuntamiento de Ponferrada "por el voto de un acosador".

Precisamente ese tuit fue el detonante de un tsunami en las redes sociales en contra del pacto, lo que llevó al líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, a ordenar que el nuevo alcalde, Samuel Folgueral, renunciara a la Alcaldía o se fuera del partido.