Mas: "Tener un Estado propio para Cataluña no significa una independencia total"

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado este lunes que el Estado propio que defiende para Cataluña "no significa una independencia total"."Esto no es un adiós a España, no se plantea en términos de ruptura", ha aseverado Mas en una entrevista en TV3, y ha instado al Gobierno de Mariano Rajoy a consensuar con el Govern una solución pactada para lograr que Cataluña sea lo que la mayoría de sus habitantes quieran que sea.

Tras asegurar que hay plena sintonía entre CDC y UDC, Mas ha indicado sobre un eventual referéndum de autodeterminación que pese a que la Constitución prohíba convocarlo sin el aval del Estado, él defiende que "un marco legal aprobado por el Parlament" lo ampare, con el beneplácito de la comunidad internacional. "La única legalidad no es la Constitución, puede haber un marco legal aprobado por el Parlament", ha añadido el presidente.

Según Mas, el reto que tiene ahora Cataluña es que tanto la UE como el resto de la comunidad internacional comprenda sus reivindicaciones: "Si lo acaban viendo, si hay una mayoría suficientemente sólida detrás, no es imposible" la autodeterminación, pese a que es un camino que no será fácil. "Deberemos demostrar que el proyecto de Cataluña no es posible en las circunstancias actuales" y que a nivel internacional, se avale su autodeterminación, pese a la Constitución consagre la unidad de España, ha agregado.

PIDE UN ACUERDO

Mas ha asegurado que a él no le gustaría que hubiese un "conflicto legal" con el Gobierno central y al preguntársele sobre una eventual acción militar para frenar la independencia, ha expresado sus reservas de que ello ocurra puesto que en el Estado la democracia está plenamente consolidada.

En cualquier caso, ni las armas ni tampoco las leyes pueden impedir que los catalanes sientan que son una nación: "No se podrán anular sentimientos, ilusiones, sueños ni proyectos" que ni tan siquiera puede ser frenados con decisiones judiciales en contra de él o de su partido. "Es evidente que es bastante claro que el Estado español como ente no se quedará de brazos cruzados. *Cuál sería mi deseo? Que el Estado afrontase este proceso con actitud democrática" y respetase lo que la mayoría de los ciudadanos desean.

"Hablando civilizadamente la gente se entiende", ha indicado Mas, quien en su opinión, "el Estado central está obligado a negociar" si hay una mayoría clara a favor de la autodeterminación, un escenario que él prevé que sea una realidad tras las elecciones catalanas. También ha expresado su voluntad de dialogar con la Casa Real sobre el proceso que en su opinión ya ha iniciado Cataluña.

SIN GARANTIAS

Mas ha abierto la puerta a poder convocar una consulta sobre la autodeterminación catalana sin garantías de ganarla por amplia mayoría: "Como van las cosas, quizás sea necesario" jugársela, ha indicado. Su objetivo, ha dicho, no es el de "aislar Cataluña sino de dotarla de instrumentos", indicando que en la UE, ningún estado independiente lo es al 100 por cien, y que en cualquier caso, un futuro estado catalán estará en la UE, su moneda será el euro y sus relaciones con el resto de España serán "de igual a igual".

"El Estado propio no dará la espalda al Estado español. Será hablar a España con pie de igualdad, algo que nunca hemos sido y estamos convencidos de que en pie de igualdad, las cosas irán a mejor" y Cataluña será más próspera, ha añadido. ECONOMIA

Mas ha asegurado que en cualquier caso, van a ser amortizados en noviembre los bonos de la Generalitat cuya emisión finaliza este otoño. Ha indicado también que a nivel económico, "la realidad es que los mercados exteriores se quieren ir retirando de España" y ha indicado que pese al contexto económico, Cataluña es una tierra con potencialidades.

Mas ha evitado valorar las tesis del empresario catalán José Manuel Lara contrarias a la independencia: "Yo no contestaré, lo peor que nos puede pasar es que nos peleemos entre nosotros".