Tajani: "Los que pretenden dialogar fuera de la ley solo quieren imponer sus ideas"

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha brindado este miércoles un nuevo apoyo al Gobierno español frente a los independentistas catalanes, aunque sin mencionarlos expresamente, al decir que "los que en la historia han pretendido dialogar fuera de la ley nunca han pretendido un verdadero diálogo democrático, quieren simplemente imponer sus ideas".

Tajani se ha mostrado convencido de que las divisiones nunca son "insalvables" en la medida en que "la política se haga desde la democracia, es decir, desde la ley". Y además, ha proclamado que en la resolución de los asuntos internos de España o de cualquier otro país de la UE tanto la Unión como él mismo estarán "siempre del lado de la Constitución y de los Tratados".

Tajani ha visitado el Congreso de los Diputados con motivo del 40 aniversario de la primera visita a España de un presidente del Parlamento Europeo, el también italiano Emilio Colombo, y ha hecho un elogio de la Constitución española como símbolo del compromiso español con la democracia y con su apertura al mundo tras el franquismo.

Eso sí, ha admitido que en estos 40 años España ha pasado por "momentos difíciles", pero siempre los ha superado, y ha tenido palabras de reconocimiento para el papel del Rey Juan Carlos como "defensor de la democracia, la Constitución y el Parlamento" en la intentona golpista del 23-F.

"España siempre ha sido capaz de resolver todos su problemas políticos, constitucionales o de cualquier otra índole, sin necesidad de que nadie la tutele o interfiera", ha dicho, oponiéndose así a los intentos de Puigdemont desde Berlín de que la UE medie en Cataluña, intentos que han encontrado cierto eco en políticos alemanes.

La resolución de los problemas, ha defendido, ha venido más bien "desde el impulso ético que la Constitución otorga", y "con la fuerza que da el ser una nación plural y respetando siempre la diversidad", siempre dentro de la ley, respetando las instituciones y "ente quienes legítimamente representan a sus ciudadanos". "Esta es la

única manera de llevar a cabo un diálogo democrático, lo contrario sería doblegarse a la imposición y la arbitrariedad", ha zanjado.