Suspendida la declaración de la infanta del día 27, tras el recurso del fiscal

El fiscal del caso Nóos, Pedro Horrach, se ha opuesto hoy en un recurso a la imputación de la infanta Cristina por considerar que los indicios de cooperación o complicidad que apunta el juez son meras "sospechas personales" o circunstancias "inocuas", "inconsistentes", "equívocas" o "especulativas". "El procedimiento judicial persigue la búsqueda de la verdad material, no de ajustarla a expectativas o sospechas personales, deformándola", afirma el fiscal anticorrupción en el escrito de 20 páginas, que ha registrado en el juzgado de Instrucción número 3 de Palma, en el que solicita que se revoque la citación de la infanta como imputada para que declare el próximo 27 de abril en Palma.

"VALORACIÓN INCRIMINATORIA CONCRETA"

Para la Fiscalía, el único hecho incuestionable sobre doña Cristina de Borbón que se ha podido extraer de la investigación es que figuraba como vocal del Instituto Nóos, que su nombre aparecía en el folleto publicitario de la entidad y que tenía participaciones en la empresa Aizoon.El fiscal reprocha al juez que en su auto no realice una "valoración incriminatoria concreta", ni explicite qué norma del código penal ha infringido presuntamente la infanta.

Considera que el magistrado puede apuntar "de manera solapada" a la comisión de un delito de tráfico de influencias al decir que el nombre de la infanta aparece en folletos informativos de Nóos y es vocal de su junta directiva, y subraya que eso no es suficiente para considerar que se ha cometido dicha figura delictiva, que exige la realización de una actividad añadida. Uno de los imputados en la causa, el exdirector general de Deportes del Govern Pepote Ballester nunca vio el folleto ni sabía que la infanta fuera vocal del Instituto Nóos, por lo que Horrach se pregunta que siendo así: "¿Cómo puede ejercer aquella una influencia delictiva?" sobre el político supuestamente influenciado.

SÓLO CONTRA URDANGARÍN Y TORRES

Respecto al fraude fiscal, señala que únicamente hay indicios incriminatorios contra Iñaki Urdangarin y Diego Torres, principales imputados en esta causa. Horrach analiza uno por uno los 14 indicios que apuntó el juez como justificación para citar a la infanta y dice que constituyen "meras circunstancias inocuas, inconsistentes y equívocas, en algunos casos, o meras sospechas personales en otros, y que de las mismas no puede inferirse indiciariamente participación en conductas reprochables penalmente".

Seis de ellos los califica de "inconsistentes"; de nueve afirma que no aportan "nada nuevo" a la causa que ampare modificar la consideración procesal de la infanta, y al menos en dos casos se trata de "suposiciones" que no tienen relevancia penal, según el fiscal.Sobre el correo electrónico que obra en la causa, en el que Urdangarin pregunta a la infanta su opinión sobre la comunicación del Instituto Nóos, Horrach dice que "inferir algo más que la habitual comunicación entre cónyuges pertenece al ámbito de lo meramente especulativo".

Horrach se extiende particularmente en rebatir como indicio la declaración del exsocio de Urdangarin, Diego Torres, que dijo que la infanta tenía el mismo conocimiento e intervención que los demás en la junta directiva de Nóos. El fiscal argumenta que en este órgano directivo nunca se adoptó ninguna decisión.

También corrige al juez cuando señala que la esposa de Torres, Ana María Tejeiro, dijo que la infanta no había sido imputada "por ser quien es". Según el fiscal, lo que dijo Tejeiro fue que los demás testigos en la causa sólo la mencionaban a ella y no a doña Cristina "por ser quien es, supongo".

REUNIONES EN EL PALACIO DE MARIVENT O EN ZARZUELA

Rebate además que las posibles reuniones en el Palacio de Marivent o en Zarzuela afecten a la infanta, cuando no consta que asistiera a ellas o que conociera su existencia. "Surge una obligada pregunta: ¿Qué hecho, dato, circunstancia, documento, testifical o cualquier otro elemento incriminatorio ha sobrevenido que altere sustancialmente las consideraciones penales de la argumentación que acaba de exponerse? Absolutamente ninguno", asevera en el recurso.

El fiscal considera que los argumentos del juez son "esencialmente" los mismos que expuso la acusación popular que ejerce el sindicato Manos Limpias para solicitar la imputación en febrero de 2012 y que fueron desestimados "por inconsistentes y débiles" por el propio magistrado y por la Audiencia de Palma. "No alcanza este fiscal a comprender por qué solo unos meses más tarde se apela a los mismos hechos y datos para sustentar la conclusión contraria", cuestiona.

Horrach basa su recurso en la observancia del principio de igualdad, y en el hecho de que "la imputación de una persona de hechos que a priori no presentan rasgos delictivos supone, cuando menos, un trato discriminatorio". El fiscal hace uso de las propias palabras del juez cuando rechazó en otro auto la imputación de la infanta el pasado 5 de marzo, donde decía que "carecería de sentido convocar a alguien como imputado a sabiendas de que, salvo que admitiera expresamente su responsabilidad penal, se debería acto seguido sobreseer la causa en cuanto al mismo". Ante este argumento "sobran más comentarios", apostilla el fiscal.

EL JUEZ SUSPENDE LA DECLARACIÓN DE LA INFANTA CRISTINA DEL DÍA 27

El juez del caso Nóos, José Castro, ha decidido suspender por el momento la declaración como imputada de la infanta Cristina prevista para el día 27 de abril en los Juzgados de Palma, después de que la Fiscalía Anticorrupción haya recurrido la imputación, han informado fuentes judiciales.

La decisión del juez de volver a citar a la infanta depende ahora de la decisión de Audiencia Provincial de Palma sobre el recurso del fiscal contra la imputación de la infanta Cristina porque entiende que no hay motivos para ello.

En la providencia, el juez Castro señala que "no procede mantener" la fecha del día 27 de abril, sábado, ya que "su mantenimiento haría ineficaz y carente de contenido el recurso" de la Fiscalía, que deberá resolver la Audiencia Provincial de Palma.