Susana Díaz: "Voy a abrir un nuevo tiempo político en Andalucía"

Susana Díaz: "Voy a abrir un nuevo  tiempo político en Andalucía"
Susana Díaz: "Voy a abrir un nuevo tiempo político en Andalucía" |Telemadrid

La consejera de Presidencia e Igualdad y aspirante a las primarias del PSOE-A a la Presidencia de la Junta, Susana Díaz, ha asegurado este miércoles que va a abrir junto con el resto de militantes del partido "un nuevo tiempo político" en el partido "para abrir un nuevo tiempo en Andalucía", dejando atrás "los errores, de los que hemos aprendido" y contribuyendo a "prestigiar" la política.

Díaz se ha pronunciado así en un mitin en Sevilla, su primer acto público después de conocerse que es la única aspirante que ha entregado el número de avales necesarios. Ni el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, ni el alcalde de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez, han logrado reunir los 6.860 precisos, frente a los más de 22.000 presentados por Díaz.

La también secretaria general del PSOE de Sevilla, que ha sido presentada a su llegada como "la candidata a la Presidencia de la Junta", ha estado acompañada por algunos miembros del Gobierno andaluz como los consejeros de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Avila; de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero; de Educación, Mar Moreno; de Justicia e Interior, Emilio de Llera; y de Turismo y Cultura, Luciano Alonso.

Entre otros dirigentes que se encontraban en este acto, en el que se ha abordado la reforma de local que pretende llevar a cabo el Gobierno de la Nación y que ha reunido a unas 500 personas, destacaban los secretarios generales del PSOE de Almería, Cádiz, Córdoba, Málaga y Jaén, y numerosos alcaldes andaluces, sumándose también al mitin el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch.

Susana Díaz ha comenzado su intervención asegurando que este acto no estaba "completo" al faltar "un gran hombre, el que ha dado voz y autoridad a los hombres y mujeres de este partido para elegir al candidato a la Presidencia de la Junta", haciendo así referencia al presidente de la Junta y secretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, a quien ha dicho que "admira y quiere".

Tras afirmar que quería cerrar esta primera fase de las primarias con quienes ponen "carne y hueso a la política", los alcaldes, la consejera ha dicho que se va a "dejar la piel" en esta nueva etapa, "que no va a ser fácil" y para la que ha pedido la ayuda a todos los miembros del partido. "Es el momento de la unidad y de dejar a un lado las rencillas que no nos han llevado nunca a ningún sitio", ha añadido.

La ya única candidata del PSOE-A a la Presidencia de la Junta ha tenido palabras para los otros aspirantes a las primarias, a quienes ha agradecido que hayan vivido con la "misma intensidad" que ella esta "fiesta de la democracia". También se ha mostrado muy agradecida con todos los compañeros del partido que le han ofrecido su aval. "He llegado hasta aquí porque muchos me habéis acompañado y levantado en momentos de dificultad", ha apostillado.

LA DERECHA "SE HA LLEVADO HOY UN DISGUSTO"

Díaz, que ha asegurado en distintas ocasiones que la derecha no la quiere como candidata, se ha mostrado convencida de que hoy se ha llevado un "disgusto" al ser ella la única aspirante a las primarias que ha logrado los avales. En su opinión, ella no le gusta a la derecha porque representa los valores sociales, algo que le "enorgullece".

"Soy del partido, del aparato, de las agrupaciones y una socialista hasta la médula pese a que en mi casa no se hablaba de política porque mi abuelo decía que traía problemas", ha aseverado Díaz, quien ha hecho hincapié en que la familia que compone el PSOE-A se lo ha dado "todo". "Hasta que sea la candidata, y eso es muy grande", ha afirmado con emoción.

Se ha mostrado convencida de que va a ser "la presidenta de los alcaldes" y ha abogado por iniciar cuanto antes el trabajo de cara a las próximas elecciones municipales para volver a recuperar el espacio perdido en los últimos comicios locales y para defender con "contundencia" la igualdad de derechos y de oportunidades de todos los ciudadanos, frente a un Gobierno central "que ha tirado la toalla".