Susana Díaz, investida presidenta de Andalucía con los votos del PSOE e IU

La socialista Susana Díaz ha sido elegida este jueves por el Pleno del Parlamento como nueva presidenta de la Junta de Andalucía, con el apoyo de PSOE-A e IULV-CA y el rechazo del PP-A. En concreto, la candidatura de Díaz ha recibido 58 votos favorables y 48 en contra. En total, se han emitido 106 votos, con lo que han faltado tres diputados, dos del PP-A, Esperanza Oña y José Antonio Nieto, y Juan Manuel Sánchez Gordillo, de IULV-CA y dirigente de la CUT-BAI, formación que esta semana se mostraba en contra de apoyar a Díaz como nueva presidenta.

El Parlamento ha desarrollado durante este miércoles y jueves el debate de investidura para la Presidencia de la Junta, en el que Susana Díaz, que era la única candidata, ha expuesto sus objetivos al frente del Gobierno andaluz, entre ellos, la lucha contra la corrupción. Está previsto que Susana Díaz, que accede a la Presidencia tras la renuncia de José Antonio Griñán, tome posesión del cargo el próximo sábado, con lo que se convertirá en la primera mujer al frente del Gobierno andaluz, algo que ella misma ha calificado como un cambio "histórico".

Susana Díaz tomará posesión del cargo el sábado en un acto que se celebrará en el Parlamento y al que está previsto que asistan el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero; el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y los expresidentes de la Junta de Andalucía. A partir de ese momento, comenzará a trabajar en la configuración de su Gobierno y a contactar con sus futuros integrantes, que, previsiblemente, se conocerán el lunes, según han informado a Europa Press fuentes de la Junta.

Durante su discurso de investidura, Susana Díaz anunció varias medidas de cara al "nuevo tiempo" que se abre en Andalucía, comprometiéndose con combatir con todas sus "fuerzas" la corrupción, que es algo que le "avergüenza". Así, Díaz anunció varias medidas para combatir la corrupción, como una modificación legal para que se fortalezcan y amplíen la competencias de la Cámara de Cuentas de Andalucía, mejorando su capacidad de control, y promover una reforma legal con el objetivo de prohibir las donaciones privadas a los partidos políticos, a través de una iniciativa legislativa que se traslade al Congreso de los Diputados.

La nueva presidenta también se comprometió a impulsará un "acuerdo político" que comprometa, ya que "legalmente no sería posible", a que los cónyuges o parejas de todos los cargos públicos de Andalucía presenten también sus declaraciones de renta y de bienes y actividades, aunque tengan separación de bienes, tanto en el momento de su nombramiento como en el del cese. Asimismo, se marcó como otro objetivo esencial impulsar una "gran iniciativa con amplísimo consenso político, social y ciudadano" para definir "de común acuerdo" una "renovada estrategia de crecimiento económico y social" de Andalucía en la que considera necesario "pasar de la subvención al incentivo".

Garantizó que su futuro Gobierno "de izquierdas" hará una "política económica de reevaluación de los activos, posibilidades y capacidades" de la comunidad autónoma "frente a la devaluación de salarios y empleo que defienden los gobiernos conservadores y neoliberales de la derecha" y con el objetivo de "poner en valor la ética social frente a la ausencia de valores de esa austeridad mal entendida convertida en pretexto para reducir o acabar con los logros sociales", ya que ha defendido que "una economía más competitiva no exige ciudadanos más pobres".

ZOIDO A DIAZ: EL CASO DE ERE ES LO QUE LE HA PERMITIDO LLEGAR A LA INVESTIDURA

El presidente del PP-A, Juan Ignacio Zoido, ha asegurado hoy que el fraude de los ERE irregulares en Andalucía ha sido el asunto que "ha permitido" a la candidata a la Presidencia, Susana Díaz, llegar a la investidura porque José Antonio Griñán "no se va de forma voluntaria ni generosa". En su discurso en el debate de investidura que se celebra en el Parlamento de Andalucía, Zoido ha calificado como una "farsa" que Díaz no hablara del fraude de los ERE ayer en su discurso y ha asegurado que con su llegada a la Presidencia se mantendrá el modelo socialista de los últimos treinta años y no habrá un cambio.

Ha reprochado a Díaz que todo lo que prometió ayer en su discurso de investidura "ya lo habían prometido e incumplido sus antecesores" y le ha reclamado que convoque elecciones anticipadas. Ha dicho que este proceso "es legal pero de dudosa ética política", ya que considera que se trata de una sucesión en el cargo a "dedazo" y que Díaz está unida a Griñán por un "fraude político que comenzó en las pasadas elecciones con la presentación de un falso candidato que tenía previsto dejar el puesto". "Con Griñán solo se ha ido Griñán, pero se mantiene el modelo viciado del PSOE con el que vienen gobernando esta tierra desde hace tantos años", ha añadido Zoido, que ha añadido que "llamar nuevos tiempos a este procedimiento es reirse de los ciudadanos".

Ha augurado que la "huida" de Griñán conllevará que "el auténtico cambio llegue por decisión de los ciudadanos" con la convocatoria de unos comicios que considera que debe ser la primera decisión de Díaz como presidenta "si quiere el respeto de los andaluces". En ese sentido, ha afirmado que si no lo hace "será una presidenta que ha sido elegida por 21.000 firmas de militantes socialistas en una comunidad con más de 8 millones de ciudadanos", ya que "recoger el testigo de Griñán tapándose los oídos a la voz de la calle es un tremendo error".

Ha hecho hincapié en que la próxima presidenta no supone una ruptura con el modelo anterior y ha calificado de "incoherente" que pretenda hacer un "alarde del cambio" quien siempre "estuvo al lado del que ha salido huyendo sin resolver el problema del paro y acorralado por la corrupción". "Chaves le traspasó el poder a Griñán, ahora Griñán se lo ha cedido a Díaz, y mucho nos tememos que todo vaya a seguir igual", ha apuntado el líder del PP-A, quien cree que esa sucesión supondrá una reacción ciudadana que dará una victoria al PP "con el número suficiente para poder gobernar".

Ha criticado que a Griñán "le ha faltado valentía" porque ha salido "por la puerta de atrás y se ha preocupado de abrir otra que le permita seguir aforado ante una posible imputación judicial" por la trama de los ERE irregulares. Ha asegurado que se ve venir el "fin de ciclo" del socialismo andaluz, que está dando "sus últimos coletazos" y que la marcha de Griñán y el "traspaso de poder" solo va a "alargar la agonía".

IU CELEBRA LUCHA CONTRA CORRUPCIÓN, PERO ADVIERTE PREFIERE HECHOS A PALABRAS

El portavoz parlamentario de IULV-CA, José Antonio Castro, ha celebrado la "implacabilidad y radicalidad democrática" contra la corrupción del discurso de la candidata a la Presidencia de la Junta, Susana Díaz, a la que ha advertido que su grupo prefiere "los hechos a las palabras". En su intervención, que ha abierto hoy la segunda sesión del debate de investidura en la Cámara autonómica, Castro ha recordado a Díaz que "tras la experiencia de la comisión de investigación" sobre los ERE celebrada en el Parlamento hace un año, la coalición prefiere "los hechos a las palabras".

Castro ha presentado a IU como "una garantía para hacer políticas de izquierdas, de estabilidad para desarrollarlas, de honestidad y lucha contra la corrupción", sin "ningún tipo de complacencia". IU ha celebrado también la reivindicación de la transparencia en la gestión pública, puesto que "eso contribuye a reconciliar a la ciudadanía con la política" y ha recordado que la generación pasa también por una reforma "hacia una ley electoral más justa que garantice que cada persona es un voto".

Tras resaltar que el discurso de Díaz "vincula" a IU puesto que recoge "el trabajo colectivo del último año" de gobierno, Castro ha instado a la candidata a la Presidencia de la Junta a que acelere las medidas y leyes contempladas en el acuerdo de gobierno puesto que es "urgente" demostrar que "otra política es posible". Así ha afirmado que "no puede esperar el debate pendiente sobre fiscalidad", ya que se necesitan ingresos "para hacer lo que los andaluces necesitan", y ha apostado porque esos ingresos lleguen "desde la progresividad" para que "pague más el que más tiene y reciba más el que más lo necesita".