Sortu rechaza el intento de atentado contra Patxi López y otras "presuntas planificaciones" de acciones violentas de ETA

Sortu ha mostrado su rechazo al intento de atentado que tenía como objetivo al lehendakari, Patxi López, así como a otras "presuntas planificaciones" de acciones violentas por parte de ETA que se han conocido en los últimos días. Tras señalar que "no entiende" la postura de la Abogacía del Estado y la Fiscalía contra su legalización, destaca que su alejamiento de la violencia, "en particular" de la de ETA, es "estratégico y definitivo", y asevera que no es continuidad de organizaciones ilegalizadas.

En un comunicado, la formación abertzale manifiesta, textualmente, que, "desde el respeto a la presunción de inocencia que a todo ciudadano le corresponde como pilar fundamental de un Estado de Derecho, y ante la filtración en diversos medios de comunicación de supuestas y presuntas planificaciones de actividades tendentes a la comisión de actos de violencia contra bienes y personas, entre ellos, al parecer, contra el lehendakari Patxi López", se reafirma en su rechazo "ante cualquier acto de violencia".

Por ello, "en consecuencia y de manera nítida", vuelve "a rechazar los actos de violencia y coacción" producidos la semana pasada en Vitoria y Portugalete "con independencia de su autoría", en referencia a los actos que Interior del Gobierno vasco ha atribuido a la kale borroka y a la amenaza a un candidato del PP a la Alcaldía de la localidad vizcaína, Juan Carlos Castaño, a través de pintadas.

La formación abertzale destaca el derecho que tienen "los sectores independentistas y socialistas de la sociedad vasca a encauzar" su proyecto político "a través de una oferta electoral que permita reflejar con integridad su voluntad democrática".

En este sentido, recuerda que representa "un nuevo proyecto político y organizativo para una nueva fase en Euskal Herria con el objetivo de alcanzar y consolidar la paz, la justicia y la democracia".

"Desde la legitimidad que nos otorga un importante sector de la sociedad vasca y por vías exclusivamente políticas y democráticas, no hemos nacido para dar continuidad organizativa ni funcional a partidos ilegalizados, sino para dar vida a una formación política con principios y compromisos que son un punto de inflexión en la trayectoria de la izquierda abertzale", ha indicado.

Sortu asegura que "este proyecto político y organizativo ha manifestado un rechazo inequívoco de la violencia", y ha explicitado "abiertamente y sin ambages, que, en ese rechazo, se incluye a la violencia de ETA".

"Hemos rechazado cualquier connivencia con organizaciones que ejerzan cualquier tipo de violencia, amenaza o coacción y hemos dicho que en Sortu no puede participar, ejercer responsabilidad o representarla, quien no asuma explícitamente esos principios y compromisos", ha remarcado.

Por ello, "en consecuencia y de manera nítida", vuelve "a rechazar los actos de violencia y coacción producidos la semana pasada en Gasteiz y Portugalete con independencia de su autoría", en referencia a los actos que Interior del Gobierno vasco ha atribuido a la kale borroka.

Asimismo, manifiesta que, "desde el respeto a la presunción de inocencia que a todo ciudadano le corresponde como pilar fundamental de un Estado de Derecho, y ante la filtración en diversos medios de comunicación de supuestas y presuntas planificaciones de actividades tendentes a la comisión de actos de violencia contra bienes y personas, entre ellos, al parecer, contra el lehendakari Patxi López,

reafirmarnos en nuestro rechazo ante cualquier acto de violencia".

"TORTURAS Y PERSECUCION POLITICA"

"Nuestro rechazo a la violencia no se efectúa desde posiciones de equidistancia entre distintas vulneraciones de derechos humanos, sino desde el repudio de todas y cada una de ellas. En este sentido, también nos sumamos a la preocupación y firme rechazo ante las nuevas y graves denuncias de episodios de tortura y el mantenimiento de la persecución política y judicial contra militantes independentistas", ha indicado.

Por ello, se adhiere "a las voces que, desde la sociedad vasca e incluso desde instancias internacionales como Amnistía Internacional o Naciones Unidas, solicitan el fin de la detención incomunicada".

En este contexto, señala que "estos principios no son retóricos ni pretenden ser, en absoluto, un movimiento táctico o un mero cumplimiento formal de la legalidad con un carácter instrumental para dar cuerpo a organizaciones ilegalizadas".

"No se trata de un alejamiento coyuntural de la violencia, sino estratégico y definitivo. Lo estratégico y sustancial es el rechazo a la violencia, lo coyuntural, sin quitarle relevancia, es la creación de un nuevo instrumento político electoral", ha añadido.

Por ello, reitera que, junto "con el resto de agentes políticos, sindicales y sociales", quiere "contribuir a la desaparición de cualquier violencia y en particular a la de ETA", y añade que lo quiere "hacer de forma activa". "Sortu quiere comprometerse en ese anhelo común de la sociedad vasca, para que nadie ni nunca utilice la violencia en la defensa o apoyo de ideas o proyectos políticos", asevera.

De esta forma, insiste en que quiere "contribuir a una paz sinónimo de justicia y democracia, una paz basada en el respeto a la voluntad democrática de la sociedad vasca, una paz pivotada en el desarrollo igualitario y sin coacción alguna de todos los proyectos políticos". PAZ

La formación abertzale entiende "que el fin de la violencia no tiene precio político", pero considera que "la paz es algo más que el fin de la violencia y tiene que estar sustentada en el respeto a todos los derechos individuales y colectivos de los hombres y mujeres de Euskal Herria".

"Nuestra formación política supone una ruptura con organizaciones del pasado, tanto por los principios y compromisos democráticos asumidos en nuestros estatutos, como por el modelo de organización y funcionamiento de la nueva estructura política", añade.

Asimismo, se marca como objetivo "encauzar por vías exclusivamente políticas y democráticas un espacio social independentista y progresista de la sociedad vasca y aportar a la paz, a la democracia y a un cambio político y social".

En esta línea, señala que no entiende "la negativa del Ministerio del Interior a registrar Sortu ni la actuación de la Fiscalía y Abogacía del Estado, entorpeciendo" su legitimo derecho "a la inscripción en el Registro de Partidos Políticos y consecuente legalización".

"Tenemos derecho a ser legales porque cumplimos la Ley de Partidos en todos sus términos, así como las interpretaciones que de ella ha realizado el Tribunal Supremo, y porque nuestra futura actividad será coherente con los principios y compromisos estatutarios, sin que deban exigirse rechazos no previstos legalmente, planteamientos morales o expresión de determinados sentimientos, sino única y exclusivamente actividades legales y democráticas", manifiesta.

A su entender, se vive "un momento histórico para empezar a construir un futuro de paz y soluciones definitivas a tantos años de sufrimiento y confrontación". "Nuestro compromiso es y será que el enfrentamiento y el sufrimiento sean sustituidos por la palabra, la democracia y la reconciliación", apunta.

ZAPATERO VE LA DECLARACION MEJOR QUE EL SILENCIO

Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha valorado la última declaración se Sortu, asegurando que este gesto es mejor que el silencio, pero ha insistido en que mientras la banda terrorista no desaparezca, tendrán dificultades para ser legales.

"La declaración de hoy es mejor que el silencio, que era lo habitual, cuando no el apoyo, que rechacen algo tan salvaje y vil como la planificación de atentados o asesinatos", ha reconocido el presidente, quien al preguntarse si estas declaraciones de Sortu "influyen en su reconocimiento como partido", ha matizado que "las leyes son igual ayer, que antes de ayer y que hoy.

"Es la misma ley y por tanto saben perfectamente que en la voluntad democrática, que es la voluntad del legislador en última instancia, está una idea: para hacer política democrática fuera ETA, que ETA termine, que se acabe, que no exista ETA, eso es lo que está en la voluntad del legislador", ha explicado el presidente en una rueda de posterior a la cumbre hispanopolaca. Así, ha defendido que "tienen que saber que, con ETA viva, tendrán dificultades".

En ese sentido, ha precisado que la voluntad democrática "no es lo que diga un Gobierno o una mayoría política, es la voluntad de la sociedad, son los principios que debemos defender, los principios de la libertad".

EL PP DICE QUE SORTU SIGUE EL GUION DE ETA

El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, cree que Sortu sigue "un guión diseñado por ETA" para colarse en las próximas elecciones municipales y forales, y ha reclamado que se evite que haya "testaferros" de la banda en los comicios.

En los pasillos del Parlamento vasco, Barreda se ha referido, de esta forma, al comunicado de Sortu, en el que ha mostrado su rechazo al intento de atentado que tenía como objetivo al lehendakari, Patxi López, así como a otras "presuntas planificaciones" de acciones violentas por parte de ETA.

A juicio del representante del PP, "estamos ante la prueba del funcionamiento de una política antiterrorista pactada y acordada, que se ha puesto como objetivo acabar definitivamente con ETA" y se asiste a "los frutos de esa coherencia en la aplicación de esa política".

El portavoz de los populares vascos ha puntualizado que "los frutos y la coherencia se ven en la evaluación del funcionamiento y de la eficacia de la Ley de Partidos para garantizar las libertades".

EL PSE DICE QUE EL RECHAZO DE SORTU A LA VIOLENCIA ES UNA BUENA NOTICIA

Por su partee, el portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, ha dicho hoy que el rechazo de Sortu a la violencia es una "buena noticia" que va en la "buena dirección".

Pastor ha opinado, en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento Vasco, sobre el comunicado de Sortu en el que el partido de la izquierda abertzale afirma, sobre los planes de ETA para atentar contra el lehendakari, Patxi López, que rechaza "cualquier acto de violencia".

Preguntado por si las afirmaciones de Sortu dan a este partido más credibilidad, Pastor ha respondido que va en la "buena dirección" y reafirma la "política, la estrategia y la gestión" de los gobiernos español y vasco en materia de terrorismo.

"Es evidente que han hecho un ejercicio que era una reclamación unánime de toda la sociedad vasca", en referencia a que Sortu para ser creíble en su apuesta por las vías políticas tenía que "demostrarlo con hechos", ha señalado.

Ha considerado que con la postura expresada por Sortu en su comunicado se demuestra que la política de exigencia democrática funciona y que "ha hecho ver a este mundo que no hay otra salida para poder hacer política que usar exclusivamente la voz y la palabra".

Pastor también ha hecho un llamamiento, "hoy más que nunca", a todas las fuerzas políticas para "mantener el sentido común, la cabeza fría y la responsabilidad necesaria" para, desde la unidad democrática, hacer posible "que entre todos" se gestione el "nuevo tiempo que se puede abrir en Euskadi cuando ETA desaparezca definitivamente".