Sólo el PSOE apoya la "Ley Sinde" que permite el cierre de webs

El Gobierno defiende en el Congreso la Ley que permitirá el cierre de páginas de Internet para proteger a los autores. La denominada Ley Sinde puede ser rechazada previsiblemente en el trámite parlamentario incluida en la Ley de Economía sostenible, y en medio de una monumental tormenta de críticas y protestas en la RED.

Los socialistas defienden que la normativa no va contra nadie, pero su articulado permite que cualquier web que facilite el acceso o intercambio de archivos pueda ser clausurada. El PP anuncia que votará en contra, el PNV también se desmarca de esta ley restrictiva, y si lo hace también CiU no se aprobará.

Así, el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, José Antonio Alonso, señaló hoy que la llamada "ley Sinde", que prevé el cierre de páginas web que vulneren los derechos de propiedad intelectual en un proceso rápido que dura menos de cuatro días, "no va contra nadie, sino a favor de todos".

En una rueda de prensa celebrada en la Cámara Baja tras la Junta de Portavoces, Alonso dijo que el proyecto de la ley en la que se recoge la denominada "ley Sinde" "busca el equilibrio claro entre los derechos de unos y de otros".

Explicó que la polémica "ley Sinde" establece "claramente que sólo se pueden cerrar páginas web cuando sean ilegales y previa autorización judicial, que es lo que se hace en un Estado de Derecho".

González Sinde ha advertido además que la nueva Ley de Economía Sostenible no tiene "nada que ver" con la libertad de expresión ni afecta a las opiniones personales que cualquier usuario de internet vierta en un 'blog'. Así, la ministra ha asegurado que no se pretende criminalizar a los usuarios.

"Somos el único país de nuestro entorno que vive en la era de internet con la misma legislación que hace 20 años se empleaba para el consumo analógico, y el único que tiene un ADSL potente y unas reglas de juego enclenques e inexistentes, y eso es insostenible", ha manifestado este martes la ministra de Cultura, Angeles González-Sinde, durante una comparecencia en el Senado.

Según ha señalado la ministra, "para que los ciudadanos puedan acceder libremente a los contenidos culturales debe existir una oferta "legal y asequible, pero no indiscriminadamente gratis a través de las copias adquiridas", ya que esto "estrangula al futuro y condena a la cultura al servilismo comercial".

El PP NO APOYARA LA LEY SINDE Y DICE QUE TIENE UNA ALTERNATIVA

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado que no apoyará la ley si la enmienda que ha registrado a ese texto es rechazada. Y es que, según ha defendido, los 'populares' han presentado una alternativa en este sentido "equilibrada" porque protege la propiedad intelectual y aboga por buscar un procedimiento que dé todo tipo de garantías a los internautas.

Por su parte, el Portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, ha asegurado este lunes que pedirán la votación por "separado" en el punto del dictamen que afecta a la ley Sinde y asegura que se pronunciarán "negativamente" ante esta disposición "por motivos de forma y de fondo".

En declaraciones a los medios antes de comenzar la reunión de la Junta de Portavoces, el portavoz del PNV ha manifestado que la solución que se arbitra "no es la idónea".

En esta misma línea, ha precisado que es necesario "reflexionar mucho más sobre la convergencia de las nuevas tecnologías con la defensa de la propiedad intelectual, ambos bienes dignos de ser protegidos por el ordenamiento jurídico".

Por su parte, CiU tambien votará en contra de la Ley, tras no llegar a un acuerdo "global" sobre su contenido con el PSOE, ha asegurado el portavoz del grupo catalán Josep Sánchez Llibre.

Tras el debate en la Comisión de Economía del Congreso, CiU ratificó su oposición a toda la ley y confió en el trámite en el Senado para alcanzar un consenso que no ha sido posible en la Cámara Baja.

LOS INTERNAUTAS EN PIE DE GUERRA

La páginas 'web' del Congreso de los Diputados y la SGAE han sucumbido, a primera hora de la mañana, al ataque masivo convocado por el blog 'Anonymus' para protestar contra la posible aprobación de la disposición conocida como 'Ley Sinde' en la Cámara Baja.

Los ataques virtuales se unen a los registrados este lunes contra las portales de CiU, PNV y el PP, que permanecían inaccesibles a las 19.00 horas, y también en la propia 'web' del Congreso de los Diputados, que fue inutilizada anoche pero consiguió restablecerse.

La 'web' del PSOE es la única que resiste hasta el momento al ataque masivo, convocado a partir de las 18.00 horas del lunes, en protesta por la posible aprobación de la disposición, que permitiría el cierre de páginas que atenten contra la propiedad intelectual.

La 'ciberprotesta' consiste en un ataque de denegación de servicios distribuidos basada en lanzar numerosas peticiones a un servidor que aloja una 'web', de forma que el servicio de hosting no puede soportar la carga de peticiones y el servicio queda suspendido.

Asimismo, la página 'web' del PSOE ha cambiado su portada para explicar a los internautas "la Disposición Final 2 de la Ley de Economía Sostenible y qué dice en su redactado actual", precisando que "no se cerrarán páginas 'web' sin autorización judicial".