Sebastián, sobre la subida de la luz: supondrá "poco más que el precio de un café"

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha asegurado que la Tarifa de Ultimo Recurso (TUR) de la luz subirá en enero un 9,8% por una cuestión de "necesidad y responsabilidad", y que el Gobierno "trabaja para que no se repitan estos incrementos".

En una rueda de prensa celebrada en la sede de su ministerio, Sebastián defendió la subida como una medida "necesaria" para responder al problema "coyuntural" de la subida del crudo y al "estructural" del déficit de tarifa, que se está convirtiendo en un "factor de inestabilidad" para el sistema eléctrico.

El ministro aseguró que la subida de enero supondrá "poco más que el precio de un café" por persona al mes, y acto seguido cifró este incremento en 1,7 euros mensuales para cada uno de los consumidores de un hogar medio. Industria calcula que cada hogar pagará 3,2 euros más al mes.

Además, aseguró que en la revisión de enero el Gobierno intentará no subir la tarifa. En ese momento habrá previsiblemente una bajada en el precio de la energía que Industria aprovechará para subir la parte de los costes regulados y, con ello, evitar que se dispare la deuda eléctrica.

Junto a esto, adelantó que el Gobierno, con el real decreto ley de la semana pasada de medidas urgentes, no prevé nuevos recortes significativos en los costes del sistema eléctrico en lo que queda de legislatura y mostró su confianza en que la primera colocación del déficit de tarifa pueda realizarse en enero.

FACUA DENUNCIA QUE LA SUBIDA SUPONDRÁ EL DOBLE DE LO CALCULADO

Por su parte, Facua-Consumidores en Acción calcula que la subida en la tarifa de la luz en enero supondrá un encarecimiento de 6,77 euros al mes para el recibo eléctrico de un consumidor medio, lo que supone más del doble de los 3,2 euros al mes anunciados por el Gobierno.

En concreto, la subida aplicada en la Tarifa de Ultimo Recurso (TUR) obligará al consumidor medio a pagar 5,46 euros más al mes, a lo que se debe añadir el incremento asociado a los impuestos sobre electricidad, que representan un 24%, así como al IVA.

De esta forma, el incremento supondrá un encarecimiento anual del recibo de 81,24 euros, lo que hará que los usuarios deban pagar un 10,2% más de lo que desembolsan con la tarifa vigente.

El usuario medio estudiado por Facua para realizar su cálculo tiene una potencia contratada de 4,4 kilovatios (kW) y un consumo mensual de 366 kilovatios hora (kWh). Esta cifra es el resultado de un análisis efectuado por la asociación sobre más de 50.000 facturas eléctricas.

La asociación ha analizado dos facturas consecutivas de 25.291 usuarios domésticos, recogiendo así el consumo real de dos meses, comprendidos entre noviembre y febrero, en viviendas ocupadas.

Según publica hoy el BOE, el precio del kWh pasará a ser en enero, redondeando a dos decimales, de 17,37 céntimos (14,0069 céntimos más el 24,03% que representan los impuestos sobre la electricidad y IVA). El término de potencia se mantendrá en 2,13 euros (1,719427 más impuestos indirectos) por kW.

MONTORO DA POR FINIQUITADA LA POSIBLILIDAD DE UN PACTO ENERGÉTICO CON EL GOBIERNO

El portavoz económico del PP en el Congreso de los Diputados, Cristóbal Montoro, ha reprochado al Gobierno que dijera ayer que la subida de la luz viene a corregir un déficit tarifario heredado de la gestión del PP, y ha advertido de que esta "falsedad" hace más difícil un acuerdo energético entre Gobierno y oposición.

En declaraciones a los medios, Montoro se refirió a las declaraciones del vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, quien afirmó ayer que el Ejecutivo socialista trata de arreglar con la última subida de la luz, próxima al 10%, "la hipoteca que el Gobierno del Partido Popular firmó en nombre de los consumidores sin que lo supieran y que mensualmente les cobra".

"El Gobierno está confundiendo a la opinión pública. Después de lo de ayer, *alguien cree que puede haber un pacto político?", aseveró Montoro, antes de añadir: "Seguro que Chaves no sabía lo que estaba diciendo, pero le da igual".

Según explicó, con un gráfico de datos extraídos de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) en la mano, el déficit tarifario tan sólo se disparó en poco más de 1.000 millones de euros en 2002, cantidad que fue titulizada, y quedó absorbido en los años 2003 y 2004, antes de repuntar en 2005 con el gobierno socialista, hasta los 3.830 millones de euros.

"Exigimos al Gobierno que diga la verdad", apuntó Montoro, quien incluso desveló que tras las declaraciones de ayer llamó personalmente al ministro de Industria, Miguel Sebastián, para pedirle explicaciones.

LA SUBIDA DE LA LUZ NO SOLUCIONA NADA

El portavoz económico del PP insistió además en que la subida de la luz a partir de enero "no resuelve el déficit tarifario", que alcanza los 25.500 millones de euros. Según argumentó, el incremento de la factura responde a un aumento de los costes del petróleo, con lo que "el problema va a continuar".

Dicho esto, Montoro apostó por hacer una reforma energética que pondere los costes de las diferentes fuentes de energía "sin entrar en ideologías".