Santamaría lamenta que Casado no acepte integrarse pero ella seguirá intentándolo

Santamaría y Casado se reúnen a 3 días del congreso que elegirá al sucesor de Rajoy

Los dos candidatos a presidir el PP, Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, se han reunido esta mañana en la sede del partido, en la calle Génova en Madrid, en un encuentro que ha tenido un tono "cordial", según han informado fuentes de la candidatura de la exvicepresidenta del Gobierno. El encuentro ha sido "discreto" dentro de los contactos que Santamaría ha dicho que quería mantener con Casado para estudiar la posibilidad de esta candidatura de integración, que el vicesecretario de Comunicación del partido ha rechazado en varias ocasiones porque quiere ir hasta el final en este proceso interno.

En la última semana, Sáenz de Santamaría ha apelado a la necesidad de llegar a ese cónclave con una lista de unidad e integración, una oferta que hasta ahora ha rechazado hasta ahora Casado, que cree que las normas del propio congreso establecen una segunda vuelta y que hay prácticamente un empate técnico entre los dos candidatos.

Se trata de la segunda ocasión en que la que ambos se encuentran durante este proceso para liderar el partido, tras coincidir la semana pasada en la cena del grupo parlamentario.En aquella ocasión, solo charlaron durante unos minutos pero sin abordar la cuestión fundamental: la posibilidad de ir al congreso extraordinario con una candidatura unitaria que Casado descarta.

SANTAMARÍA INSISTE EN TRABAJAR PARA UNIR

La candidata a la Presidencia del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado hoy que su rival, Pablo Casado, "debería escuchar a los militantes", que son los "dueños" del partido y decidieron en la primera vuelta darle más apoyos a ella. En declaraciones en el Congreso, Sáenz de Santamaría ha asegurado que desconoce si como publica el diario El Mundo Mariano Rajoy pidió a María Dolores de Cospedal que apoyase una lista de integración que encabezase la vicepresidenta. No tengo ni idea, a mí desde luego no me ha pedido nada ni me ha dicho absolutamente nada y yo puedo hablar por mí", ha dicho la candidata.

Más tarde, en declaraciones a RNE, ha añadido que no es ella la que tiene que dar explicaciones sobre lo publicado, porque esas afirmaciones "afectan a "afectan a María Dolores" y no a ella, que desde "el minuto cero" ha pedido "unidad" en el partido.

"Respeto las ambiciones personales de cada uno pero es más importante la ambición de partido", ha dicho también sobre Casado, para insistir en que ella se queda "con la voz de los afiliados" que "por primera vez" han hablado y la hicieron ganadora de la primera vuelta.

Tampoco sabe si Rajoy está enfadado, como se subraya en esa información, por las críticas de Pablo Casado a su gestión. En sus declaraciones en el Congreso ha apuntado en este sentido que no ha hablado con el presidente del partido estos días en los que ella va "de la ceca a la meca por toda España" haciendo campaña, y no tiene "mucho tiempo de hablar con nadie"

Antes, ha apuntado que del PP son "dueños los afiliados" y "los afiliados han hablado" y han dicho que "hay una persona", que es ella, "que tiene más apoyos" y que "concita esa confianza de la militancia".

Tampoco le consta a Soraya Sáenz de Santamaría que haya un grupo de exministros de Rajoy contrarios a su candidatura que se hayan reunido o vayan a comer juntos para trabajar en pro de Casado."Yo trabajo a favor, este partido se construye trabajando a favor; no hablo de los demás, nosotros trabajamos y comemos a favor", ha añadido.

En sus declaraciones posteriores en RNE, Soraya Sáenz de Santamaría ha insistido en que piensa trabajar por la unidad del partido "hasta el final". "Sin que nadie me lo diga, como yo he aprendido de Mariano Rajoy y antes de José María Aznar y de Manuel Fragha, que trabajaban para unir", ha añadido.

CASADO ASEGURA QUE RAJOY "QUERÍA UN CONGRESO LIBRE EN EL QUE INTEGRÁRAMOS DESPUÉS DE VOTAR"

Pablo Casado, candidato a la Presidencia del Partido Popular, aseguró este martes que el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy "quería un Congreso libre en el que integráramos después de votar", respetando así la decisión de los compromisarios en la segunda vuelta de las primarias que se disputa con Soraya Sáenz de Santamaría.

Así se pronunció en los pasillos del Congreso, donde opinó que el todavía líder del PP está siendo "un señor" al mantener "la neutralidad" en todo momento. "Ya hemos conseguido que cinco de los seis candidatos estemos integrados y trabajemos conjuntamente", dijo tras sumar a su proyecto a María Dolores de Cospedal, José Manuel García-Margallo, Elio Cabanes y José Ramón García-Hernández.

"Me comprometo que después del Congreso también integraremos a Soraya Sáenz de Santamaría, porque es lo mejor que tenemos en el partido y su equipo también lo es", declaró Casado, antes de remarcar que su intención es trabajar "juntos" pero en base a lo que decidan los 3.084 compromisarios llamados a votar en el cónclave de la sucesión este sábado, 21 de julio.

Trasladó a Sáenz de Santamaría, su 'rival' en las primarias, todo su "respeto y admiración" por lo que ha hecho en el Gobierno, aunque ahora "no tenemos que contar apoyos en el PSOE, sino contar apoyos entre los compromisarios", consideración que hizo después de que el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero ensalzase a la candidata al liderazgo del PP.

El que fuera vicesecretario general de Comunicación insistió en que los populares demandan un "cambio de etapa en constructivo" y se mostró convencido de que se impondrá en la votación del sábado. El objetivo, prosiguió, es "salir cuanto antes a ganar" al PSOE y para ello "el PP es más necesario que nunca".

COSPEDAL HA CONVERSADO CON RAJOY AUNQUE NIEGA HABER ABORDADO LA INTEGRACIÓN

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha reconocido hoy que ha mantenido una conversación con el presidente del partido, Mariano Rajoy, tras la primera vuelta del proceso interno para elegir a su sucesor, pero asegura que no habló con él de una candidatura de integración. Así lo explica en una carta que ha remitido hoy a los diputados de su grupo, a la que ha tenido acceso EFE, en la que Cospedal, que sigue como secretaria general del partido pero sin ejercer sus funciones desde que se presentó como precandidata para liderar el PP, se refiere a un información publicada hoy por El Mundo.

En la misiva, para "desmentir" esta información ante todos los diputados del grupo, puntualiza que "no niega" la conversación mantenida con Rajoy, aunque sí que el contenido de la misma haya sido sobre una candidatura de unidad con Pablo Casado y Soraya Sáenz de Santamaría.

En todo caso, asegura que ella no ha contado esta conversación, como "nunca" cuenta ninguna, y aclara que lo que niega es el supuesto contenido que ha salido publicado sobre esta charla.

Por su parte, el que fuera candidato a la Presidencia del PP José Manuel García-Margallo ha señalado este martes que no le consta que el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy haya pedido una lista de integración y ha defendido que los compromisarios puedan elegir entre proyectos distintos. "Unas primarias son eso, unas primarias", ha dicho. "A mi no me consta una lista de unidad, pero sí que todos los candidatos creemos que unas primarias son eso, unas primarias, y eso implica la confrontación de proyectos distintos y alternativas diferentes para que los compromisarios puedan elegir con conocimiento de causa", ha dicho.

En este sentido, el también exministro de Asuntos Exteriores ha abundado en que no conoce primarias que se resuelva con lista de integración. "Si hay proyectos distintos, estos proyectos se confrontan y la palabra corresponde a los compromisarios", ha concluido.

CIFUENTES ESPERA QUE CASADO SEA EL ELEGIDO

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes ha expresado hoy su apoyo al diputado por Ávila Pablo Casado como futuro presidente del PP, ya que, según ella, representa "la renovación" del partido y "siempre" ha defendido sus "valores".

A través de la red social Twitter, Cifuentes ha manifestado su deseo de que sus "compañeros" del PP "acierten este fin de semana" en el que tienen que elegir al sucesor de Mariano Rajoy."Por el bien de España y por quienes confían en nuestro proyecto. Ojalá salga elegido Pablo Casado", agrega la expresidenta madrileña, quien dimitió el pasado 25 de mayo tras el escándalo de su máster y la publicación de un vídeo en el que se le atribuía un supuesto hurto en un supermercado en 2011.