Santamaría dice que el Gobierno intentará que la subida de la luz sea moderada

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha recalcado este miércoles que el Ejecutivo siempre intenta que las subidas de las luz sean "moderadas" y el ministro de Industria, José Manuel Soria, ha asegurado que no podía concretar cuánto va a incrementarse el recibo a partir de enero porque eso depende de una subasta que aún no se ha realizado.

Esa nueva subida de la luz y la negativa del Gobierno a estudiar la aprobación de una tregua invernal para que no se pueda cortar el servicio eléctrico a los hogares empobrecidos en determinados meses han estado presentes en la última sesión de control de este año en el Congreso, tanto dentro como fuera del hemiciclo.

En los pasillos, al titular de Industria, quien hace semanas había asegurado que el Gobierno no tocaría la parte del recibo eléctrico que le corresponde fijar, se le ha pedido que concretarse cuánto más se va a tener que pagar por la luz el año que viene y si no ha podido evitar esa nueva subida.

"Era inevitable", se ha limitado a contestar Soria, sin dar datos sobre a cuánto ascenderá exactamente el alza alegando que eso dependerá de la subasta que han de realizar las propias compañías eléctricas. De entrada, la parte regulada subirá un 2%, muy por encima del IPC anual, y todo ello pese a que el Ejecutivo se había comprometido a evitar variaciones al alza.

También la 'número dos' del Gobierno ha aludido a esa subasta pero, al ser interrogada por los periodistas, ha garantizado que el Gobierno siempre trata de controlar que sean "subidas moderadas" porque es consciente de que "la situación no es fácil" y de que el aumento del precio de este servicio "siempre" parece demasiado.

EN ABRIL SE PUDO BAJAR

De hecho, ha recordado que en abril se pudo bajar el recibo y que desde el Ejecutivo se está haciendo "un esfuerzo para que el coste del déficit tarifario sea asumido entre el Estado y las compañías" y se avance hacia un sistema estable, habida cuenta de que la electricidad es un "servicio esencial" también para la competitividad de la economía española.

Eso sí, como había hecho previamente en el Salón de Plenos en respuesta a la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, la vicepresidenta ha vuelto a culpar de esta situación a la herencia que dejó el Gabinete Zapatero. "Nos encontramos un déficit de 23.000 millones y una acumulación de subidas de la luz, en los 7 años anteriores a este Gobierno, del 67 por ciento", ha detallado.

Las mismas cifras se las había soltado minutos antes a la portavoz del PSOE incidiendo en que esos 23.000 millones déficit "dan para pagar muchas facturas". Y es que Soraya Rodríguez había aprovechado su pregunta de control para reprochar a Sáenz de Santamaría que el PP no permitiera este martes tramitar la propuesta de la Izquierda Plural (IU-CV-CHA) sobre pobreza energética.

"¿Por qué un Gobierno que es capaz de garantizar con más de 65.000 millones un banco malo y las grandes constructoras no lo es de garantizar que durante los meses de invierno a los hogares empobrecidos no se les corte la luz, el gas y la calefacción?", interrogó Rodríguez, una pregunta que chocó con otra de la vicepresidenta: "¿Y eso por qué no se les ocurrió en sus siete de Gobierno?".

También el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, fue interpelado por la subida de la luz dentro del hemiciclo por el líder de Izquierda Unida, Cayo Lara, que no obtuvo respuesta porque el jefe del Ejecutivo obvió sus comentarios.