Sanciones más duras para las comunidades que reincidan en déficit excesivos

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho hoy que el acuerdo que han trasladado patronal y sindicatos al Gobierno es sobre "temas puntuales e insuficiente", y ha subrayado que los agentes sociales tienen hasta el lunes para alcanzar un pacto.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáénz de Santamaría ha dicho que el acuerdo que los agentes sociales han presentado está limitado a la solución extrajudicial de conflictos, a cuestiones relacionadas con las mutuas de trabajo, la formación profesional o la racionalización de los "puentes".

Sin embargo, ha destacado que no se han puesto de acuerdo en los temas "troncales" de la reforma: la contratación, la flexibilidad de las empresas, la negociación colectiva o el absentismo.

La vicepresidenta ha recordado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se reunió con patronal y sindicatos para que alcanzaran un acuerdo antes de la segunda semana de enero y que, por tanto, el próximo domingo acaba el plazo.

"Es cierto que tienen este fin de semana para intentar fortalecer el acuerdo", ha subrayado Sáenz de Santamaría, quien ha dicho que el Gobierno estará pendiente de la evolución de los trabajos, aunque ha insistido en que el lunes acaba el plazo.

Ha reiterado que es una decisión "firme" del Gobierno el llevar a cabo la reforma del mercado de trabajo que "España necesita" y ha asegurado que el Ejecutivo valorará "la profundidad" de los acuerdos que alcancen los agentes sociales.

La vicepresidenta no ha dado más detalles porque, ha dicho, no va a "condicionar" a patronal y sindicatos planteando una propuesta del Gobierno que se conocerá en breve.

LAS SANCIONES A LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS POR DÉFICIT DEPENDERÁN DE LA REINCIDENCIA Y LA GRAVEDAD

Las comunidades autónomas y el resto de administraciones deberán aprobar un techo de gasto previo a sus presupuestos, en tanto que se enfrentarán a eventuales sanciones en función de la reincidencia y gravedad de sus incumplimientos de las normas de estabilidad presupuestaria.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado en rueda de prensa que estas premisas constan en el anteproyecto de la Ley de Estabilidad y Sostenibilidad Presupuestaria que ha presentado hoy el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y que llevará el próximo martes al Consejo de Política Fiscal y Financiera.

El objetivo final es que todas las administraciones públicas presenten equilibrio o superávit, es decir, que el déficit no supere el 0,4 % del PIB, y que su deuda no supere el 60 % del PIB.

Pero hasta que finalice el periodo transitorio, Sáenz de Santamaría ha explicado que el techo de gasto servirá para elaborar los presupuestos y, posteriormente, será cada autonomía la que decida la distribución de los mismos.

Además, este anteproyecto prevé "mecanismos correctores" para devolver a la senda de la estabilidad eventuales desviaciones del déficit o la deuda durante la ejecución del presupuesto.

Estos mecanismos contemplan que cuando haya una desviación en los objetivos de déficit y deuda se establezca una corrección "cuasiautomática" que tendrá como referencia un porcentaje del PIB, y se verá cómo debe solucionarlo la administración responsable.

En función de los baremos de gravedad o reincidencia que establezca el Ejecutivo se definirán las correspondientes sanciones, aún por determinar.

Además, la norma -que responde al acuerdo constitucional pactado por PP y PSOE el pasado agosto- introduce elementos de "transparencia" que permitan conocer el estado del cumplimiento de las obligaciones de estabilidad presupuestaria.

Para ello, todos los proyectos de presupuestos deberán acompañar la equivalencia en términos de deuda o superávit, recoger información sobre niveles de endeudamiento, inversiones de empresas públicas, datos de evolución de la deuda pública, avales otorgados, obligaciones no imputadas al presupuesto y compromisos de gasto derivados de operaciones de pago aplazados.

La norma busca la estabilidad presupuestaria en un horizonte permanente, ha explicado Sáenz de Santamaría, y es por ello que incorpora la palabra "sostenibilidad" a su enunciado, mientras que quiere adelantarse a los futuros requerimientos de gobernanza económica europea.

Preguntada por la posibilidad de que el Estado tenga que acudir al rescate de alguna comunidad autónoma, Sáenz de Santamaría ha señalado que el Gobierno trabajará por la "solvencia" del país y porque todas las autonomías "puedan cumplir sus compromisos y sus responsabilidades".

MONTORO ANUNCIA QUE APLAZA 10 AÑOS LAS DEVOLUCIONES A LAS ADMINISTRACIONES

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha anunciado hoy que aplazará diez años la devolución correspondiente a las administraciones públicas para que éstas puedan promover la financiación que necesitan "con urgencia" en la provisión de los servicios públicos.

Montoro ha calificado la Ley de Estabilidad Presupuestaria aprobada hoy en el Consejo de Ministros como "muy importante", para recuperar el equilibrio presupuestario y la sostenibilidad de todas las administraciones públicas, de las comunidades, ayuntamientos, diputaciones y en general del sector público en España.

El ministro, que ha intervenido hoy en la inauguración de la convención regional del PP que se celebra en Málaga hasta el domingo bajo el lema "El cambio andaluz", ha dicho que esta ley devolverá la confianza a los españoles y la capacidad de que los emprendedores y autónomos puedan volver a financiarse.