Sánchez traslada su "no" a Rajoy en una reunión de apenas media hora

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, aseguró este lunes que ve "más razones que nunca" para mantener su voto en contra de la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, ya que el acuerdo con Ciudadanos "perpetúa" las políticas del PP. Sánchez compareció en rueda de prensa después de poco menos de media hora de reunión con Rajoy en el Congreso de los Diputados, un día antes de que comience el debate de investidura.

REUNIÒN PRESCINDIBLE

El líder socialista aseguró que la reunión fue "perfectamente prescindible", porque, a pesar de su disposición a acudir a las llamadas del candidato a la investidura, la única intención de ese encuentro por parte de Rajoy era "escenificar" su tesis de que la responsabilidad del fracaso en la investidura es del PSOE. El responsable del PSOE se apresuró por ello a dejar claro de que Rajoy es quien tiene la responsabilidad de intentar formar Gobierno conformando una mayoría suficiente para ello, y si no lo logra es por su "incapacidad" para articular esa negociación.

Subrayó que los socialistas han sido "muy claros" desde el comienzo, al reconocer que el PP ganó las elecciones y es "tiempo de Rajoy" para intentar llegar a acuerdos y al subrayar la existencia de "dos bloques", uno conservador y otro de fuerzas "de cambio". Lejos de valorar el acuerdo del PP y con Ciudadanos, Sánchez aseguró que su contenido aporta al PSOE "más razones" para mantener su voto en contra, porque "no rectifica de manera clara y contundente elementos nucleares" de las políticas del PP, como la reforma laboral, la "contrarreforma educativa" o la necesaria reforma constitucional, que posterga "sine die".

En ese punto, pidió que no se "malinterpreten" ni "retuerzan" sus palabras, porque no se trata de tres condiciones que en caso de modificarse pudieran cambiar la posición del PSOE, sino ejemplos de que ese acuerdo "perpetúa" las políticas del PP. Precisó, además, que el problema de ese acuerdo no es solo lo que hay sino "lo que no hay", lo que sus firmantes "esconden", y como ejemplo subrayó que no preve el detrimento presupuestario que implicará necesariamente el procedimiento de déficit impuesto por la Comisión Europea. A Rajoy "ni le salen los números para su investidura ni le salen las cuentas" de ese acuerdo, sentenció.

"SIEMPRE EN LA SOLUCIÓN"

Subrayó que el PSOE ha sido "respetuoso" con ese tiempo de Rajoy, "hemos dejado hacer" y se ha limitado a criticar la fecha elegida para la investidura por implicar que las nuevas elecciones serían en Navidad, algo que implica un "chantaje" al conjunto de fuerzas políticas y que demuestra "hasta dónde está dispuesto a llegar" el candidato para lograr sus objetivos.

Dejó claro que el PSOE "no se doblega" ante esa actitud y aseguró que los 85 diputados de su grupo votarán "no" a Rajoy, porque "no cuenta con nuestra confianza" dados los "usos y abusos" de su mayoría absoluta y la imposibilidad de que alguien "atenazado" por la corrupción lidere una regeneración.

Sánchez aseguró que después de la segunda votación de investidura, el 2 de septiembre, la responsabilidad "o la irresponsabilidad" de conformar esa mayoría seguirá siendo de Rajoy. Sin embargo, preguntado expresamente por sus intenciones después de esa previsible investidura fallida y los cambios de posición que podrían llegar después de las elecciones en País Vasco y Galicia, Sánchez aseguró que en política siempre hay que tener previstos todos los escenarios que se pueden producir.

De momento, insistió, el momento presente es de la víspera de una "derrota anunciada" de Rajoy. "El PSOE estará siempre en la solución", dijo, sin desvelar la implicación práctica de esa afirmación. Quiso reiterar, además, que la posición del PSOE se ha decidido de forma "colegiada" con debate y democracia internos y respondió con un "sí" a la pregunta de si es también la de todos los dirigentes territoriales del partido.

A pesar de su ambigüedad respecto a sus intenciones futuras subrayó que su responsabilidad es "no engañar" a los ciudadanos e ir informando de los pasos que vaya dando el partido. Sobre la posibilidad de que la investidura fallida de Rajoy despeje otras opciones se limitó a decir: "Cuando lleguemos a ese río, cruzaremos ese puente".

RAJOY GARANTIZA QUE SEGUIRÁ INTENTANDO LA INVESTIDURA

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, aseguró este lunes que seguirá buscando el apoyo del PSOE más allá del 2 de septiembre, después de que los socialistas ratifiquen el no a su investidura, porque es el partido que tiene la "llave" de la gobernabilidad, por "responsabilidad" y porque España "necesita un Gobierno en plenitud de funciones para consolidar la recuperación económica".

El jefe del Ejecutivo en funciones asumió que acudirá a la investidura con 170 escaños (los del PP, Ciudadanos y Coalición Canaria), por lo que necesitaría seis votos afirmativos adicionales u once abstenciones para superar la investidura. "Hemos trabajado y cumplido con nuestra responsabilidad. De otros, solo me queda esperar que lo hagan", sentenció.

Por ello, anunció que seguirá buscando el apoyo del PSOE más allá del 2 de septiembre, después de que los socialistas le nieguen el apoyo a su investidura, porque es el partido que tiene la "llave" de la gobernabilidad, por "responsabilidad" y porque España "necesita un Gobierno en plenitud de funciones para consolidar la recuperación económica".

Por su parte, Rajoy agradeció a Ciudadanos y a Coalición Canaria su "buena disposición", "trabajo" y "actitud" en defensa de los intereses de los españoles. "Hicieron lo que tenía que hacer porque España necesita un Gobierno".

"RIESGO DE QUE NOS TOMEN A BROMA"

El jefe del Ejecutivo en funciones contrastó la actitud de estas formaciones con la de quienes parecen buscar la repetición de elecciones, una situación, dijo Rajoy, "que no había ocurrido nunca en nuestro país ni en Europa desde la Segunda Guerra Mundial". Rajoy llamó la atención sobre el hecho de que España vive una "situación excepcional" que requiere el concurso de "todas las fuerzas políticas". Esto le sirvió para apelar directamente al PSOE a quien advirtió de que "desbloquear no es apoyar, sino permitir algo tan razonable como que haya Gobierno".

Subió el tono contra los socialistas al aseverar que "el PSOE, al menos debería desbloquear esta situación y permitir que el partido que tiene más votos y que se presenta a cinco escaños de la mayoría absoluta pueda gobernar". De "sostenerse en el tiempo" esta situación, continuó, "corremos el serio riesgo de que nos tomen a broma nuestros compatriotas y nuestros aliados en el exterior".

"EL DIÁLOGO NUNCA ES PRESCINDIBLE"

Rajoy mostró su desagrado por el hecho de que Sánchez manifestara que el encuentro entre ambos era "prescindible", ya que el "diálogo por España nunca es precindible y en una situación como ésta por una mayor razón".

El jefe del Ejecutivo en funciones desglosó aquellos aspectos en los que el PP y el PSOE coinciden: unidad de España, defensa de la soberanía nacional y de la igualdad de los españoles, política exterior, europea, de seguridad y los grandes objetivos. "Podremos discrepar de las medidas a aplicar pero no es imposible alcanzar acuerdo. Si no quiere una coalición, que deje gobernar", exclamó.

A su vez, Rajoy dijo que la formación de un Gobierno es "urgente", ya que la situación actual de interinidad puede repercutir "de manera muy negativa" en los "intereses de la economía española y del día a día de los españoles". Explicó que hay que cumplir los compromisos presupuestarios y de estabilidad con Bruselas y presentar los presupuestos del año que viene. "Esta situación de anomalía y bloqueo no conduce más que a hacer daño", comentó.

Rajoy alertó de que la situación actual "empieza a minar nuestra imagen como país", lo que le sirvió para expresar que "España necesita un Gobierno que debe encabezar el PP por respeto a las normas básicas de la democracia. Seguir haciendo elecciones es algo disparatado".

COALICIÓN CANARIA CONFIRMA QUE VOTARÁ POR RAJOY TRAS INCORPORAR EL PP SU "AGENDA CANARIA"

Coalición Canaria (CC) votará a favor de la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno de España en virtud del acuerdo pactado con el PP para incorporar la "agenda canaria" al programa negociado con Ciudadanos, ha confirmado hoy su secretario general, José Miguel Barragán.

"Sí, en la primera votación nosotros votaremos sí" a la investidura de Rajoy, ha declarado Barragán, que ha matizado que ese respaldo de su organización está solo pendiente de que el acuerdo PP-CC sea rubricado y presentado formalmente por ambos partidos, en un acto que está previsto convocar mañana en Madrid, en dependencias del Congreso de los Diputados.

Si bien ha insistido en que, después de que a lo largo de este fin de semana se debatieran con los populares algunas precisiones al texto inicialmente pactado por indicaciones del Consejo Político de CC, que lo analizó el sábado por la mañana, "se ha cerrado un documento definitivo" que "ya está acordado", por lo cual "el acto de firma no dejar de ser un acto de tener un documento firmado".

El dirigente nacionalista ha aclarado en todo caso que, aunque incluye compromisos para mejorar la financiación estatal que se destina al archipiélago, el alcanzado "es un acuerdo de investidura, no es un acuerdo de legislatura con el Partido Popular", por lo que el apoyo a iniciativas, legislativas o no, de su hipotético gobierno tendrían que negociarse en su momento. "Estaremos a disposición de la negociación que en cada momento se produzca sobre cada proyecto de ley o sobre la misma base de los Presupuestos Generales del Estado", ha dicho al respecto.