Sánchez solo prevé referéndum para un nuevo Estatut, no para la independencia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sólo prevé que pueda haber un referéndum en Cataluña para un nuevo Estatut y mejorar su autogobierno, pero no para la autodeterminación.

Sánchez, en una entrevista en la SER, ha insistido en la necesidad de mantener el diálogo y ha asegurado que el Gobierno no se levantará de las comisiones bilaterales que ha retomado con la Generalitat diga lo que diga mañana en una conferencia el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

"Lo único que espero es que acierte, que muestre compromiso", ha señalado Sánchez, quien no tiene en mente ahora aplicar de nuevo el artículo 155 de la Constitución.

Pero ha resaltado que es "un instrumento perfectamente constitucional y legítimo para volver a reubicar a Cataluña en la legalidad, el Estatuto y la Constitución" y que si fuera necesario volver a utilizarlo "el Gobierno de España actuará".

Para el jefe del Ejecutivo, la votación que debe haber en Cataluña "no puede ser por la independencia o la autodeterminación, sino por un fortalecimiento del autogobierno, que es lo que -ha asegurado- mayoritariamente aglutina al conjunto de la sociedad catalana".

Al plantearle si eso pasa por un referéndum, lo ha confirmado precisando el objetivo de esa consulta: "Sin duda alguna. Es un referéndum por el autogobierno, no por la autodeterminación".Y eso ha confirmado que pasa por la votación de un nuevo Estatut porque ha resaltado que el que existe en la actualidad no fue votado por Cataluña y eso supone un problema político.En esa línea, tras defender la ley y el diálogo para resolver la crisis catalana, ha sintetizado en tres palabras su propuesta para Cataluña: autogobierno, Constitución y Europa.

El president Torra ha dicho hoy mismo que durante el verano ha intercambiado mensajes con Sánchez, y el jefe del Gobierno ha añadido que también han hablado por teléfono, entre otros motivos, por los actos del 17 de agosto en recuerdo de las víctimas de la acción terrorista de hace un año en Barcelona y Cambrils. "Es lógico", ha añadido.

CONSEJO DE MINISTROS EN BARCELONA ENTRE OCTUBRE Y NOVIEMBRE

El presidente del Gobierno ha considerado que el otoño de 2018 no puede servir para ahondar en las heridas del otoño del año pasado, sino para "curarlas". En ese contexto ha instado a Torra a hablar con la parte de Cataluña que no comparte sus ideas porque cree que lo que está en juego no es la independencia, sino la convivencia.De la misma forma, ha considerado que no tiene sentido que el Parlament permanezca cerrado durante el mes de septiembre. Sánchez, que ha ratificado que entre octubre y noviembre celebrará un Consejo de Ministros en Barcelona, se ha referido a la polémica por los lazos amarillos para mostrarse en contra de todos los símbolos que dividan.

Respecto a la defensa del juez Pablo Llarena en Bruselas, ha subrayado que el Gobierno siempre ha tenido claro que tenía que defender la soberanía jurisdiccional de España, ha atendido los requerimientos del Consejo General del Poder Judicial y ha concluido que no se podía disociar una declaración privada de la acción pública de ese juez.

Ante la posibilidad de que el Ejecutivo recurra a instancias superiores europeas si se cuestiona esa soberanía, ha resaltado que esa defensa es una cuestión de Estado más allá del nombre de un juez.

ENCUENTRO TORRA-SÁNCHEZ EN OCTUBRE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha explicado hoy que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y él están intentando "encajar" en sus agendas un segundo encuentro entre ambos "en torno al mes de octubre".

En declaraciones a TV3, Torra ha asegurado que este verano ha intercambiado "un par de whatsapps" con Sánchez, a quien en su primer encuentro, el pasado 9 de julio en la Moncloa, propuso celebrar una segunda reunión en otoño.

"Estamos intentando encontrar agenda para encajar (el encuentro) en torno al mes de octubre", ha indicado Torra, que ha emplazado a Sánchez a "concretar el cambio" que pretende representar con respecto a la etapa de gobierno de Mariano Rajoy.