Sánchez rechaza la autodeterminación que reclama Torra, pero levantará los vetos en el Constitucional

Sánchez rechaza la autodeterminación que reclama Torra, pero levantará los vetos en el Constitucional

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, rechaza negociar con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, el reconocimiento del derecho de autodeterminación para los catalanes, al considerar que ese derecho no lo reconoce ni la Constitución española ni ninguna otra. Sin embargo, se ha mostrado dispuesto a levantar los vetos que el Gobierno anterior presentó en el Tribunal Constitucional contra leyes catalanas de corte social y ha acordado con Torra reactivar las comisiones bilaterales Estado-Generalitat que no se reúnen desde 2011 y en las que se hablará de posibles transferencias de competencias o de inversiones en infraestructuras.

Así lo ha avanzado en rueda de prensa la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. El encuentro entre ambos este lunes ha estado "lleno de cortesía y fluidez", ha resumido Calvo, que ha presentado los acuerdos que se han alcanzado en esta primera entrevista, a la que seguirá una segunda, previsiblemente en Barcelona en otoño, según avance el diálogo en el marco de las comisiones bilaterales Estado-Generalitat que se han reactivado.

REACTIVACIÓN DE LAS COMISIONES BILATERALES

El primero de los acuerdos tiene que ver precisamente con la reactivación de estas comisiones previstas en el Estatut y que no se reúnen desde el año 2011. Se trata de la Comisión Bilateral Generalitat-Estado; la Mixta de Asuntos Económicos y Fiscales Estado-Generalitat; la Bilateral de Infraestructuras, y la Mixta de Transferencias Estado-Generalitat.

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, presidirá por parte del Gobierno la primera de ellas. Ahí se podrá hablar de "recuperar derechos recortados por el paso de la derecha en el Gobierno de España y de algunas cuestiones que la política catalana tiene pendientes en relación a la coordinación y los acuerdos con el Gobierno de todos los españoles", ha señalado la vicepresidenta.

Calvo ha explicado que estas comisiones, que empezarán a reunirse pronto, discurrirán en paralelo a la interlocución fluida que han acordado mantener Sánchez y Torra porque "siete años de desencuentro tienen que terminar" y porque nunca más se debe producir un "cortocircuito" de la comunicación entre las dos instituciones que es impropio de una democracia.

SÁNCHEZ SE COMPROMETE A LEVANTAR LOS VETOS EN EL CONSTITUCIONAL A LEYES CATALANAS

La vicepresidenta ha adelantado también que el Gobierno levantará los vetos que hay en el Tribunal Constitucional a las leyes catalanas sobre pobreza energética, cambio climático y sobre la universalidad de la sanidad pública.

Calvo ha anunciado asimismo que se ha acordado con Torra la presencia de representantes del Gobierno de España en los actos que marcarán el primer aniversario de los atentados de Barcelona y Cambrils el próximo 17 de agosto.

Preguntada por la presencia del Rey en este acto, Calvo ha señalado que Felipe VI es el jefe del Estado y participa en actos en Cataluña o de cualquier otro territorio "con absoluta normalidad y en este caso además, con el Gobierno de España". "Esto no es objeto de debate para el Gobierno de España", ha añadido.

Por el contrario, Quim Torra, ha confirmado que la Generalitat no invitará a Felipe VI a participar en los actos de homenaje previstos para el 17 de agosto, porque, a su modo de ver, el mensaje del Rey del pasado 3 de octubre "fue de parte" e "hirió profundamente el sentimiento de muchos catalanes" sin que haya habido una petición de disculpa.

TORRA NO RENUNCIA A NINGUNA FÓRMULA PARA LLEGAR A LA INDEPENDENCIA

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha dicho hoy al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que su gobierno "no renuncia a ninguna de las fórmulas para llegar a la independencia", un asunto en el que ha admitido que han tenido posiciones "divergentes".

En una rueda de prensa en el Centro Blanquerna, posterior a la reunión con Sánchez, Torra ha considerado, en todo caso, que es "relevante el acuerdo" con el presidente del Gobierno de que el conflicto se tiene que abordar como algo "político", que ambos hayan podido "hablar de todo" en el encuentro y que hayan abierto una relación "bilateral" que seguirá en una segunda reunión "próximamente".

El presidente del Gobierno, según Calvo, le ha respondido subrayando el altísimo nivel de autogobierno del que disfruta Cataluña y recordando el artículo 2 de la Constitución española, que establece que la soberanía nacional reside en el pueblo español. Esto es, que sólo una parte del país no puede decidir sobre la alteración de las fronteras de ese país. "Sobre esto hay muy poco que hablar", ha señalado Calvo.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra espera "cambios inmediatos" en "la persecución" del independentismo. En este sentido Torra ha exigido a Sánchez que se acabe "la ofensiva judicial y política contra el independentismo" y le ha pedido que ponga término a "la persecución de las ideas". Sobre este asunto, Torra ha observado que el presidente del Gobierno tomaba "notas".

Calvo también ha reconocido que Torra ha comentado la situación de los presos del 'procés' que permanecen en prisión preventiva. "No hay presos políticos en nuestro país y el Gobierno no interfiere en los trabajos del poder judicial", ha sintetizado Calvo, que ha insistido: "no hay más margen que el respeto mutuo al poder judicial".

Pero más allá de las divergencias conocidas, Calvo ha subrayado la relevancia de que Torra haya visitado La Moncloa y haya podido mantener un largo encuentro y de contenido con Sánchez. "Escuchar significa que nos podemos encontrar sabiendo qué líneas no podemos traspasar", ha incidido y ha contrapuesto la diferencia de lo conseguido por el Gobierno de Sánchez en un mes frente a lo vivido bajo el mandato de Rajoy, cuando se celebraron dos referendos de autodeterminación en Cataluña.

PASEO POR LOS JARDINES Y OBSEQUIOS

El encuentro entre Sánchez y Torra ha concluido con un paseo de ambos por los jardines del recinto. El president de la Generalitat tenía especial interés en conocer la fuente de Guiomar, el lugar donde se citaba a escondidas el poeta Antonio Machado con Pilar de Valderrama, una escritora casada con otro hombre y a la que Machado dedicó versos mencionándola como Guiomar.

El interés de Torra por visitar esta fuente es percibido en el Gobierno español como un gesto de cortesía por parte del president hacia la figura del poeta contra la que algunos independentistas han arremetido por considerarlo un símbolo españolista, como quedó de manifiesto en el debate suscitado en el ayuntamiento de Sabadell sobre la conveniencia de retirar una calle con su nombre.

No ha sido el único gesto de cortesía por parte de Torra, que ha traído desde Barcelona varios obsequios para Sánchez. El libro 'Aran, un país' de Francesc Tur i Jèp de Montoya, sobre el Valle de Arán, entorno que Sánchez conoce porque lo visitó hace tiempo en unos días de descanso, junto con 'Imago Catalonia', un compendio de mapas sobre Cataluña desde la Edad Media y una botella de ratafía, un tipo de aguardiente. Sánchez, por su parte, le ha regalado a Torra un libro con la historia del Palacio de la Moncloa.