Sánchez pide "altura de miras" para no verse abocado a convocar elecciones

Sánchez iniciará contactos con nacionalistas y regionalistas la semana próxima

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se ha mostrado este jueves "esperanzado" con el programa de gobierno progresista que piensa presentar el martes próximo y que quiere debatir con los grupos, a los que ha pedido "altura de miras" para no verse abocado a convocar elecciones.

Así se ha manifestado en una declaración, sin admitir preguntas, a los medios de comunicación antes de asistir al Pleno extraordinario forzado por Unidas Podemos en el Congreso para que la vicepresidenta Carmen Calvo rinda cuentas por la gestión de la crisis del Open Arms.

Sánchez ha querido agradecer a todos los colectivos sociales a los que está viendo este mes de agosto su ayuda y el diálogo que han desarrollado, lo que demuestra, a su juicio, que España tiene una "sociedad civil viva, que quiere que haya un Gobierno que arranque y que responda a muchas de las demandas y problemas que tienen los ciudadanos". Con las aportaciones de esta sociedad civil, Sánchez y su equipo ultimarán este fin de semana el documento programático que contendrá 300 medidas y que, como avanzaron este jueves fuentes socialistas, incorporará algunas de las promesas electorales de Unidas Podemos.

"Estoy esperanzando porque la propuesta va a ser una propuesta progresista, ambiciosa, reformista, transformadora, modernizadora de nuestro país que va a responder a las tres principales cuestiones que tenemos que responder como país: cómo atajar la desigualdad, cómo crear oportunidades a la gente que no tiene oportunidades y en tercer lugar, cómo podemos modernizar nuestra economía para garantizar un crecimiento sostenido", ha enumerado.

A partir de la presentación de ese programa, ha incidido, el PSOE hablará con los distintos grupos parlamentarios "porque al fin y al cabo, el pasado 28 de abril los ciudadanos fueron muy claros: quieren un Gobierno del Partido Socialista, un gobierno progresista, no quieren que la gobernabilidad de España dependa de fuerzas independentistas que lo que quieren es romper con el Estado español". "Por eso lo que pido simplemente es responsabilidad, generosidad y altura de miras a todas las fuerzas políticas para no tener que vernos abocados el próximo 23 de septiembre a convocar de nuevo elecciones y podamos tener un Gobierno. Yo creo que los ciudadanos españoles se lo merecen", ha señalado.

Rufián: "La izquierda va a palmar" si hay otras elecciones en noviembre"

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha insistido este jueves en el mensaje que transmitió en julio al no fructificar las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos para que hubiera investidura, y éste es, ha dicho, que "toda la izquierda va a palmar si hay nuevas elecciones".

Rufián, en declaraciones a los medios antes de asistir al pleno del Congreso ha señalado que "el horno no está para bollos y la gente está cansada", ha añadido Rufián, para quien ha llegado "la hora" de que los políticos "hagan política" y dejen de "hablar de las causas de los desacuerdos". De proseguir esta dinámica de desencuentro, "el pato" lo pagarán los partidos de izquierdas en los hipotéticos comicios del 10 de noviembre, por lo que ha demandado que haya un acuerdo porque no hacerlo será "una enorme irresponsabilidad".