Sánchez, a Rajoy: "Usted ya no engaña a nadie"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha acusado este martes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de "mentir" en el Congreso al proclamar que España ha evitado el rescate y, para ello, se ha apoyado en portadas de periódicos nacionales y extranjeros. "'Rescue' es inglés es rescate", le ha espetado, mostrando la primera del 'Financial Times'.

En su primera intervención en el Debate del estado de la Nación, el líder del principal partido de la oposición ha querido echar por tierra el mensaje sobre el que ha basado Rajoy su discurso de apertura, que su Gobierno evitó el rescate, y ha recalcado que el rescate a los bancos ha costado a los españoles 70.000 millones de euros, cuando dijeron que no supondría "ni un céntimo".

"Sí, hubo rescate, con toda la versión de rescate, con hombres de negro, Troika y memorando", ha remachado Sánchez, que ha defendido además que "todo" se hizo "para salvar al soldado Rato", en referencia al que fuera ministro del PP y presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato.

Sánchez ha rechazado el balance que ha hecho Rajoy de sus tres años de gestión y ha criticado el panorama que ha pintado del país. El líder de los socialistas ha avisado al presidente de que, a estas alturas de la legislatura, Rajoy es "heredero de sí mismo" y ha defendido que su mandato se puede resumir con tres palabras: "precariedad, impuestos y Bárcenas".

El líder de los socialistas ha mencionado al extesorero del PP nada más comenzar su intervención, cuando ha señalado que Rajoy pasará a la historia por ser el presidente que "se comunicaba con los españoles por un plasma y con un delincuente a través de sms".

"MENUDA REGENERACION DEMOCRATICA"

En otro momento de su intervención, ha vuelto a recordar al extesorero y la trama G~rtel, al denunciar que la regeneración democrática de la que Rajoy ha presumido desde la tribuna consiste en "golpear a martillazos el ordenador de Bárcenas en la sede del PP".

"Menuda regeneración democrática", ha remachado Sánchez, que se ha preguntado qué pensarán dirigentes como la canciller alemana, Angela Merkel, que hizo dimitir a una ministra por copiar una tesis, de un gobierno que tiene en el partido a militantes como Bárcenas.

"Pensarán lo mismo que la mayoría de los españoles, que la regeneración vendrá de la mano de la jubilación democrática del presidente del Gobierno", ha añadido.

Sánchez ha defendido además la necesidad de que el PP deje La Moncloa, al asegurar que "la única incompatibilidad cierta" que hay en el país es "la continuidad" de su Gobierno y "la recuperación justa" en España.

"PISE LA CALLE"

El secretario general del PSOE ha acusado a Rajoy de desconocer "cómo viven" los españoles y le ha animado a hablar con la gente para saber cuál es la realidad, con las mujeres, con los parados de larga duración, con los jóvenes que han tenido que emigrar, con los pensionistas, los desahuciados o con los dependientes.

"Pise la calle", le ha recomendado. "Salga del plasma, en la calle verá cómo se le complica la historia si sigue manteniendo que la crisis es historia", ha añadido. Sánchez ha insistido en que la "autocomplaciencia" del presidente del Gobierno está "injustificada", y le ha acusado además de asumir este rol como una "pose electoral".

Sánchez ha cuestionado los buenos datos que se ha apuntado Rajoy y, aunque ha reconocido que las previsiones económicas son "positivas", ha defendido que los precios que dependen del Gobierno "no han hecho más que subir". "Usted le sale muy caro a los españoles", ha denunciado, hablando del precio de los medicamentos, el gas, el agua y la electricidad.

De esta manera, ha insistido en que el presidente del Gobierno es un "gran fraude" y ha denunciado que, tras el "destrozo descomunal" que ha hecho ha acudido al Debate del estado de la Nación anunciando medidas que, en algunos casos, ya había prometido hasta en seis ocasiones y que, de todos modos, no van a "paliar el daño que ha causado con su gestión al frente del Gobierno".

Así, ha recordado que el Plan de Apoyo a la Familia lo anunció por primera vez en febrero de 2012 y se ha comprometido con ello en otras cuatro ocasiones. "Y viene ahora a decir que lo van a hacer al final de la legislatura", ha ironizado.

Del mismo modo, ha defendido que "bienvenida sea" la nueva legislación que ha prometido contra los desahucios, pero ha recordado que los socialistas se lo han pedido sin éxito durante "tres años y medio". "Ya no engaña a nadie", ha apostillado.

Sánchez ha denunciado que más que "decir hay que hacer", aunque ha lamentado que los 'populares' a lo que se han dedicado desde el Gobierno es a "deshacer", como muestra su política medioambiental, su gestión de la cultura o de la agricultura y de la pesca, asuntos de los que, ha subrayado, no ha hablado "ni una sola palabra".

Por eso, ha recomendado a Rajoy que se aplique la "prudencia" que esta mañana ha pedido a otros dirigentes políticos. Y lo ha hecho recordándole que dijo que no iba a subir el IVA o aludiendo a las palabras de su entonces portavoz parlamentario, Alfonso Alonso, acerca de que ponían en marcha una amnistía fiscal para no subir el IVA.

Al final, "han subido el IVA e hicieron una amnistía fiscal", ha recalcado, subrayando que esto resume la manera que tiene el PP de gobernar: "Dureza para los honrados y beneficios para los defraudadores".

También ha recordado que Rajoy en la oposición decía que no se puede "gobernar a golpe de decreto", y su Gobierno "lleva 64 en tres años" y hoy "ha anunciado otros dos", o que era "imposible gobernar" con un 67% de deuda pública y hoy es del 100%. "Sea prudente en sus declaraciones, señor Rajoy", ha insistido.

"NO ES LA CRISIS, SON USTEDES"

En definitiva, ha dicho, tres años del PP en el Gobierno "han bastado para saber que han aprovechado la crisis económica como excusa para desmantelar los derechos y libertades de los españoles y construir la España de la desigualdad". "No es la crisis, son ustedes y su ideología conservadora", ha remachado.

Frente a estas políticas, Sánchez ha explicado que el PSOE quiere liderar la España de las oportunidades y ha ofrecido a los españoles un "cambio seguro", frente al "inmovilismo" y el "rupturismo" que ofrecen otros, en clara alusión a Podemos. "Yo reivindico el reformismo constitucional", ha defendido.

Así, Sánchez ha vuelto a proponer su reforma de la Carta Magna, frente a los que no quieren "mover una coma" y los que pretenden "liquidar la Constitución". Esta es su receta también para resolver la crisis en Cataluña, que es "síntoma" de la "falta de proyecto de país" que ve en el PP.

Aunque ha reconocido que no será fácil ni podrá hacerse a "corto plazo", ha insistido en que España "necesita salir de sus inercias más conservadoras". Se trata, ha dicho, de "conservar" algunas cosas, como la unidad de los demócratas contra el terrorismo y "cambiar" otras, como el "estilo del gobierno" que ha desplegado Rajoy.

Sánchez se ha mostrado convencido de que este Debate va a abrir el "cambio político", porque los españoles no pueden caer en lo que Rajoy les pide: la "resignación". "No se lo perdono, porque los españoles no se lo merecen", ha remachado.

RAJOY VE PATÉTICO A SANCHEZ

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dirigido hoy duras críticas contra Pedro Sánchez, al que ha llegado a calificar de "patético", mientras que el líder del PSOE ha presumido de ser un "político limpio" y ha ofrecido a los españoles una "salida a la izquierda" para un "cambio seguro y esperanzador".

"No vuelva usted aquí a hacer ni a decir nada. Ha sido patético", ha dicho Rajoy a Sánchez, al que ha acusado de no haber "dado la talla ni de lejos", tras reprocharle que acudiera al debate con la replica escrita.

El esperado 'cara a cara' entre Rajoy y Sánchez, que se estrenaba hoy en el debate sobre el estado de la nación, ha servido al presidente para minar a su rival con comentarios alusivos a su liderazgo no consolidado: "Y eso que yo me lo tomo a usted mucho más en serio que muchos de los suyos. Y mi trabajo me cuesta".

Rajoy ha afirmado que después de escuchar a Sánchez parece que "piensa más en el señor (Pablo) Iglesias que en los problemas de España" y ha insistido en que su discurso no era propio de un partido que pretende ser alternativa de gobierno".

Sánchez, que ha entrado menos en el 'cuerpo a cuerpo' que el presidente, ha atribuido el "tono displicente" de Rajoy a su "incapacidad para verse a sí mismo" y ha recurrido a las encuestas para aconsejarle que "no mire "por encima del hombro a nadie".

El representante socialista ha hecho también hincapié en que no iba a admitir "ninguna lección" de un presidente que no ha asumido su "responsabilidad" por el caso Bárcenas: "Yo soy un político limpio, lecciones de usted, ninguna", le ha dicho, tras recordarle en varias ocasiones sus "mensajes cariñosos" con el extesorero del PP.

"Por usted no pone la mano en el fuego ni la señora Aguirre", ha recordado Sánchez jaleado por los suyos.

Las próximas elecciones andaluzas no han faltado en el combate dialéctico entre Rajoy y Sánchez, que ha comparado a la "ganadora" presidenta de la Junta, Susana Díaz, con un candidato del PP, Juan Manuel Moreno, al que no ha nombrado, porque le "pasa lo mismo que a la mayoría de los andaluces", que no le conoce, ha dicho.

El líder del PSOE, que ha situado al Gobierno de Rajoy en la "derecha de siempre", ha ofrecido a los españoles una "salida a la izquierda", frente a la "resignación" a la que, ha afirmado, intenta llevarles el PP.

"Los españoles saben que hay una salida a la izquierda, un cambio seguro y esperanzador", ha afirmado, tras llamar a los ciudadanos a "no resignarse con la recuperación falsa para unos pocos porque es posible la recuperación justa para todos".

Sánchez también les ha ofrecido una "política limpia que trabaje para la mayoría" y les ha dicho que su "ambición" es "reescribir el pacto entre generaciones" que el Gobierno de Rajoy ha "roto".

Convencido de que el debate de hoy "va a abrir un nuevo tiempo de cambio político", ha hecho hincapié en que Rajoy sólo aspira a la "resignación" de los españoles, a que estos "se resignen a que sus hijos vivan peor que ellos".

"Eso no se lo perdono, porque los españoles no se lo merecen", ha reprochado al presidente.

"Creo que se ha equivocado en su discurso", le ha replicado Rajoy, que ha echado en falta, ha subrayado, un planteamiento "más moderado, más equilibrado y más sensato" de un aspirante a la Moncloa.