Sánchez y Merkel acuerdan intensificar la cooperación con Marruecos y Túnez para hacer frente a la crisis migratoria

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la canciller alemana, Angela Merkel, han apostado por que la Unión Europea intensifique de forma conjunta la cooperación con los países de Africa para hacer frente a la crisis migratoria y, en concreto, se han comprometido a aumentar el apoyo a Marruecos y Túnez.

En una rueda de prensa conjunta tras celebrar un almuerzo de trabajo en el Palacio de los Duques de Medina Sidonia en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), Sánchez y Merkel han explicado que además de hablar del control de fronteras y de la acogida humanitaria es necesario reforzar la cooperación de la UE con los países africanos.

"Si queremos hablar sobre cómo ordenar los flujos migratorios, lo tenemos que hacer desde posiciones compartidas y desde un punto de vista mucho más transversal", ha afirmado Pedro Sánchez.

"Tenemos que intensificar la cooperación con Marruecos y Túnez porque son países que necesitan ayuda y son fronterizos", ha concretado Merkel.

La canciller apostado por "una cooperación leal" con los países de Africa. "No solo tenemos que hablar sobre Africa, tenemos que hablar con Africa", indicó.

Sánchez ha recordado que Marruecos es uno de los principales socios de la UE "y también está sufriendo la presión migratoria", por lo que se ha mostrado a favor de reforzar la cooperación bilateral "para otorgar a Marruecos un papel clave para ordenar los flujos migratorios". Sin embargo, no ha concretado qué dinero se dedicará ni cómo se hará.

El presidente del Gobierno ha indicado además que "Europa debe rechazar el oportunismo de aquellos que proponen las soluciones fracasadas del pasado", y ha recordado que aunque solo 14 kilómetros separan las costas de España y de Europa de las del norte de Africa, "hay una distancia infinitamente mayor en términos de desarrollo económico, social y de derechos humanos".

Por su parte, Merkel ha resaltado que "solo de manera conjunta podremos ser fuertes para superar los retos" relacionados con la inmigración. "Ningún país puede eximirse de este desafío", ha subrayado.

La canciller también se ha mostrado a favor de respetar la dignidad humana de las personas que llegan a territorio europeo. "Las tendencias racistas que vemos, lamentablemente, en todos los Estados miembros, es algo contra lo que tenemos que luchar", ha indicado.

MERKEL Y SÁNCHEZ CRUZAN EL GUADALQUIVIR PARA PROSEGUIR EN DOÑANA SU FIN DE SEMANA DE TRABAJO

La canciller de la República Federal Alemana, Angela Merkel, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, han cruzado a primera hora de la tarde de este sábado el río Guadalquivir para proseguir en el Palacio de 'Las Marismillas', ubicado en el parque de Doñana, su fin de semana de trabajo.

Los dirigentes políticos, junto con sus parejas, han subido en la zona de Bajo de Guía de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) a una barcaza para trasladarse al parque de Doñana, donde continuarán su encuentro sobre la política monetaria o los acuerdos diplomáticos de la Unión Europea (UE) con la administración Trump, así como para visitar, ya este domingo, el centro de cría en cautividad del lince ibérico 'El Acebuche'.

Por la mañana, Pedro Sánchez ha dado la bienvenida a la canciller alemana al Palacio de los Duques de Medina Sidonia de Sanlúcar, donde han mantenido un almuerzo informal de trabajo en el que han podido degustar un menú formado por croquetas de rape, 'cocktail' de mariscos con langostinos, corvina de caña a la plancha con verduras salteadas, langostinos con tomate y tiramisú casero.

En el encuentro han profundizado sobre los retos de la UE ante la crisis migratoria que atraviesa el territorio europeo en sus fronteras exteriores, así como sobre el reciente acuerdo entre los gobiernos alemanes y españoles para trasladar a España los migrantes -a excepción de los menores extranjeros no acompañados (MENA)- que entren en la frontera alemana desde Austria y que hayan solicitado previamente su petición de asilo al Estado español.

Previamente, y según ha informado el Gobierno este sábado en un comunicado, el presidente y la canciller han visitado las instancias de este palacio, sede de la Fundación Casa Medina Sidonia, y han conocido su patrimonio pictórico y mobiliario, así como su jardín, trazado en el año 1.541. También se han interesado por su extenso archivo histórico, integrado por más de seis millones de documentos, siendo uno de los más antiguos de Europa.