Sánchez Camacho exige la dimisión inmediata del director de los Mossos d'Esquadra

Sánchez-Camacho
Sánchez-Camacho |Telemadrid

La presidenta del PP de Cataluña, Alícia Sánchez-Camacho, ha pedido hoy la dimisión inmediata del director de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, quien ha descartado dejar su cargo, en una jornada en la que ambos se han acusado mutuamente de "mentir" sobre la polémica del presunto espionaje político.

Sánchez-Camacho ha anunciado en rueda de prensa que si Prat dimite, volverá a encargarle su seguridad a los Mossos d'Esquadra, después de decidir este fin de semana encomendar esta tarea a la Policía Nacional.

La líder del PP catalan ha pedido la dimisión de Prat por "desconfianza absoluta" en él, al "haberse reunido con una periodista que horas antes estaba con un delincuente -en alusión al director de la agencia de detectives Método 3- que fue detenido horas más tarde".

Sánchez-Camacho ha vinculado esta polémica con la supuesta relación del director de servicios penitenciarios de la Generalitat, Xavier Martorell, con la agencia de detectives, en el epicentro del presunto espionaje político en Cataluña, por lo que ha exigido al presidente catalán, Artur Mas, una respuesta clara ante "esta crisis de gobierno" que desde CiU "han intentado minimizar atacando al PP".

Por su lado, el director de los Mossos d'Esquadra, Manel Prat, ha descartado dimitir y ha acusado a la líder del PP de Cataluña de "mentir" para desprestigiar a la policía catalana e intentar presentarla como un cuerpo "politizado".

Prat ha acusado a Sánchez-Camacho de "faltar a la verdad" al sostener que él tenía su coche frente al domicilio del director de la agencia de detectives Método 3, Francisco Marco, el día de su detención, y de "mentir" al decir que pidió por primera vez el sábado que se encargara de su seguridad la Policía Nacional, porque la Secretaría de Estado de Seguridad lo reclamó antes.

El jefe de los Mossos también ha dicho que Sánchez-Camacho "mintió" al asegurar que no llegó a tener doble cobertura policial de escoltas -por parte de los Mossos y de la Policía Nacional-, porque, ha asegurado, durante dos días de finales de febrero se dio esta circunstancia, sin que la policía catalana lo supiera previamente.

Sin embargo, la Delegación del Gobierno en Cataluña ha afirmado que en ningún momento la líder del PP de Cataluña ha tenido una doble cobertura de protección de Mossos y de Policía Nacional.

Un portavoz de la Delegación del Gobierno en Cataluña ha asegurado que Sánchez-Camacho nunca incurrió en doble protección, y que tuvo como escolta única a los Mossos hasta el pasado sábado, cuando formalizó su petición de que fuera la Policía Nacional la que velara por su seguridad.

Por otra parte, la institución dirigida por Llanos de Luna ha corroborado la versión de Sánchez-Camacho cuando ésta ha explicado que sólo durante un par de días y estando en Madrid solicitó los servicios de "contravigilancia" para garantizar la seguridad en el colegio de su hijo, donde medios de comunicación preguntaban por el pequeño, y que los Mossos tuvieron conocimiento de ello.

La Delegación del Gobierno considera que, en este caso, no puede hablarse de una doble protección, ya que el día en que se produjo esa situación la líder del PP de Cataluña se encontraba en Madrid y la Policía Nacional se limitó a atender esta petición vigilando los alrededores del colegio.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se ha solidarizado con Sánchez-Camacho y ha dicho que ella también habría renunciado a ser escoltada por los Mossos, ya que "uno quiere sentirse protegido pero también sentirse seguro de su intimidad".

Por otra parte, los mandos de los Mossos d'Esquadra consideran "desafortunada" la decisión de la líder del PP de Cataluña de renunciar a sus escoltas de la policía catalana para pasar a manos de la Policía Nacional y han pedido que no se utilice "políticamente" al cuerpo policial catalán.

Asimismo, el conseller de Justicia, Germà Gordó, ha recordado a Sánchez-Camacho, que la policía de la Generalitat son los Mossos d'Esquadra y que ella es una representante del Parlament.