Sánchez justifica la venta de armas a Arabia Saudí en defensa de los intereses de España

Sánchez justifica la venta de armas a Arabia Saudí en defensa de los intereses de España

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este miércoles mantener las exportaciones de armamento a Arabia Saudí para no perjudicar a la industria de defensa española y asegurar los empleos de Navantia en la Bahía de Cádiz.

"Tengo que estar hoy y aquí en la defensa de los intereses de España, de sus intereses estratégicos, que además están situados en zonas muy afectadas por el drama del desempleo", ha dicho en su comparecencia en el Pleno del Congreso, donde ha pedido al hemiciclo "altura de miras" para compartir esta visión.

Sánchez ha defendido el marco legal español que ampara las exportaciones de armamento, con requisitos "equiparables si no superiores a los de cualquier otro país", y ha garantizado el compromiso del Gobierno con la defensa de los derechos humanos, la paz y la libertad.

Condena el asesinato del periodista

Sin embargo, ha subrayado su obligación de "conciliar intereses" y defender los intereses de España, en alusión al contrato que Arabia Saudí tiene firmado con Navantia para la construcción de cinco corbetas en la Bahía de Cádiz, por un importe de 1.800 millones de euros que generaría 6.000 puestos de trabajo en cinco años.

En este contexto, el presidente del Gobierno también ha hecho alusión a la muerte del periodista crítico saudí Jamal Kashoggi en el consulado de Estambul, unos hechos que ha calificado de "terribles" y ha condenado "sin paliativos". Pero ello, ha insistido, no puede impedir que se actúe "con responsabilidad".

Aprender del error del Brexit

El presidente del Gobierno ha apelado a los partidos españoles a aprender del error histórico que supondrá el Brexit para el Reino Unido y les ha llamado a aparcar la actual "endogamia" en la que está sumida a su juicio la política española para forjar "nuevos acuerdos" en favor de la unidad de España y de "la nueva patria" que supone la UE.

Sánchez también ha hecho un llamamiento a los partidos independentistas para que reflexionen en torno a las conclusiones y lecciones que pueden extraer del Brexit.

Casado acusa a Sánchez de golpismo

El líder del PP, Pablo Casado, ha acusado a Pedro Sánchez, de ser "partícipe y responsable del golpe de Estado que se está perpetrando en España" por haber tenido que pedir "prestado" su "alojamiento en Moncloa" a los independentistas y a Podemos.

En su respuesta a la intervención de Pedro Sánchez, que comparece en el Congreso para informar del último Consejo Europeo y dar explicaciones sobre la venta de armas a Arabia Saudí, Casado ha criticado la "desfachatez" de Sánchez por mostrar su preocupación con la "segregación" del Reino Unido de la UE cuando él es "aliado de los que quieren romper España".

Antes, el líder del PP ha criticado también a Sánchez por hacer este "trampantojo" de comparecencia en lugar de acudir al Congreso a dar explicaciones sobre este "gobierno tan bonito" que "se le cae a trozos" en el que utiliza a los ministros como "escudos humanos" para no tener que dar explicaciones.

Iglesias exige que se suspenda la venta

En su réplica a la comparecencia del presidente del Gobierno en el pleno de la Cámara Baja, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha exigido la suspensión de las ventas de armas a Arabia Saudí y la revocación de los contratos ya firmados, tanto por un imperativo "ético" de defensa de los derechos humanos como por el ordenamiento jurídico nacional e internacional que prohíbe la exportación de material de defensa a países en conflicto.

"Sé que usted en el fondo está de acuerdo conmigo --ha dicho dirigiéndose a Sánchez--. Sabe que no debemos vender armas y se podrían revocar contratos. Sé que está recibiendo enormes presiones y le pido que no haga como el PP, rectifique y dé una lección que los españoles le van a agradecer".

En este contexto, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha explicado que la posición de su grupo es la de mantener los contratos ya suscritos y a la vez abrir un debate sobre las futuras ventas "y cómo se condicionan al cumplimiento de los derechos humanos".

Por su parte, el portavoz de ERC ha avisado de que las exportaciones de armas a Arabia Saudí son "ilegales", podrían incluso caer en "prevaricación" y suponen "una verdadera corrupción de los valores democráticos". "Ustedes se llenan la boca de la necesidad de cumplir la ley, pero, ¿quién vela por el cumplimiento de la ley en este caso?", ha dicho.

Además, ha señalado a Sánchez como el "responsable" del fin último de las armas vendidas por España, como las 400 bombas de precisión que generaron la polémica.