Salgado subraya que las previsiones del Gobierno "siguen plenamente vigentes"

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, se ha mostrado convencida de que las previsiones que ha incluido el Gobierno en el cuadro macroeconómico sobre el que se basan los Presupuestos del año que viene son "realistas", aunque no ha descartado la posibilidad de tomar nuevas medidas si es necesario para cumplir con la consolidación fiscal.

MEDIDAS ADICIONALES

"Si llegara a ser necesaria alguna actuación adicional para cumplir con la reducción del déficit, la adoptaríamos sin vacilar, tal y como ya lo hicimos en 2010", ha señalado Salgado durante su comparecencia en el debate a la totalidad de los Presupuestos en el Congreso, donde ha asegurado que la evolución reciente permite confiar "plenamente" en el cumplimiento de las previsiones de crecimiento y déficit (también por parte de las administraciones territoriales), ya que España ha iniciado una recuperación "aún lenta", pero "coherente" con el escenario marcado.

Salgado ha defendido así el cuadro macroeconómico y ha insistido en que las cifras que contempla, que apuntan a un crecimiento del 1,3% en 2011, dibujan un diagnóstico "muy realista", a pesar de ser "moderadamente más optimista" que el de otros organismos europeos por las mayores expectativas en cuanto al consumo interno. "La previsión sigue plenamente vigente y es perfectamente compatible con los indicadores conocidos", ha añadido.

PREVISIONES SÓLIDAS

En este sentido, ha explicado que las cifras del Gobierno se basan en "argumentos económicos muy sólidos" y cuentan con la seguridad que aporta el "acierto" del año pasado. Además, son "razonables" y apuntan a una recuperación "gradual" en 2011, que irá cogiendo fuerza y permitirá superar el ritmo de crecimiento de la zona euro en 2013. "Confiamos en que nuestro escenario sea tan acertado como en 2010", ha indicado.

Según Salgado, la economía ha comenzado a reactivarse apoyada en la recuperación de la confianza, motivo por el que Ejecutivo pretende seguir cumpliendo con los compromisos en materia económica porque es "la mejor forma" de defender los intereses de España. "La orientación política se va a mantener", ha señalado la vicepresidenta, tras recordar que los inversores han comenzado a diferenciar a España de otras economías, "aunque no completamente"."La economía ha sentado las bases para la recuperación", ha subrayado la 'número tres' del Gobierno, quien ha repasado los datos del primer y del segundo trimestre y ha confiado en que las cifras se consoliden entre julio y septiembre, con una tasa de crecimiento interanual que irá ganando dinamismo en 2011 gracias al mayor empuje de la demanda interna y la mejora del consumo.

MEJORARÁ EL EMPLEO

En cuanto al empleo, Salgado se ha referido a la mejora de los

últimos meses, que se mantendrá según vaya avanzando el año, y ha confiando en que la reforma laboral contribuya a que se creen empleos más estables y de mayor calidad. Además, ha recordado que, gracias a estos cambios, los ajustes en el futuro recaerán más sobre elementos como la jornada laboral y el salario que sobre el número de empleados.

A pesar de todo, ha considerado "evidente" que el Gobierno no puede estar satisfecho con la actual situación económica, por lo que continuará tomando "medidas ambiciosas" que aseguren que la recuperación avanza de forma "duradera". "No caben atajos ni esperar milagros", ha subrayado, tres recordar que conseguir una recuperación de este calibre pasa por cumplir con la consolidación fiscal, un objetivo "urgente e imprescindible", y acometer las reformas estructurales que necesita la economía española.

Con todo, ha considerado que los Presupuestos de 2011 son los que "necesita" España, porque son "solidarios y muy exigentes" con los sectores, y continúan con las medidas de ajuste emprendidas en 2010. "Diagnóstico realista, cumplimiento de compromisos, capacidad para decisiones valientes y apoyo a los más afectados. Este es el balance de la política económica del Gobierno y éstos son los mismos principios que caracterizan a los Presupuestos de 2011", ha añadido.

LOS PGE, ELEMENTO "CENTRAL" DE LA RECUPERACION

Ha recordado que las cuentas son el "elemento central" y que, este año, se han elaborado en un contexto de estabilidad económica y con las cuentas públicas "bajo control", un entorno que permite una "estabilidad fundamental" para la recuperación. En este sentido, ha asegurado que, como en 2010, están elaboradas sobre un "diagnóstico realista y sobre medidas que aseguran el cumplimiento del déficit".

"Realismo en la elaboración y disciplina en el objetivo de déficit son los criterios que se mantienen en 2011", ha añadido. Así, ha considerado que las cuentas del año que viene son las de la "estabilidad" porque sientan las bases para un crecimiento sostenido que, a medida que gane impulso, permitirá generar el empleo que necesita la economía española.

MENOR PIB, ESCASA REPERCUSION EN LOS INGRESOS

En cuanto a los ingresos, ha considerado "razonables, consistentes y robustas" las cifras planteadas en el Presupuesto, y ha asegurado que si hay una revisión de la baja de las previsiones de crecimiento, algo que no espera, la repercusión en los ingresos sería "muy moderada".

Salgado, que también ha repasado las últimas reformas económicas del Gobierno, ha finalizado su intervención garantizando a los grupos que les enviará un plan económico que va a detallar el proceso de consolidación fiscal, ya que el que tenía previsto enviar el año pasado ha quedado "desfasado".

REACCIONES

El portavoz del grupo socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, ha defendido el proyecto presupuestario del Gobierno de 2011 porque "son los que necesita el país para poner un aldabonazo definitivo a la crisis".

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Saenz de Santamaría, ha dicho que a Coalición Canaria (CC) "se le ha olvidado el grave problema de desempleo" que tienen las islas y ha criticado que "hayan cedido" a los presupuestos generales del Estado para 2011 a cambio de no mantener el empleo y el turismo. Así lo ha asegurado tras calificar los presupuestos del próximo año de "ruina" porque "traerán más paro, más impuestos, más recortes sociales y menos inversiones".

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha dicho que los presupuestos del Gobierno para 2011 plantean un escenario "idílico" que no se corresponde con la realidad y ha asegurado que esas cuentas sólo van a servir para consolidar el paro "como lacra" de la economía española.

El portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso, Joan Ridao, ha mostrado su "inquietud y preocupación" por el discurso de la vicepresidenta económica de Gobierno, Elena Salgado, en el debate de los Presupuestos para 2011 ya que, desde su punto de visa, ha "insinuado" que habrá nuevos recortes en los próximos meses.

El portavoz del BNG en el Congreso de los Diputados, Francisco Jorquera, ha asegurado que el "edulcorado" discurso de la vicepresidenta económico en la presentación de los Presupuestos Generales del Estado de 2011 "constata" el "alejamiento cada vez mayor" de los ciudadanos por parte del Ejecutivo socialista, empeñado en "contentar" a los mercados.