Sáenz de Santamaría agradece a los comerciantes de La Rambla su ayuda a las víctimas

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, se han reunido hoy con comerciantes de La Rambla de Barcelona para agradecerles personalmente su ayuda en la atención de las víctimas del atentado y detallarles las medidas para aumentar la seguridad.

El encuentro ha tenido lugar esta tarde en la delegación del Gobierno, en Barcelona, donde la vicepresidenta ya ha mantenido esta semana otros encuentros de este tipo, como el que llevó a cabo con el sector hotelero barcelonés o con cónsules de países con víctimas y heridos en los atentados yihadistas en Barcelona y Cambrils (Tarragona).

A la reunión de esta tarde han acudido una veintena de personas, entre ellas representantes de asociaciones vecinales, gremiales y comerciales de La Rambla, como también propietarios de algunos comercios y restaurantes del emblemático paseo, donde uno de los yihadistas de la célula terrorista realizó un ataque con furgoneta en el que murieron 13 personas y fueron heridas más de un centenar.

La vicepresidenta y el delegado del Gobierno han agradecido la labor de los comerciantes en la atención a las víctimas y heridos o la ayuda que proporcionaron a muchos ciudadanos y turistas que se refugiaron en locales del paseo cuando huían del mortal atentado.

Según fuentes gubernamentales consultadas por Efe, la vicepresidenta ha agradecido en nombre del Ejecutivo a todos los comerciantes su trabajo y contribución para recuperar la normalidad y en la atención a las víctimas y heridos.

Y se ha puesto a disposición de los comerciantes para cualquier duda, además de explicarles las medidas tomadas para incrementar la seguridad en Barcelona, especialmente en zonas sensibles, como se acordó ayer en la Junta Local de Seguridad entre la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el conseller de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, y el propio Millo en nombre del Gobierno de España.

Han asistido al encuentro de esta tarde diecisiete comerciantes, entre ellos representantes de los históricos quioscos del paseo, del Mercado de La Boquería, de comercios regentados por la comunidad india o propietarios de algunos bares y restaurantes de La Rambla, como por ejemplo el Bar Núria, emblemático local del paseo catalán.

También miembros de asociaciones u organizaciones como Amics de la Rambla, Fem Paral·lel, Barcelona Oberta, Fundació Barcelona Comerç, Gremio de Restauración de Barcelona y Comertia, entre otros.

En declaraciones tras la reunión y en nombre de los comerciantes, el director del Gremio de Restauración de Barcelona, Roger Pallarols, ha valorado el encuentro con la vicepresidenta del Gobierno y su "complicidad" con los comerciantes.

Para Pallarols, "tras la desgracia que nos ha tocado vivir y que afecta al día a día de la ciudad, la reunión confirma el acompañamiento, complicidad y unidad por parte de los distintos poderes públicos".

Así, ha agradecido el "compromiso del Gobierno", expresado por la vicepresidenta, para "tirar adelante juntos y recuperar la normalidad en La Rambla. No estamos dispuestos a quedar sometidos a la barbarie. Hay que recuperar la normalidad y volver a abrir las persianas", ha sentenciado Pallarols.

GUINDOS NO VE UN IMPACTO RELEVANTE EN EL TURISMO TRAS LOS ATENTADOS

El ministro de Economía, Luis de Guindos, dijo este jueves que no se está observando un daño relevante en el turismo, un importante motor de la economía española, por los atentados de corte yihadista que la semana pasada dejaron 15 muertos en Catalunya.

"En el tema de los atentados la gravedad va mucho más allá del tema económico", dijo Luis de Guindos en rueda de prensa.

"La información que tenemos es que desde el punto de vista del impacto turístico a corto (plazo) no está siendo especialmente relevante, a eso ha ayudado esa normalidad que se ha visto", añadió.