Ruiz-Gallardón: "Sin la cooperación de Francia no se hubiera derrotado a ETA"

Gallardón atribuye a "intereses corporativos" la oposición a sus reformas
Gallardón atribuye a "intereses corporativos" la oposición a sus reformas |Telemadrid

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha destacado que "no hubiese sido posible derrotar a ETA" sin el trabajo de jueces, fiscales y la actuación de los agentes de la Gendarmería en Francia, por lo que España tiene una "profunda deuda" con el país galo.

"La cooperación judicial y policial con Francia ha sido el pilar básico para derrotar a ETA", ha dicho el ministro de Justicia en la inauguración del undécimo encuentro del grupo de trabajo hispano-francés en la lucha contra el terrorismo, creado en 2001 y compuesto por funcionarios, jueces y fiscales de los dos países.

Ruiz-Gallardón ha aprovechado la presencia del consejero diplomático del Ministerio de Justicia francés, Fréderic Baab, y del fiscal de sala de la Corte de Apelación de París, François Falleti, para reiterar el reconocimiento y agradecimiento de España a todos los actores en la lucha contra ETA, una "batalla" de la que aún no se debe "bajar la guardia".

Porque "incluso muy debilitada", ha añadido, la existencia de la organización terrorista sigue siendo "una amenaza", que no desaparecerá hasta llegar al objetivo final: la disolución de la banda y el desmantelamiento de todas sus estructuras.

Una tarea para la que España cuenta con Francia y muestra de ello es que en el país vecino han sido detenidos diez presuntos terroristas en lo que va de año, 30 en 2012, 35 en 2011 y otros 28 en 2010, que revelan, en opinión de Ruiz-Gallardón, que el aumento en la eficacia de la cooperación judicial y policial "ha reducido de forma sustancial la capacidad operativa de ETA".

"SE HAN SUPERADO MUCHAS DIFICULTADES"

Y eso que, ha recordado el ministro, la cooperación con Francia ha superado "muchas dificultades" y ha sido un proceso salpicado de avances y retrocesos, de éxitos y de fracasos, aunque, sobre todo, se trata de "la historia de hombres y mujeres que a uno y al otro lado de la frontera han tenido el compromiso de luchar contra el terror y la barbarie".

Por eso, y más allá de "las mejoras" y el trabajo por lograr el fin definitivo de ETA, Ruiz-Gallardón ha reiterado que Francia y España trabajan en la misma dirección y con el mismo modelo ético y jurídico de un Estado de derecho que "ha permitido que hoy estemos como estamos".

El ministro ha destacado que, resultado de esta "confianza mutua" se han impulsado instrumentos jurídicos como la entrega temporal de condenados, la autorización de la denuncia oficial, el favorecimiento del acceso inmediato a la información y la creación de grupos bilaterales de investigación que hacen de esta colaboración "un modelo" en la UE.

Un ejemplo que también ha hecho suyo el consejero diplomático del Ministerio de Justicia francés, Fréderic Baab, quien ha destacado los "notables" resultados del "estrecho" trabajo de los más de 30 equipos de investigación integrados por especialistas de ambos países y que también colaboran contra la amenaza del terrorismo yihadista.

Para el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, sin Estado de derecho, sin la independencia de jueces y la imparcialidad de los fiscales resultará "muy difícil" el progreso de las naciones, que no puede ser concebido exclusivamente en términos económicos, sino de calidad de democracia con "más justicia, más eficacia, menos fronteras y más cooperación".

La XI reunión del grupo hispano-francés de cooperación judicial, que se celebra hoy y mañana en el Palacio de Parcent, sede del Ministerio de Justicia, concluirá el martes sus trabajos, en los que expertos de la delegación española y la francesa analizarán asuntos relacionados con la situación de ETA y del terrorismo internacional, y la cooperación judicial.