Rubalcaba propone a Rajoy guardar la ley del aborto en un cajón con 7 llaves

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha propuesto hoy al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, que guarde la reforma del aborto "en un cajón bajo siete llaves" y le ha acusado de promover un modelo que va "directo a la yugular" de los derechos y las libertades por pura ideología y para hacer "negocio".

En la clausura del Foro Interparlamentario Socialista, que ha reunido a diputados, senadores y eurodiputados bajo el lema "Una respuesta al recorte de derechos y libertades", Rubalcaba ha pedido además al presidente que aclare "con qué derecha europea quiere estar".

Rubalcaba ha argumentado que, a cuatro meses de las elecciones al Parlamento Europeo, este asunto ha creado en Europa una "importante contestación", y que Rajoy debe decir "si quiere estar con la derecha de las leyes a plazos: la alemana, la francesa y la británica, o quiere estar con (el ultraderechista) Le Pen, el único líder que ha apoyado entusiásticamente la ley que está proponiendo".

Además ha subrayado que dentro del PP se ha montado un "buen lío" con el anteproyecto sobre el aborto y le ha aconsejado que la "forma más civilizada" de solucionarlo es "retirar la ley, más que prohibir a sus dirigentes que hablen".

Se ha preguntado también por qué el Gobierno ha puesto ahora sobre la mesa esta iniciativa y ha negado que responda al cumplimiento del programa electoral. "¿Por qué ahora? Tendría narices que el único punto del programa que cumple Rajoy es aquel que perjudica a las mujeres", ha dicho.

"Quien incumple todo, incumple todo", ha zanjado, convencido de que la verdadera razón de sacarlo ahora es "reconciliarse" con la "extrema derecha" de su partido con la mirada puesta en las próximas elecciones europeas, incluso aunque ello suponga que las mujeres tienen que tener "menos libertades".

Una parte de su electorado que, además, quiere imponer "su moral minoritaria" al resto, ha añadido.

Después de indicar que Rajoy está cumpliendo su programa electoral "en B", el líder socialista ha sentenciado que al PP nunca le ha gustado la democracia y ahora, con el pretexto de la crisis y con mayoría absoluta en las Cortes, ha sacado "todo lo que llevaban dentro".

"Todo es un modelo ideológico perfectamente armado (...) Ideología por un tubo", ha insistido.

Detrás de las "aparentes ocurrencias", en su opinión, "hay un hilo conductor que es la ideología de una derecha a la que siempre le ha parecido que en España había muchos derechos y muchas libertades y que por eso había que hacer una segunda transición hacia atrás".

DIRECTO A LA YUGULAR

En su intervención, ha diferenciado entre la primera y la segunda parte de a legislatura y ha señalado que, mientras en los dos primeros años el Ejecutivo se dedicó a recortar derechos sociales y laborales, "todo apunta" a que a partir de ahora va "directo a la yugular" de los derechos civiles y de las libertades públicas.

Ha detallado que el Gobierno empezó recortando sanidad, educación, becas, desempleo y derechos laborales y ahora tiene un "paquete" de leyes para seguir con las libertades, entre ellas la de las mujeres para decidir cuándo quieren ser madres.

No obstante, ha precisado que el primer "empellón" de esta "segunda parte" fue la ley de tasas judiciales, al afectar a la justicia entendida como servicio universal, y ahora sigue con la ley de planta y demarcación, la de seguridad ciudadana o la de seguridad privada.

La "ideología por un tubo" que Rubalcaba ve detrás de esas reformas persigue, a su entender, hacer "negocio" de derechos públicos como la seguridad, como ya ha pasado con la sanidad o la educación.

Bajo su prisma, el modelo que encierra la política del PP es: "El que quiera derechos sociales de calidad, que se los pague".

Rubalcaba ha asegurado que el PSOE va a trabajar a fondo en las instituciones y fuera de ellas defendiendo los derechos y las libertades y ha avanzado que la Ejecutiva Federal del próximo lunes marcará las prioridades del partido en el ámbito parlamentario, incluido el autonómico.

En este sentido, ha citado a los asistentes a una próxima reunión interparlamentaria centrada en la economía y el empleo.

De hecho, ha considerado que el empleo debe ser la "prioridad" de los socialistas para los próximos meses porque es el asunto que más preocupa a los ciudadanos.

"Entramos en la cuenta atrás para la salida del PP del Gobierno. Quedan menos de dos años", ha vaticinado.