Rubalcaba se ve más preparado y Chacón replica que los militantes decidirán

La disputa entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón por liderar el PSOE se ha caldeado hoy después de que el ex vicepresidente haya dicho de su contrincante que ella no es la solución que ahora necesita el partido y la ex ministra le haya replicado que son los militantes quienes tendrán que decidirlo.

Un día después de que se abriera y se cerrara en cuestión de horas la posibilidad de un "cara a cara" entre ambos aspirantes hoy ha continuado la polémica a cuenta del frustrado debate.

Chacón, durante la presentación de su página web y de la sede que Ferraz ha puesto a su disposición, ha advertido a Rubalcaba de que serán los militantes y los delegados del congreso los que decidan quién es el mejor para el futuro del PSOE, y para ello éste "era un buen momento para hacer este debate".

"Yo creo en los debates, creo que son buenos los debates", ha proclamado Chacón, en cuya opinión el PSOE tiene que aprovechar que se va a dotar de nuevas normas en el 38 congreso federal, que se celebrará en Sevilla del 3 al 5 de febrero, para incluir entre ellas la "tradición" de los debates precongresuales.

Por la tarde, en un acto con militantes en Sevilla, ha llamado a los socialistas a una victoria en Andalucía, "la cuna del partido a nivel federal y un bastión de la socialdemocracia que hay que mantener el 25 de marzo".

En una carta dirigida a los militantes, la ex titular de Defensa ha ofrecido su trabajo y su experiencia para iniciar un tiempo nuevo en el partido, "devolverle su fuerza, su frescura y su capacidad de liderazgo social", y para ello apuesta por renovarlo y fortalecerlo, poniendo al día sus señas de identidad como socialistas.

Horas antes, Rubalcaba ha dicho en Telecinco que no tenía inconveniente en mantener un debate con Chacón y ha negado que él lo haya impedido, en contra de las acusaciones que en ese sentido ha dicho que le están lanzando personas del entorno de la ex ministra.

Además, ha subrayado que él lo puede hacer mejor al frente del PSOE: "Si yo creyera que ella es una solución para este momento de la vida del partido no me habría presentado, pero honestamente no lo creo", ha aseverado.

Ya por la tarde, desde Valencia, ha dejado claro que en su proyecto "no se le preguntará a nadie por la edad ni de dónde viene", al tiempo que ha apostado por reconstruir el PSOE desde la base, desde el poder local.

Entre tanto, el líder del PSM, Tomás Gómez, ha considerado hoy "un error" que no haya debate entre los dos candidatos y ha propuesto organizar encuentros con los militantes de Madrid, aunque sea por separado.

"No lo entiendo, es un error", ha dicho Gómez sobre la decisión de la dirección del PSOE, tomada a instancias del secretario de Organización, Marcelino Iglesias. "Dos no debaten si Marcelino no quiere", ha ironizado.

Cuando faltan apenas veinte días para el 38 congreso federal de Sevilla ya hay tres militantes de base que desean presentarse a la secretaría general, aunque tienen muy difícil conseguir el 10 por ciento de avales que necesitan para formalizar sus candidaturas.

Aún así, el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, ha avisado de que hay que estar "atentos" porque en los próximos días aparecerán en las redes sociales alternativas a liderar el PSOE y, en concreto, ha dicho que puede surgir un movimiento colectivo, en el que él estará en "la posición más útil".

"Puede pasar de todo", ha vaticinado, convencido de que nacerá una alternativa colectiva, "no de iniciativas muy personales", que obedecerá a que "el panorama no puede someterse a un guión preconcebido".

Hay quien ve a García-Page no como posible aspirante sino como sucesor de José María Barreda en la secretaría general del PSOE de Castilla-La Mancha, como el alcalde de Cuenca, Juan Ávila, en cuya opinión su compañero regidor es una persona "especialmente preparada" para ese cargo.

Ávila ha dicho que "es un activo político muy importante" y se ha mostrado convencido de que, en el ámbito nacional, "en el inmediato futuro va a jugar un papel importante".

Otro capote a García-Page ha llegado desde el portavoz del PSOE en las Cortes regionales, José Luis Martínez Guijarro, que ha situado al alcalde de Toledo entre los hipotéticos aspirantes a sustituir a José Luis Rodríguez Zapatero, porque tiene "peso y consideración en el partido".

Al margen de la batalla federal, lo cierto es que en las distintas comunidades se están abriendo también guerras internas por el poder regional, con un PSOE muy dividido en canal tras las sucesivas derrotas electorales en los comicios autonómicos, municipales y generales.

Las federaciones celebrarán los congresos regionales después del cónclave federal de Sevilla, y en muchas de ellas están empezando a surgir alternativas a las direcciones actuales, como en Cantabria o La Rioja.

CHACÓN INSTA A "RECARGAR" EL PSOE PARA MANTENER EL "BASTIÓN" DE ANDALUCÍA

La candidata a la Secretaría General del PSOE, Carme Chacón, ha instado hoy a los socialistas sevillanos a "recargar, transformar y abrir puertas y ventanas" del partido en el 38 Congreso federal para conseguir el primer reto de "ganar el bastión" de Andalucía el 25 de marzo en las elecciones autonómicas.

Ante unas 700 personas, según la organización, en el primer acto en Andalucía de la aspirante socialista que fue muy aplaudida durante buena parte de su larga intervención, Chacón no paró de aludir a Andalucía y al primer "reto" que tienen los socialistas.

"El 38 Congreso se llama victoria del PSOE en Andalucía, la cuna del partido a nivel federal y un bastión de la socialdemocracia que hay que mantener el 25 de marzo", ha aseverado tajante Chacón.

La candidata socialista ha propuesto un tiempo "nuevo" en el partido, "abrir puertas y ventanas para hacernos más fuertes y estar más unidos", y ha aclarado que no se presenta para ganar a ningún compañero.

"Me presento para ganar al abatimiento, la frustración y el inmovilismo, para ganar al PP y para ello hay que empezar por Andalucía", ha acotado.

La candidata no ha parado durante sus 45 minutos de intervención situar a Andalucía y la gestión que está llevando a cabo el presidente José Antonio Griñán como ejemplo de las políticas que debe desarrollar el partido en el país.

Al margen, ha comparado el momento que vive el PSOE y el "tiempo nuevo que necesita" con momentos históricos como el congreso de Suresnes o el 35 congreso en el que salió elegido secretario general José Luis Rodríguez Zapatero.

Ha ensalzado en varias ocasiones a Zapatero, pero también ha agradecido a Felipe González y a Alfonso Guerra que consiguieran "llenar de orgullo" al partido y al país.

"Ante el congreso, tenemos una causa poderosa para afrontar el futuro pese a la dolorosa derrota electoral. Hay que mirar la derrota con coraje para levantarnos y avanzar, no para flagelarnos", ha enfatizado.