Rubalcaba y Sáenz de Santamaría se acusan mutuamente de minar la confianza en España

Soraya y Rubalcaba

El vicepresidente dice que el PP está "en la tumbona" y hace oposición "de la de recitar temas" y

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, se han acusado mutuamente este miércoles de no trabajar por los 4,8 millones de parados y de minar con su actitud la confianza internacional en España y en su capacidad de salida de la crisis.

Durante el pleno de control al Ejecutivo en la Cámara Baja, Sáenz de Santamaría ha reprochado a Rubalcaba que 4,8 millones de españoles no encuentran trabajo porque el Gobierno "no quiere hacer el suyo", no propone "soluciones" y no hace "reformas". A su juicio, lo único que hace el Gobierno es "buscar culpables en todas partes menos donde están, sentados en el Consejo de Ministros".

Para el vicepresidente, en cambio, son los 'populares' los que están "en la tumbona" mientras el Gobierno aprueba medidas contra el paro como el 'plan E' o la próxima regulación de las agencias privadas de colocación. "Sin su ayuda", ha recalcado Rubalcaba. Es más, ha recordado que el presidente del PP, Mariano Rajoy, ni siquiera agotó su tiempo durante el último debate monográfico sobre empleo, y sólo usó "18 minutos para hablar de su empleo, que es lo que le preocupa más al señor Rajoy".

PP: BRUSELAS "NO SE FIA" DEL GOBIERNO

En su primera intervención, Sáenz de Santamaría ha emplazado al Gobierno a explicar por qué, según la Comisión Europea, España es el único país de la UE donde todo el ajuste de la crisis ha caído en el empleo, y por qué Bruselas no para de pedir a España que haga reformas: "Porque no se fían de ustedes", ha espetado. A su juicio, no cabe duda de que "España va a salir de la crisis", pero que este Ejecutivo es "incapaz" de sacarla. "España, qué gran país si tuviera buen Gobierno", ha apuntado, mientras Rubalcaba le ha advertido de que la economía española tendría más confianza internacional si Gobierno y oposición trabajasen "juntos", y no con el Ejecutivo trabajando sólo y la oposición "esperando a que la crisis le lleve a la Moncloa".

Según el ministro, "lo peor" es que el propio PP es que sabe "perfectamente" que su actitud no está ayudando a España. "Lo peor para ustedes es que los españoles también lo saben", ha advertido.

Rubalcaba se ha remitido al programa de reformas que acababa de anunciar Zapatero, y la portavoz 'popular' ha redoblado su ataque apuntando directamente al nuevo 'número dos' del Ejecutivo, tal como viene haciendo el PP desde que se remodeló el Gobierno: "A usted le gusta mucho asumir cargos y muy poco asumir responsabilidades", ha subrayado.

PP: RUBALCABA HA FRACASADO

Así, ha considerado que la derrota del PSC en las elecciones catalanas del domingo es la muestra "del fracaso" del nuevo Gobierno. "El suyo también, lo suyo más que un efecto está siendo una contraindicación", ha añadido.

Según Sáenz de Santamaría, Rubalcaba fue ascendido para lograr "remontar" electoralmente, pero hay 70.000 parados más desde la remodelación del Ejecutivo y para "impulsar la acción política", pero se han "aplazado las reformas".

La 'popular' ha aludido incluso veladamente a la crisis del Sáhara Occidental al afirmar que a Rubalcaba se le encomendó "hacer olvidar a los españoles que el Gobierno recorta derechos sociales", pero que la oposición ha tenido que recordarle incluso "los Derechos Humanos".

En ese punto, el vicepresidente ha dicho haber escuchado su "ejercicio de oposición", pero de oposición "de la de recitar temas, no de la política", y ha insistido en que el Gobierno trabaja por los desempleados, aunque sin la ayuda del PP.

En ese sentido, ha citado algunas de las medidas que acababa de mencionar Zapatero, como la rebaja de impuestos a las pymes y la privatización parcial de Loterías y Apuestas del Estado y de AENA para reducir deuda, "tener más margen de maniobra presupuestaria" y dedicarse por ejemplo a las políticas activas de empleo.