Rouco rechaza que el Papa comparara el laicismo actual con los años 30

Rouco Varela

Esta mañana ha comenzado la 96 Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal. En su discurso,el presidente de los obispos se ha referido a las declaraciones del Papa en Santiago de Compostela y Barcelona sobre el laicismo en nuestro país. Antonio María Rouco Varela, siguiendo al Pontífice, ha planteado una nueva evangelizacion que favorezca el encuentro entre fe y modernidad. Un encuentro que, según Rocuo Varela, no tendrá lugar sin ciertas tensiones.

Segun el cardenal Antonio María Rouco Varela, el Papa al recordar el anticlericalismo de los años 30 en España, no establecía una equiparación con la situación actual, sino que animaba a una nueva evangelización "cuyo objetivo es el encuentro, nunca el desencuentro".

Rouco Varela ha explicado así las palabras que el Papa Benedicto XVI pronunció en el avión que le traía a España a principios de noviembre, en las que afirmó que "en España ha nacido una laicidad, un anticlericalismo, un secularismo fuerte y agresivo como se vio en la década de los años treinta. Y ese enfrentamiento, disputa, entre fe y modernidad ocurre también hoy de manera muy vivaz".

El cardenal ha recordado que el Papa destacó la "vigorosa aportación católica española al renacimiento del catolicismo en la edad moderna" y que recordó -"como otra cara de la misma moneda"- la situación de los años 30, "recordando la historia pero sin nivelaciones impropias ni anacronismos de ningún tipo".

El cardenal arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Antonio María Rouco Varela, ha afirmado que el Papa Benedicto XVI no estableció una "equiparación" entre el "laicismo agresivo" de los años treinta del siglo XX y la actualidad, al responder a las preguntas de los periodistas en el avión en el que viajaba a España.

En este sentido, el cardenal Rouco ha remarcado, durante la XCVI Asamblea Plenaria de la CEE que se celebra desde este lunes hasta el próximo viernes, que el Pontífice primero se refirió a lo visto en los años treinta y después, "sin establecer equiparación" entre aquella época y la actualidad, apuntó que el "enfrentamiento entre fe y modernidad" continúa hoy activo en España.