Rosa Díez llama a Rubalcaba "vicerresponsable de la crisis"

Sesión de control en el Congreso de los Diputados con un protagonismo indiscutible del vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien su partido le ha convertido en cabeza de cartel electoral para las próximas elcciones generales. La diputada de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, calificó al vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, como "vicerresponsable primero de la crisis política y económica" y le preguntó "¿Qué puede ofrecer a los españoles si ha impulsado la deconstrucción del Estado y ha sido artífice de las políticas más antisociales aplicadas en nuestra joven democracia?".

En su pregunta en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Díez dijo que Rubalcaba es "tan cómplice del desaguisado que no sabría decir quién es el chef y quién el ayudante cuando se fue cocinando la crisis institucional que precedió a la económica". Y le espetó: "¿Qué puede ofrecer a los españoles si ha impulsado la deconstrucción del Estado y ha sido artífice de las políticas más antisociales aplicadas en nuestra joven democracia?".

El vicepresidente respondió sucintamente: "Sí, naturalmente que me siento corresponsable", tras lo cual Díez volvió a la carga echándole en cara la ruptura del pacto antiterrorista y del espíritu de la Transición en la primera legislatura, del paro, la pobreza y los recortes sociales en la segunda y, en general, de no haber limitado el gasto autonómico a tiempo, perpetuar el bipartidismo y alejar a los ciudadadanos de la política.

Llamándole irónicamente "don Alfredo" porque el vicepresidente ha pedido a los militantes socialistas que le llamen por su nombre de pila, la diputada de UPyD concluyó que Rubalcaba, después de haber formado parte del Gobierno, "no es Panorámix ni tiene la pócima del druida" de los tebeos de Astérix, por lo que el único servicio que puede rendir a España es pedir a "su jefe", el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que convoque elecciones cuanto antes.

Rubalcaba inició su contrarréplica declarándose "absolutamente responsable" de que ETA esté en el peor momento de su historia y el Estado en el mejor, para luego centrarse personalmente en su interlocutora para corresponder las "acusaciones ad hominem " que le había dedicado. Así, la preguntó: "¿Se considera usted corresponsable de las políticas del Gobierno de Ardanza, de las que hizo usted cuando era consejera de ese Gobierno? ¿Son compatibles con lo que defiende ahora?". Rubalcaba respondió "taxativamente" por ella que no, y aseguró que lo único que diferencia a ambos es que él es una persona coherente y Díez no.

SÁENZ DE SANTAMARÍA: RUBALCABA VIVA IMAGEN DE UN GOBIERNO AGOTADO

En la sesión de control al Gobierno en el Congreso, la portavoz popular, Soraya Sáenz de Santamaría, responsabilizó asimismo a Pérez Rubalcaba de la deriva tomada por la crisis en el último año, de los peores resultados de la historia del PSOE y de condicionar las decisiones que aún le queda por tomar a José Luis Rodríguez Zapatero en cuanto a convocatoria de elecciones y remodelación del Ejecutivo.

Según Sáenz de Santamaría, desde que fue nombrado vicepresidente todo lo que ha decidido el Gobierno lo ha hecho "Zapartero con el impulso de Rubalcaba y Rubalcaba con el consentimiento de Zapatero". "Ha pasado de estar en el Gobierno a ser el Gobierno", dijo. Por ello, le acabó preguntando si "asume alguna responsabilidad directa en la gravedad de la crisis económica".

La respuesta de Rubalcaba ironizaba con la introducción que había hecho el presidente del Congreso, José Bono, quien un minuto antes anunció una "nueva pregunta" de la portavoz popular. "¿Nueva? No, es la misma de todos los miércoles", afirmó el ministro antes de aseverar que "la pregunta tiene bemoles" y que siente "mucha más" responsabilidad sobre la situación "que la gente que ha perdido su empleo".

"¿Que quiere usted hablar de empleo?, hablamos de empleo. ¿Que quiere usted pactar políticas para el empleo?, lo hacemos", pero "a lo que yo no voy a contribuir en esta Cámara es a que mañana se diga eso de nuevo rifirrafe parlamentario. No voy a hacer debates tóxicos para la democracia", le respondió el ministro.

Rubalcaba dijo que encontró a Sáenz "más agresiva que nunca", consideró que problalemente la beligerancia del PP será "directamente proporcional al tiempo que me queda para ser nombrado oficialmente como candidato de mi partido".

Advirtió de que "si los políticos empezamos a no gustar a la gente es porque lo que hablamos aquí tiene poco que ver con la gente y no resolvemos ningún problema".

La portavoz del grupo popular, por su parte, subrayó que desde que Rubalcaba ocupa la Vicepresidencia Primera "nunca ha estado peor España y nunca ha estado peor el PSOE" y señaló que desde que el abarca cada vez más poder, el Gobierno se caracteriza por una credibilidad que "ha tocado fondo", "la indiferencia ante los problemas económicos", el "descontrol" y los "enfrentamientos por el poder".

"El señor Rubalcaba es la viva imagen de un Gobierno agotado. No saben qué hacer para bajar el paro, sólo saben discutir si convienen elecciones generales antes de que vuelva a subir el paro", ha asegurado Soraya Sáenz de Santamaría.

COSIDÓ (PP): "MEJOR HOY QUE MAÑANA"

El PP ha pedido hoy al vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, que deje cuanto antes el ministerio del Interior porque "España no puede permitirse un ministro a tiempo parcial y con carácter de interinidad", por lo que le ha urgido a marcharse "hoy mejor que mañana". En la sesión de control al Gobierno en el Congreso, el portavoz de Interior del PP, Ignacio Cosidó, ha asegurado que lo que los españoles desean oír de Rubalcaba son dos palabras: "me voy" y ha acusado al ministro de vulnerar la legalidad porque está "tan embriagado de poder que se cree el principio de 'yo soy la ley'".

En su respuesta, Rubalcaba evitó precisar el momento en el que dimitirá como ministro del Interior, y

aseguró que no entiende el razonamiento del PP, que incurre, en su opinión, en una "contradicción", ya que de un lado le culpan de todo lo que ocurre y al mismo tiempo no paran de decirle que abandone el ministerio.

Respecto a las acusaciones de incumplimiento de la legalidad, y tras asegurar que estas son "una sarta de mentiras", el ministro ha recordado que en el Ministerio del Interior "las cosas van bien aunque les pese", porque que la delincuencia ha disminuido, la inmigración está más controlada y las muertes en accidentes de tráfico son mucho menores. Además, ha dicho que desde que él es ministro, las fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han detenido a 532 presuntos etarras y 201 miembros de la "kale borroka".