Rivera cree que por primera vez en democracia se puede ganar al PP y al PSOE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha mostrado convencido de que por primera vez en la historia de la democracia se puede ganar al PP y al PSOE en unas elecciones, por lo que ha animado a los electores a que se "mojen" y les voten porque sólo así podrán hacer las reformas necesarias.

En un multitudinario acto público en el Templo de Debod de Madrid y al grito de "presidente, presidente", Rivera ha dicho que necesitan ganar porque "si gana el PP y el PSOE por muchos escaños" que Ciudadanos consiga podrán cambiar pocas cosas.

"El futuro no está escrito pero el futuro empieza el 20 de diciembre" y sólo hace falta "ilusión" y "ganas de cambiar las cosas", ha dicho Rivera antes de asegurar que va "a por todas" porque "no se puede ganar un partido "si se sale sólo a empatar".

Ha considerado que "es difícil cambiar las cosas si el Gobierno quiere cuatro años más de lo mismo, o si viene otro que dice vamos a volver a los rojos", en referencia a PP y PSOE, respectivamente.

"En este partido a tres, en el que están "la vieja izquierda, la vieja derecha y el nuevo centro, quedan muchas cosas por ver" y Ciudadanos se encuentra a "dos, tres, cuatro o cinco puntos de ganar las elecciones".

Tras reconocer que no van "a doblar al PP y al PSOE" EL 20d, se ha mostrado convencido de que les pueden "ganar" como ya lo han hecho en las pasadas elecciones catalanas, en las que Ciudadanos ha logrado el mismo número de escaños que PP y PSOE juntos.

Para cambiar este país y no seguir en la "dicotomía de rojos y azules" es necesario que los ciudadanos se "mojen" y acudan a votar a un partido de centro como Ciudadanos.

Rivera, cuya intervención ha sido varias veces interrumpida con el cántico "Yo soy español", ha destacado que sale a "ganar el partido" y quiere formar un Gobierno "distinto" para España, "más innovador,, más moderno y con más liderazgo" porque es necesario poner a España en el "escalón que mererece".

"Si queremos un cambio sólo lo pueden encabezar partidos que queremos empezar de cero", ha dicho Rivera, que ha puesto como ejemplo que en Canadá ha ganado al partido conservador, contra todo pronóstico, un joven demócrata liberal. "¿Por qué no puede ocurrir lo mismo en España?", se ha preguntado.

ARRIMADAS: "NO HAY NADA IMPOSIBLE DESPUÉS DE LOGRAR LO IMPOSIBLE EN CATALUÑA"

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha asegurado que "España está más cerca de tener un presidente catalán que de una Cataluña rota en España", y se ha mostrado convencida de que "no hay nada imposible después de lograr lo imposible en la parte más difícil de España" que es Cataluña.

En un acto publico celebrado en Madrid, y en el que ha intervenido el presidente del partido, Albert Rivera, y la número tres del partido al Congreso, Marta Rivera, Arrimadas ha dicho que, al igual que en Cataluña, el 20D pueden volver a "ganar al populismo y al bipartidismo" en las urnas porque son la "alternativa".

En este sentido, ha dicho que "hoy España está "más cerca de tener un presidente de Gobierno catalán a una España rota en Cataluña".

Arrimadas, que ha asegurado que gracias a que existe Ciudadanos, los catalanes van a tener un proyecto de "futuro y de unión", ha señalado que "no ha sido fácil llegar hasta aquí" porque el "sistema está pensado para los grandes partidos, para los partidos viejos que llevan 35 años repartiéndose el poder".

La líder del partido en Cataluña, que ha recordado que su partido "defiende el mismo proyecto en toda España", ha dicho que "la mayor prueba de fuego han sido las elecciones en Cataluña" porque "han sido el mayor desafío a la convivencia que ha tenido" esta comunidad "en los últimos años".

En su intervención, Arrimadas ha destacado que los nacionalistas han llegado donde han llegado porque "lo han permitido PP y PSOE" al pactar "siempre con ellos" en el Congreso de Diputados.

Se ha referido al grito de "yo soy catalán y español" que se escucho el día de las elecciones de Cataluña y ha apuntado que "hacía mucho que eso no se escuchaba en la sede de los grandes partidos".