Rivera cree que obtendrá escaños suficientes para propiciar un gobierno estable

El líder de Ciudadanos y candidato a la Moncloa, Albert Rivera, ha afirmado este lunes que si su formación obtiene un 2% más de votos que el pasado 20 de diciembre conseguirían entre 10 y 15 escaños más y así facilitar un gobierno estable, reformista y constitucionalista.

"Si Ciudadanos crece un poquito, podremos tener Gobierno en España, porque puede haber una mayoría constitucionalista", ha manifestado en una entrevista en la que ha augurado que la participación estará "cerca" de la anterior convocatoria electoral, en un "70% o más", porque los españoles se "juegan tanto" y, a pesar de "estar cansados de ir a votar", les interesa el "rumbo del país".

Así, Rivera ha explicado que si su formación obtiene "un poquito más de empuje que en las últimas elecciones, puede haber un gobierno estable, que aplique cambios, pero no locuras", en alusión a las propuestas de Podemos que, a su juicio, sólo "venden humo" y cuyo líder se "viste de cordero o de socialdemócrata" durante la campaña y "esconde lo que piensa hacer", con el fin de "ganar votos".

El líder de Ciudadanos ha subrayado que si llega al Gobierno, cambiará la ley electoral para que sea "más simple" y los "votos algan igual".

Para el líder 'naranja', su partido es el "revulsivo" que necesita el país para "renovar a los viejos partidos" y hacer frente al "populismo" que representa Podemos. Y, ha tendido la mano para pactar con los partidos "constitucionalistas", es decir, con PP y PSOE para hacer un gobierno "estable y reformista" y conseguir que la situación no "se convierta en el caldo perfecto para el populismo". "La gente está indignada con razón. Es normal, pero hay que dar respuesta a la indignación con soluciones no con vendedores de humo", ha añadido.

Rivera ha apostado por "un acuerdo entre constitucionalistas" y ha dejado claro que con el mapa actual tendrá que ser "entre tres" partidos, pero ha insistido en que no puede estar el presidente de los 'populares', Mariano Rajoy, porque los votantes de C's no entenderían que "defendiese a Barberá".

Sin embargo, preguntado sobre si apoyarían un gobierno encabezado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes (que gobierna gracias al apoyo de C's), ha evitado responder diciendo que es el PP el que tiene que "reflexionar" si quiere que ella sea su candidata. "No voy a hacer quinielas porque matamos a cualquiera que propongamos. No es la mejor manera de iniciar unas negociaciones. Si jugamos a eso va a ser muy complicado que el país se pongan en marcha. Somos conscientes de que hay gente válida en el PSOE y en el PP con la que compartimos cosas", ha dicho.

En cualquier caso, el presidente de Ciudadanos ha pedido que ningún partido anteponga "su sillón por delante de España", que ni PP ni PSOE se "veten mutuamente", ni que "el más votado diga que no al Rey", recordando así la negativa de Rajoy a someterse a la investidura por falta de apoyo, porque si no habrá unas terceras elecciones.

Preguntado entonces si sería partidario de un gobierno presidido por alguien que no haya sido candidato, ha recordado que él ya lo propuso para evitar estas elecciones. De todos modos, ha hecho hincapié en que el "plan 'A'" es que todos los partidos se sienten a hablar, pero ha reiterado su intención de "buscar fórmulas" alternativas si resulta que cualquiera de los candidatos que se presentan suponen "un escollo para el acuerdo".

EL PSOE TIENE QUE ESCOGER

Del PSOE ha dicho que no se arrepiente de haber firmado un acuerdo en la pasada legislatura con un contenido "muy ambicioso socialmente y de economía sostenible". No obstante, ha afirmado que espera que la situación de diciembre no se repita y las condiciones sean "distintas" y se pueda hacer un "acuerdo entre constitucionalistas" para "mantener el Estado del Bienestar y el marco constitucional".

No obstante, ha destacado que está "sorprendido" y que hay "mucha gente decepcionada" por la entrada de los socialistas en el gobierno de Barcelona En Comú del Ayuntamiento de la Ciudad Condal o el apoyo en otras ciudades como Madrid o Valencia: "Me preocupa que el PSOE sea la marca blanca o la muleta de Podemos". "El PSOE tiene que escoger o meterse en una comparsa para hacer a Iglesias presidente del Gobierno o por un pacto con C's y PP", ha recalcado.

EL PP SE EQUIVOCA EN SU ESTRATEGIA DE GENERAR "MIEDO" CON PODEMOS

Con respecto al vídeo difundido por las redes sociales en el que Pedro Sánchez es acusado de ser racista, Rivera ha defendido que "no todo vale en política". El PSOE ha culpado a PP y Podemos de la difusión del vídeo y Rivera ha abundado en que le preocupa ver a estos dos partidos "hablar en el mismo sentido". Con esto, ha llamado a los partidos a que "apliquen las mimas varas de medir" a todos cuando "se juega sucio" y no sólo cuando uno lo sufre.

Así pues, considera que en estas imágenes no hay una "pinza" entre el PP y Podemos, pero sí ha destacado que la estrategia del PP de "pensar que si a Podemos le va muy bien, generan miedo" y eso les favorece, es un "error". "Eso es pan para hoy y hambre para mañana", ha aseverado.

CRITICA QUE GARZÓN DEFIENDA A LOS PRESOS POLÍTICOS

Por último, en relación al viaje del ex ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón a Venezuela para defender al opositor preso Leopoldo López, ha criticado que "políticos jóvenes" como el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, "sigan defendiendo que hay que meter a los políticos presos".

En esta línea, ha insistido en que tiene que haber diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición venezolana, "amnistía para los cargos políticos" porque no puede haber negociaciones "con una parte en la cárcel y otra en la mesa" y "respeto" a la Constitución y al revocatorio.