Rivera: "No es legítimo" que el Parlament lo presida alguien imputado

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha avanzado hoy que su partido va a pelear por tener mayoría en la Mesa del Parlament y por que no sean presidentes de la Generalitat personas como Oriol Junqueras o Carles Puigdemont, imputados por "delitos tan graves" como malversación, sedición o rebelión. En rueda de prensa en el Congreso, Rivera ha lamentado que el "hundimiento del bipartidismo" del PP y el PSOE, así como una "maldita" ley electoral, impida que Ciudadanos pueda sumar para formar Gobierno, pero ha defendido que al menos debe tener una representación en la Mesa del Parlament acorde con su victoria en las elecciones del 21D.

Ha insistido, en cualquier caso, en que los números no dan, ni siquiera con PP y PSOE, para formar gobierno, y se ha comprometido a vigilar atentamente desde la oposición que se respeten los derechos y libertades "de todos los catalanes".

Asimismo, ha explicado que ayer el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ni siquiera puso este tema sobre la mesa en la reunión que mantuvieron en el Palacio de La Moncloa. "La gente sensata y la que sabe contar no se plantea que Ciudadanos pueda optar a gobernar en Cataluña", ha dicho tras insistir en que "nadie hay con más ganas" que Cs de que eso no hubiera sido así y hubieran podido formar un Gobierno constitucionalista.

Rivera ha subrayado que "no es legítimo" que presida el Parlament una persona que tiene importantes delitos imputados "a sus espaldas", como Carmen Forcadell, y ha considerado que Junqueras y Puigdemont "están inhabilitados" para liderar el Gobierno cuando están siendo investigados por delitos como malversación, sedición o rebelión. "¿Qué legitimidad tiene ante los ciudadanos un Gobierno que ni siquiera cumple las leyes?", se ha preguntado el líder de Ciudadanos antes de avanzar que su formación peleará para que ni el Parlament ni el Govern de Cataluña sean presididos por "personas imputadas por delitos tan graves".

Otra batalla que dará Ciudadanos es tener una "presencia importante" de los partidos constitucionalistas en la Mesa del Parlament para vigilar que no se vuelvan "a violar el reglamento" ni la Constitución, porque lo que Cataluña necesita, en opinión de Rivera, es "respeto al orden constitucional y la convivencia".

Ha confirmado también que el PP no les ha pedido que le cedan un diputado para poder tener grupo parlamentario propio en el Parlament catalán y no convivir con la CUP en el Grupo Mixto. No obstante, antes de plantearse la cesión de diputados, Rivera se ha mostrado partidario de que los populares puedan tener un subgrupo parlamentario propio, posibilidad que -ha recordado- está prevista en el reglamento, y que les daría mayor facilidad para trabajar con recursos suficientes y tiempos de participación en la Cámara.

EL PSOE DENUNCIA EL "FRACASO" DEL GOBIERNO DE RAJOY YSALDA SU RELACIÓN DE SOCIO PREFERENTE CON PODEMOS

La dirección del PSOE resumió este viernes los años de Gobierno de Mariano Rajoy como un "fracaso", tanto en la cuestión territorial como en el modelo social, y presentó al partido que lidera Pedro Sánchez como la "única alternativa" aunque sin pedir una convocatoria electoral. "No podemos pedir un adelanto electoral en medio de esta crisis", reconoció en rueda de prensa el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, quién destacó que "no se dan las condiciones para anteponer ningún interés partidista" en este "momento" que vive la convivencia en España.

No obstante, desde Ferraz, afirmó que en el PSOE el "entrenamiento es permanente" para afrontar procesos electorales hasta el punto de que dijo que cuando no hay comicios los organizan ellos de manera interna porque son un "partido muy acostumbrado" a votar, bromeó. Así, el dirigente socialista aseguró que van a ejercer su papel de principal partido de la oposición y "exigir" al Gobierno que cumpla con sus obligaciones. A su juicio, tras seis años de Rajoy al frente del Ejecutivo sus políticas ponen en evidencia de que "no está a la altura del país que gobierna y de las necesidades" de los españoles.

Sobre la "fractura" territorial, Ábalos subrayó que el PP actuó en primer lugar como "agitador de la desafección" de Cataluña con España y después ha sido "incapaz" de contener el auge del independentismo.

Por otra parte, señaló que la fractura social es consecuencia de la acción de Rajoy que, por "inacción", es lo que está detrás del "incremento" de la desigualdad, precariedad y la pobreza. En este sentido, Ábalos cargó contra Rajoy porque es "incapaz" de gobernar sin una mayoría absoluta y sin poder imponer su modelo, "no saben ni qué hacer" ya que son "un Gobierno que sólo sabe imponer". Así, remarcó que el Ejecutivo es "incapaz de establecer acuerdos y los que firman no los cumple - en alusión al suscrito de investidura con Ciudadanos- y otros ni lo intentan". Por ello, entiende que tienen el síndrome del gobierno "en funciones" que está "siempre a la espera de un momento electoral que le permita salir de esta situación".

El 'número tres' del PSOE indicó que con estas políticas de Rajoy "no cabe la resignación" y como socialistas se rebelan, pero alertó de que "tampoco la alternativa es la frustración" de los que "vinieron a cambiarlo todo" (Podemos y Ciudadanos).

José Luis Ábalos ha rechazado hoy que su relación con Podemos sea la de "socio preferente", como proclamó hace solo tres meses su líder, Pedro Sánchez, y ha admitido que no solo no tiene "ninguna sociedad" con el partido de Pablo Iglesias, sino "más bien algún problema" derivado de la crisis territorial en Cataluña. "Nos expulsaron del Gobierno municipal en Barcelona", se ha quejado.

MAYORAL SOSTIENE QUE PODEMOS SE HA QUEDADO SOLO EN LA OPOSICIÓN

El balance de Podemos le ha correspondido al responsable de Sociedad Civil de la formación morada, Rafael Mayoral, quien ha resumido 2017 como "el año del Gobierno fuera de la ley", de "la trama", de la imputación del PP, "de la precariedad, la devaluación salarial", "la involución democrática" y "el 155 contra el autogobierno". Un año en el que "Podemos se ha quedado sólo en la oposición", ha dicho, añadiendo sus criticas al resto de fuerzas del arco parlamentario e incluso a la monarquía.

"2017 es el año en el que la monarquía, como institución antidemocrática y machista, mostró su cara más autoritaria pidiendo mano dura en vez de diálogo", ha dicho Mayoral en alusión al discurso del rey Felipe VI tras la declaración ilegal de independencia de Cataluña.

Al PSOE le ha reprochado que haya pasado a formar parte del "bloque monárquico" y renunciado a hacer oposición al Gobierno; del PNV ha dicho que se ha entregado al PP, y a los nacionalistas catalanes les ha criticado por pensar que "podían independizarse de Rajoy".

Y sobre Cs, Mayoral ha asegurado que "2017 es el año en el que Aznar volvió a tener partido convirtiéndose en el padrino político de Albert Rivera por representar de forma consecuente los intereses del IBEX 35 y de los especuladores".