El Rey, a las víctimas del terrorismo: "Vuestro dolor es el de toda España"

El Rey, a las víctimas del terrorismo: "Vuestro dolor es el de toda España"

Felipe VI ha garantizado hoy a las víctimas del terrorismo que siempre le tendrán a su lado por ser ejemplo de defensa de "la libertad, la democracia, la convivencia y la concordia" y por el daño recibido, "un dolor que es el de toda España".

Felipe VI ha reiterado su respaldo a los afectados por la barbarie terrorista al recibir el premio que la Fundación Víctimas del Terrorismo (FVT) le ha concedido por el compromiso y la cercanía mostradas hacia este colectivo.

"Mi apoyo permanente a las víctimas del terrorismo, a su memoria, a su dignidad. Su dolor ha sido siempre el dolor de la Corona, el dolor de toda España", ha subrayado don Felipe.

La ceremonia ha tenido lugar en el Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, con la presencia de la reina Letizia, de la presidenta de la FVT, Marimar Blanco, y de los ministros del Interior, Juan Ignacio Zoido, y de Justicia, Rafael Catalá, así como de la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

De manos de Blanco y con gesto de agradecimiento, el Rey ha recibido la estatuilla con el auditorio puesto en pie.

Según el jefe del Estado, el premio lo recoge "en nombre de todos los españoles" que sienten "una deuda permanente" con quienes han sufrido "la acción criminal y cobarde de unos asesinos carentes de valor, de principios y de humanidad, cargados de odio y de desprecio".

"Como Rey, y ante todo como persona, me tendréis siempre a vuestro lado", se ha comprometido don Felipe ante los representantes de los colectivos de afectados por el terrorismo de ETA y yihadista.

LA UNICA VERDAD

"Las víctimas debemos mucho a la Corona, porque nuestro camino habría sido mucho más duro sin su apoyo. Por eso queremos que consideréis este premio como una muestra inequívoca de nuestra lealtad", ha dicho Blanco en el acto de entrega de los premios de la Fundación con los además de a Felipe VI se ha galardonado a los servicios informativos de RTVE y a alumnos del colegio Joyfe.

A todos ellos, Marimar Blanco ha agradecido su compromiso con las víctimas del terrorismo, especialmente al Rey y la Monarquía, porque su papel en defensa del Estado de Derecho y en apoyo del colectivo ha sido "una constante que jamás se ha visto interrumpida".

Marimar Blanco ha destacado el papel de la Corona para conseguir que las víctimas nunca se sintiesen solas ni "aisladas" y ha alabado que internacionalmente toda la Corona haya permitido que "cale" la verdadera dimensión del terrorismo, especialmente en Francia, como demostró en 1993 el rey emérito Juan Carlos al hablar frente a la Asamblea francesa.

Un ejemplo que ha citado la presidenta de la Fundación y que se suma al primer acto público de los reyes tras su coronación en junio de 2014 o su "destacada presencia" tras los atentados en agosto en Cataluña.

"Nuestro objetivo al conceder este reconocimiento a la más alta institución del Estado es el tratar corresponder a la Corona, si quiere mínimamente por todo lo que las víctimas hemos recibido de ella durante décadas", ha subrayado Blanco en el auditorio del museo Reina Sofía de Madrid ante los Reyes, los ministros del Interior y Justicia o representantes de las más altas instituciones del Estado.

Ante todos ellos, Blanco ha reiterado que las víctimas no van a cesar en su obligación de preservar "la única narración" posible de los hechos, que no es otra que la que se basa "en verdad, memoria, dignidad y justicia, sin cabida en las justificaciones públicas que disculpen la violencia cometida, ni exoneren social, política e históricamente a los que han recurrido al terrorismo".

"Es nuestra lucha diaria y no estamos dispuestos a hacer ningún tipo de concesión porque como hemos dicho nada les debemos y, por tanto, nada les daremos", ha dejado claro antes de zanjar que no permitirán a quienes segaron la vida de cientos de personas y robaron la libertad y dignidad que los terroristas les arrebatan ahora la verdad, "la única verdad", porque esta solo corresponde a los demócratas.