El Rey cenó este viernes en un restaurante madrileño con Dan Quayle

Don Juan Carlos en Sagasta
Don Juan Carlos en Sagasta |Don Juan Carlos en Sagasta

Este viernes por la noche vimos al Rey en la calle, en Sagasta salió a cenar con un viejo amigo el ex vicepresindete de Estados Unidos Dan Qayle. Con buen humor y distendidos a la entrada del restaurante.

Don Juan Carlos ha llegado hacia las nueve de la noche al restaurante "Manduca de Azagra", acompañado por el político estadounidense y su esposa, y se ayudaba de unas muletas, ya que aún se recupera de su última operación.

"Estoy muy bien, lo que pasa es que tengo que ir con muletas", ha dicho el Rey a los periodistas preguntado por su estado de salud.

Junto al monarca, Dan Quayle ha señalado que llamó al Rey para proponerle cenar este fin de semana y "recordar buenos tiempos".

"El Rey es un buen amigo mío desde hace mucho tiempo y también es un buen amigo de Estados Unidos", ha señalado el exvicepresidente, que ha estado de viaje por La Rioja y Navarra en compañía de sus esposa.

Es la primera vez que se ve al Monarca en una reunión de este tipo, fuera del palacio de la Zarzuela, desde que el pasado 3 de marzo fue operado de una doble hernia discal, una intervención por la cual continúa en proceso de recuperación.

La entrada al restaurante ha tenido su anécdota cuando el Monarca se ha dirigido a un niño que, a escasos metros de la entrada del local, asistía con curiosidad al acontecimiento que había reunido a fotógrafos y cámaras de televisión.

El Rey le ha pedido que se acercara y ha mantenido una breve charla con el pequeño.

El republicano Dan Quayle fue vicepresidente de los EEUU entre 1989 y 1993, durante la Presidencia de George Bush, con quien formó un "tándem" que no logró la reelección en las siguientes elecciones presidenciales frente a los demócratas Bill Clinton y Al Gore.

Durante aquella etapa, el Monarca español y el vicepresidente republicano coincidieron, en representación de sus respectivos países, en el funeral por el rey Olav V de Noruega, celebrado en Oslo en enero de 1991.

Esta semana, el Rey celebró una audiencia en su despacho con el ingeniero de Talgo José Luis López Gómez, tras haber obtenido el premio al mejor inventor europeo del año concedido por la Oficina Europea de Patentes.