El Rey reaparece en público con motivo del Día de las Fuerzas Armadas

Fuerzas Armadas
Fuerzas Armadas |Fuerzas Armadas

El Rey reaparecerá en público este sábado por primera vez desde que fue operado de cadera tras la caída sufrida en Botsuana y lo hará con motivo del Día de las Fuerzas Armadas, que este año se celebrará en Valladolid, con unos actos marcados por la "austeridad" a la que obliga por la crisis económica.

Don Juan Carlos y Doña Sofía presidirán el homenaje a la bandera y a los caídos que tendrá lugar en la Plaza Mayor de Valladolid, acompañados por los Príncipes de Asturias, Don Felipe y Doña Letizia. Junto a ellos estarán el ministro de Defensa, Pedro Morenés, y la cúpula militar, encabezada por el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), el almirante Fernando García Sánchez.

Los actos comenzarán esta misma tarde en Valladolid, con una jura de bandera civil que estará presidida por el almirante García Sánchez y en la que participarán 400 civiles, entre ellos el alcalde de la ciudad, Francisco Javier León de la Riva.

Los Reyes y los Príncipes se incorporará a la celebración mañana sábado. Será el primer acto de Don Juan Carlos fuera de Palacio desde que fue intervenido quirúrgicamente hace siete semanas. Según fuentes de Zarzuela, la recuperación, que ya se esperaba que se completara para el Día de las Fuerzas Armadas, ha sido "rapidísima".

No obstante, el monarca no pasará revista a la fuerza y recibirá los honores militares desde la tribuna presidencial, según han informado a Europa Press fuentes de la Casa Real. El pasado 12 de octubre, durante la Fiesta Nacional, el Rey pasó revista a las tropas a bordo de un vehículo militar descapotable y después asistió sentado a gran parte de la parada, permaneciendo en pie en los momentos más solemnes.

En esa fecha, Don Juan Carlos continuaba recuperándose de la operación a la que se sometió en septiembre de ese año para que le repararan el tendón de Aquiles de su pie izquierdo.

DOS PARACAIDISTAS PORTARÁN LA BANDERA

Mañana, una vez la tribuna presidencial haya ocupado su lugar, llegará hasta la Plaza Mayor la bandera nacional, portada por dos saltadores de la Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire (PAPEA), uno de ellos, un cabo primero vallisoletano. La enseña nacional --de 39 metros cuadrados y 15 kilos de peso-- será izada y homenajeada mientras suene el himno.

Posteriormente, tendrá lugar el homenaje a los militares que murieron en acto de servicio durante 2011, al que se ha invitado a los familiares de los miembros de las Fuerzas Armadas fallecidos. La celebración en la Plaza Mayor finalizará con una pasada de la patrulla Aguila, que dibujará en el cielo los colores de la bandera.

VINO ESPAÑOL CON PRODUCTOS REGALADOS

Los Reyes y el resto de autoridades abandonarán el lugar y se dirigirán al Palacio Real, en la plaza de San Pablo, donde tendrá la recepción que ofrecerá el alcalde de Valladolid a los invitados y que este año contará con la peculiaridad de que los vinos y alimentos que se degustarán serán donados, según explicó León de la Riva.

En concreto, el vino procederá de las denonimaciones de origen Rueda, Cigales y Ribera del Duero, el queso lo pondrá 'Quesos entrepinares' y el pan, la marca de garantía 'Pan de Valladolid'. También habrá jamón, a cuenta de Cárnicas Ponientes. De esta manera, el alcalde garantizó a sus conciudadanos el "coste ínfimo" que supondrá la celebración para el Ayuntamiento.

La austeridad será uno de los protagonistas de esta celebración, que por primera vez no contará ni con desfile --como ya ocurría desde 2009-- ni con una exhibición militar operativa. El año pasado, cuando la celebración principal se trasladó a Málaga, tuvo lugar una impresionante exhibición aeronaval en la que participaron 1.100 militares con helicópteros, una fragata, vehículos blindados y el portaaviones 'Príncipe de Asturias'.

La ausencia de este despliegue militar ha contribuido a reducir el coste de la celebración, que este año será de 200.000 euros, un 85% menos que en 2011, cuando se dedicó 1,3 millones.

En la presentación de los actos, el JEMAD insistió en que, a pesar de lo austero, la intención es mantener "una gran dignidad" en la celebración, que tiene como objetivo avanzar en la "confraternización" de los militares con los ciudadanos y en que las Fuerzas Armdas sean más "conocidas".

Al margen de los actos de Valladolid, el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas han organizado cerca de 200 actos en todo el país, para esta semana de celebración.

Aunque en un principio se informó de que en el País Vasco no habría ningún acto, finalmente la Base de Araca (Vitoria) tendrá una jornada de puertas abiertas y habrá una jura de bandera civil en el Regimiento 'Garellano 45' en Munguía, Vizcaya.

En la celebración de Valladolid participarán un total de 620 militares y guardias civiles: 308 del Ejército de Tierra, 119 de la Armada, 107 del Ejército del Aire, 54 de la Guardia Real y 32 guardias civiles.

La compañía de honores estará formada por efectivos del Regimiento de Artillería de Campaña n63, del Regimiento de Caballería de Reconocimiento "Farnesio" n12, de la Escuadrilla de Honores del Ejército del Aire y del Grupo Rural de Seguridad n6 de la Guardia Civil.

También la integrará una sección mixta de la Armada con personal de las fragatas 'Alvaro de Bazán y 'Almirante Juan de Borbón' y del buque de aprovisionamiento de combate 'cantabria'. La completa la unidad de música del Regimiento de Infantería 'Inmemorial del Rey' número 1.

SUSPENDEN POR LA CRISIS LAS CONVOCATORIAS PARA INCORPORAR NUEVOS SOLDADOS Y MARINEROS

El Ministerio de Defensa mantiene suspendidas las convocatorias para incorporar nuevos soldados y marineros a las Fuerzas Armadas y no prevé ofertar nuevas plazas por el momento, una situación inédita desde que acabó el servicio militar obligatorio en 2001, han informado a Europa Press fuentes del Departamento que dirige Pedro Morenés.

Según han indicado las citadas fuentes, actualmente no hay previsión de ofertar ninguna plaza para tropa y marinería, en espera también de que se concrete la "reducción coyuntural" anunciada por el ministro de Defensa para afrontar la crisis económica. El año 2011 se hicieron cuatro convocatorias para reclutar unos 4.300 soldados y marineros.

De este modo, una vez pasado ya el primer semestre del año, resultará imposible que en 2012 se incorporen a los Ejércitos y la Armada soldados reclutados este año, ya que, aunque se abrieran en los próximos meses convocatorias, no se incorporarían a las unidades hasta 2013.

El ministro de Defensa ya ha anunciado que pretende poner en marcha una "reducción coyuntural" de las Fuerzas Armadas, aunque no ha fijado techos y ha insistido en que cualquier redimensionamiento en el terreno militar necesita de un escenario de al menos cinco años. Se espera que Morenés fije el nuevo horizonte una vez que el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante Fernando García Sánchez, le presente su informe 'Visión 2025' sobre el futuro de las Fuerzas Armadas.

Hasta entonces, la única cifra recortada que se conoce es la del nuevo máximo de tropa y marinería, que la ley de presupuestos ha bajado desde los 83.000 a los 81.000 soldados y marineros como límite máximo.

La Ley de la Carrera Militar establece que las Fuerzas Armadas deben situarse entre los 130.000 y los 140.000 militares, una horquilla en la que no se encuentran en la actualidad. Según datos aportados en el Congreso por la subsecretaria de Defensa, Irene Domínguez-Alcahud, en la actualidad hay 126.541 militares.

De ellos, algo más de 81.000 son soldados y marineros y se espera que esta cifra baje de los 80.000 este año, según fuentes de Defensa. En ello puede influir, además del reclutamiento, que algunos contratos de tropa y marinería no sean renovados.

Desde la profesionalización de las Fuerzas Armadas y hasta 2009 todos los años abrían alrededor de 11 convocatorias para tropa y marinería, con alrededor de un millar de plazas cada una. El reclutamiento se paralizó en 2010, cuando sólo hubo una oferta de 325 plazas, y en 2011 volvió a aumentar a las 4.300 plazas.

NINGÚN SOLDADO NUEVO RECLUTADO EN 2012

A día de hoy, la previsión de Defensa es no ofertar ninguna plaza, aunque otras fuentes apuntan a que en septiembre podría abrirse una

única convocatoria de alrededor de un millar de plazas, en función de cómo evolucione la situación.

De ser así, estos militares de nuevo ingreso no se incorporarían a las unidades hasta 2013, ya que antes de hacerlo deberían pasar por los Centros de Formación de Tropa (CEFOT), donde los soldados reciben cuatro meses de instrucción.

El pasado viernes, el Ministerio de Defensa confirmó que los dos centros de formación de tropa de Cádiz y Cáceres continuarán activos, recibiendo tropa "en función de la evolución de la oferta de empleo público".

Fuentes militares consultadas por Europa Press han asegurado que esta situación no variará si este año no se convocan nuevas plazas, aunque los centros pasarían a dedicarse a otro tipo de tareas y se proyectarán otras actividades para mantener su actividad.

Hasta el momento, las únicas plazas de ingreso directo ofrecidas por el Ministerio de Defensa para las Fuerzas Armadas son para oficiales y suboficiales. En concreto, se han establecido 248 para los centros docentes militares de oficiales y 30 para las academias de suboficiales.

Asimismo, hay 25 plazas para la escala de oficiales del Cuerpo Militar de Sanidad, en la especialidad de Medicina, de las que 10 son por ingreso directo, siete para militares de carrera y ocho para tropa y marinería.