El Rey, con muletas ante el nuevo Poder Judicial, dice que está perfectamente

El Rey ha reaparecido en la Zarzuela ante las cámaras, con muletas y buen aspecto, acompañado por la Reina, nueve días después de recibir el alta hospitalaria, y antes de la jura o promesa de los veinte nuevos vocales del Consejo General del Poder Judicial ha comentado que su recuperación va "perfectamente".

"Esta vez va bien", ha exclamado al saludar a don Juan Carlos el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en alusión a la recuperación de la última operación de cadera a que se ha sometido el Monarca, y don Juan Carlos ha contestado con una amplia sonrisa: "Perfectamente".

El jefe del Estado ha entrado en el salón de audiencias ayudado por dos muletas, de las que ha prescindido para asistir a la ceremonia sentado, al igual que doña Sofía, Rajoy, el resto de testigos y los propios nuevos vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que se han levantado uno a uno para jurar o prometer su cargo.

Para adecuarse al proceso de recuperación de don Juan Carlos, se ha modificado para la ocasión el protocolo tradicional de este tipo de actos solemnes, en el que habitualmente permanecen de pie durante toda la ceremonia tanto los Reyes y los representantes del Ejecutivo y otras instituciones invitadas como quienes juran o prometen sus nuevas responsabilidades.

"SIENTO ANDAR ASÍ, PERDÓN”

Delgado, animado y con buen aspecto, don Juan Carlos ha entrado cuando todos estaban ya sentados en las butacas dispuestas al efecto junto a las paredes del salón y se ha sentado y levantado de su butaca sin ayuda.

Antes de tomar de nuevo las muletas, se ha abrochado la chaqueta, ha bromeado unos instantes con el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón -presente en su calidad de notario mayor del Reino- y se ha acercado junto a la Reina al grupo que formaban ya las autoridades y los nuevos vocales para posar junto a todos para los medios gráficos.

"Siento andar así, perdón...; pero enhorabuena a todos", les ha dicho, antes de volver a prescindir de las muletas para el posado, sobre el que ha comentado con una sonrisa a sus acompañantes: "Qué serios; tantas fotos...".

A continuación, mientras los periodistas empezaban a abandonar el salón, el Rey y doña Sofía han departido con los asistentes a la ceremonia, momento en que don Juan Carlos se ha interesado por la venda que llevaba en el tobillo la presidenta de la Audiencia Provincial de Valencia, Carmen Llombart, una de las nuevas vocales del CGPJ.

Llombart ha explicado al Monarca que había sufrido un esguince y, en tono distendido, ha añadido que un poco más y ella también habría tenido que acudir a la ceremonia con muletas.

PROMESAS Y JURAMENTOS DE LOS CARGOS

En este acto, al que también han asistido los presidentes del Congreso y el Senado, Jesús Posada y Pío García Escudero, y el del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, doce de los nuevos vocales han prometido su cargo y los ocho restantes lo han jurado, todos ellos con la mano sobre un ejemplar de la Constitución Española abierto por el artículo 122.2, referido al Poder Judicial.

En la misma mesa en que reposaba la Carta Magna -un facsímil del original publicado por las Cortes Generales en 1980- había un ejemplar de la Biblia editado en Valencia en 1791, que fue propiedad de Carlos III, abierto por el Libro de los Jueces, así como un crucifijo de plata sobredorada.

Esta ceremonia es la primera actividad oficial pública de don Juan Carlos desde su salida del Hospital Universitario Quirón Madrid, donde se sometió el pasado 21 de noviembre a una intervención quirúrgica en la que los cirujanos Miguel Cabanela y Robert Trousdale le implantaron una prótesis definitiva en la cadera izquierda.

Está previsto que el primer acto oficial del jefe del Estado fuera de la Zarzuela sea la celebración de la Pascua Militar en el Palacio Real, el próximo 6 de enero, y, según los cálculos de Cabanela, don Juan Carlos podrá estar en condiciones de empezar a caminar sin muletas ni bastón en primavera.

CARLOS TERMES Y PILAR TESO PROPUESTOS PARA LA PRESIDENCIA DEL CONSEJO DEL PODER JUDICIAL

Los magistrados del Tribunal Supremo Carlos Lesmes y Pilar Teso han sido propuestos este miércoles como candidatos a la Presidencia del Consejo General del Poder Judicial por el Pleno de este órgano, que ha celebrado su sesión constitutiva tras tomar posesión los 20 nuevos vocales en un acto celebrado ante el Rey en el Palacio de la Zarzuela.

Los nombres de ambos, que son magistrados de la Sala de lo Contencioso del alto tribunal, han sido propuestos por varios de los vocales durante su primer Pleno, que ha estado presidido por el consejero de más edad, el magistrado del Tribunal Supremo Rafael Fernández Valverde. Fue este vocal quien ha comparecido posteriormente ante los medios para dar cuenta de lo ocurrido en el plenario.

El Pleno deberá reunirse de nuevo en un plazo de entre tres y días para votarlo y Fernández Valverde ha señalado que dicha sesión se celebrará el primer día hábil para hacerlo, que es el lunes siguiente, 9 de diciembre, a las 11.00 horas. Será en dicha sesión cuando se elija entre los dos candidatos propuestos.

Lesmes aparecía como candidato seguro junto a otros nombres que finalmente no han sido propuestos, como el del presidente de la Sala de lo Penal del Supremo, Juan Saavedra, o el magistrado de este mismo órgano Manuel Marchena.

La propuesta de Teso ha sido una sorpresa, se trata de una magistrada de corte conservador, aunque moderado, cercana al que fuera presidente del Consejo General del Poder Judicial y del alto tribunal Javier Delgado, según fuentes de este órgano.

El presidente del Consejo General del Poder Judicial debe ser elegido por mayoría cualificada de 12 votos. Si ninguno de los candidatos propuestos obtiene este nivel de apoyo se procederá a una segunda ronda entre los dos más votados, y ganará el que más respaldo acumule.

La renovación del CGPJ se inició el pasado 19 de noviembre con la elección de los vocales procedentes del turno de juristas, tras un amplio acuerdo alcanzado por los grupos parlamentarios (PP, PSOE, CiU, PNV y UPN, al que se unió a última hora IU) y se completó seis días más tarde con un acuerdo entre el Gobierno y el PSOE para la elección de los doce vocales del turno de magistrados.