El Rey Juan Carlos recibe el alta médica tras su operación de rodilla

El Rey Juan Carlos ha recibido hoy el alta médica después de que el pasado sábado fuera operado en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja para sustituirle la prótesis de la rodilla derecha que le implantaron en 2011. Don Juan Carlos ha salido en coche del Hospital sobre las 13.25 horas después de tres días de ingreso para seguir la recuperación en el Palacio de la Zarzuela."Todo ha ido muy bien. Estoy muy contento. Los cien metros no sé si los podré hacer, pero andaré mucho mejor", ha afirmado sonriente desde el asiento del copiloto de un todoterreno a los numerosos medios de comunicación que aguardaban en el exterior de la clínica en medio de la lluvia.

Tras expresar su satisfacción por el desarrollo de la operación y el trato recibido en el hospital, don Juan Carlos se ha mostrado dispuesto a afrontar la rehabilitación: "Ahora me toca sufrir". Ya en Zarzuela, será el equipo médico de la Casa del Rey el que supervise la rehabilitación del anterior jefe del Estado, añade la nota.

Juan Carlos I, de 80 años, fue intervenido de forma satisfactoria el sábado por el equipo dirigido por el doctor Primitivo Gómez Cardero con el fin de mejorar la estabilidad de la rodilla.

El cambio de la prótesis que le fue implantada en 2011 va a aportar más estabilidad a la rodilla de don Juan Carlos, que el pasado mes de enero cumplió 80 años.

Como señaló Felipe VI el pasado sábado cuando le visitó, con la operación va a "ganar mucho en calidad de vida y de movimientos", aunque seguirá empleando bastón debido a que también tiene una prótesis en cada cadera.

Ni el hospital, ni Zarzuela han dado detalles de cómo será la rehabilitación de Juan Carlos I, ni cuándo podrá hacer vida normal.

Ésta ha sido la decimoquinta ocasión en la que don Juan Carlos pasa por el quirófano a lo largo de su vida, la última el 21 de noviembre de 2013, seis meses antes de su renuncia al trono, cuando se le implantó una de las prótesis de cadera.

En los últimos años, todas las intervenciones han sido por problemas traumatológicos en sus articulaciones, salvo en mayo de 2010, cuando se le extirpó un nódulo en el pulmón derecho en el Hospital Clinic de Barcelona.

Durante su estancia en la clínica, Juan Carlos I recibió la visita de los Reyes y de doña Sofía el mismo día de la operación y el domingo, cuando fueron con la Princesa Leonor y la infanta Sofía.

En ambas ocasiones, los miembros de la Familia Real posaron sonrientes ante los medios gráficos, zanjando la polémica que suscitó el vídeo en el que se observaba un aparente desencuentro entre las dos Reinas a la salida de la misa de Pascua en Palma cuando doña Letizia se cruzó para impedir una foto de sus hijas con su abuela.

"Todo bien", resumió don Felipe al ser preguntado sobre la "imagen de unidad" ofrecida por la familia.

En la clínica, también fueron a ver a don Juan Carlos el domingo su hija Elena y sus nietos Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, y ayer, lunes, lo hizo su hermana, la infanta Pilar.

La salida de Juan Carlos I de la clínica ha coincidido con un acto de entrega de becas que Felipe VI y la Reina Letizia han presidido en el centro de Madrid.