La Reina entrega la bandera de combate al buque 'Juan Carlos I'

La Reina Sofía ha amadrinado hoy en Cádiz la entrega de la Bandera de Combate al Buque de Proyección Estratégica "Juan Carlos I" en una ceremonia en la que ha dicho que la enseña es "reflejo de un gran país que sigue avanzando hacia el futuro con la determinación de superar cualquier dificultad". Acompañada del ministro de Defensa, Pedro Morenés, y del almirante jefe del Estado mayor de la Armada, doña Sofía ha presidido en el muelle del Puerto de Cádiz el acto de entrega de la Bandera de Combate al buque "Juan Carlos I", el mayor de la historia de la Armada española.

Esta bandera fue instituida en 1785 por Carlos III para que los barcos la izaran cuando iban a entrar en combate y, a largas distancias, pudiera ser identificado su origen.

En la actualidad, se ha convertido en un símbolo que ciudades o personalidades entregan a los buques de la Armada, que lo guardan en una vitrina de un lugar de honor del barco.

La Reina Sofía ha dicho en su discurso que ser la madrina de la bandera de combate del buque "Juan Carlos I" es "un inmenso honor".

Ha añadido que tanto ella como el Rey Juan Carlos esperan que este acto sirva "de estímulo" a la dotación del buque y "os anime a continuar cumpliendo las misiones que tenéis encomendadas".

"La bandera que recibís, símbolo de la patria, recoge fielmente las gestas de nuestra nación", ha apuntado, para añadir que es también "el reflejo de un gran país que sigue avanzando hacia el futuro con la determinación de superar cualquier dificultad".

La Reina ha tenido también palabras de agradecimiento a la "muy querida ciudad andaluza de Cádiz" por "la generosidad de ofrecer su hermosa ciudad para esta celebración, dando muestras una vez más de su compromiso inquebrantable con España y con la Armada".

"La Historia de España no podría escribirse sin la aportación de Cádiz, una ciudad forjada en numerosas gestas heroicas y vínculo imprescindible durante siglos con las naciones hermanas de otros continentes", ha añadido, y ha recordado que fue en esta ciudad en la que "prosperó ese carácter universal y emprendedor reflejado en la Constitución de 1812".

Durante todo el acto se han dejado oír los pitidos y protestas de un grupo de ciudadanos que, tras una bandera republicana, han coreado frases como "Juan Carlos, Sofía, la olla está vacía", "Cádiz se muere y tú de cachondeo" o "Menos barcos y más papas con choco".

El ruido del grupo de ciudadanos tras la valla de acceso al muelle no ha interrumpido el acto en el que, tras recibir la Bandera de Combate que la reina ha besado antes de entregarla, el comandante del buque, Antonio Piñeiro Sánchez, ha destacado el "profundo compromiso" de la dotación del "Juan Carlos I" con un estandarte que "simboliza la unidad e integridad territorial de España".

Ha mostrado también el "orgullo" de la tripulación de trabajar en este buque "imponente", el mayor buque de guerra construido jamás en España y que refleja "el nivel tecnológico de la industria de Defensa de España" porque "de proa a popa" fue construido en astilleros españoles.