Rato denuncia una supuesta campaña del Gobierno cuando se le detuvo por fraude

El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato ha asegurado que le da "mucha pena" ver cómo después de más de treinta años en la política, varios miembros del Ejecutivo actual participaron en una supuesta campaña que acabó con su detención en abril de 2015 acusado de fraude fiscal. El exbanquero recordó que el 16 de abril de 2015 se le detiene en su casa, delante de sus vecinos y sus hijos, acusado de delito fiscal y blanqueo de capitales, con una derivada de alzamiento, "en base a una denuncia de la Agencia Tributaria".

Sin embargo, él sostiene desde el primer momento y hoy acaba de reiterar en el Congreso de los Diputados que ni tiene dinero en paraísos fiscales ni ha dejado de pagar nunca a Hacienda.

Pero lo más llamativo es que ha enumerado una serie de hechos previos a esa detención para dejar entrever una campaña previamente orquestada por el Gobierno para acabar con su detención. Entre ellos, ha citado que un día antes, el 15 de abril de 2015, a las 9 de la mañana el ministro de Justicia, Rafael Catalá, cuenta en "Los

Desayunos de TVE" algunos de sus datos fiscales.

Un día antes, el 14 de abril, había sido el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien había hablado "con más habilidad" de este asunto, según Rato, en el Congreso de los Diputados, después de que en la víspera se publicara en Vozpópuli que Rato se había acogido a la amnistía fiscal y se le estaba investigando.

Esa investigación habría surgido a raíz del Sepblac, la unidad de inteligencia financiera dependiente del Ministerio de Economía, departamento que dirige Luis de Guindos y con quien Rato asegura que días antes había tenido un encuentro el autor de la noticia. Además, de a Catalá, Montoro y De Guindos, Rato ha sumado a la lista a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, pues asegura que fue ella quien aviso a su entonces secretaria personal de que era conveniente que se fuera apartando de mí.

A mí sí que "me da mucha pena", ha lamentado el que fuera ministro de Economía en los gobiernos de José María Aznar, después de que el diputado del PP Miguel Ángel Paniagua le afeara que después de haber hecho "un trabajo magnifico para este país", se haya desprestigiado por sí solo. "No se da cuenta de que personas como usted son las que deben hacer un esfuerzo especial para cumplir la ley; no se da cuenta del daño que ha hecho a nuestro partido y a toda la clase política y lo negativo que es esto para un país", le espetó el diputado popular.

RATO RETA A PREGUNTAR AL GOBIERNO SI FUE UNA BUENA INVERSIÓN RESCATAR BANKIA

Rodrigo Rato ha insistido en que tras su dimisión como banquero el Gobierno decidió conceder una inyección de fondos públicos de más de 19.000 millones y "por primera vez se concedió ayudas a una entidad sin ser evaluadas por el Banco de España". Ahora, ha cuestionado, habrá que ver si el Ejecutivo hizo una buena inversión concediendo esos fondos, después de dejar entrever que, por el momento, no lo parece ya que el Estado acaba de vender otro 7 % de Bankia por debajo del valor en libros.

Además, durante su intervención en la comisión parlamentaria que investiga la crisis y en respuesta al diputado de Izquierda Unida Alberto Garzón, dijo que esa ingente cantidad de fondos, que se suman a los más de 4.500 millones prestados anteriormente, no se justifican salvo en un caso de extrema gravedad.

Es la empresa Oliver Wyman, contratada por el Gobierno, quien justifica esa ayuda en un escenario muy distinto, totalmente adverso, de dos años de caídas de la economía y grandes pérdidas, ha explicado, tras recordar que el Banco de España, en sede judicial, consideró luego que ese dinero era para dar una rentabilidad del 13 % a los grandes inversores.

Pero Garzón ha incidido en que después de su marcha de Bankia, al final la entidad quebró y ha costado más de 22.000 millones, al tiempo que se ha mostrado "fascinado" de que Rato esté implicado en tres procesos judiciales distintos y responda en el Parlamento con "soberbia". "Con total honestidad, me gustaría que quien la hace, la pague", ha dicho el diputado de izquierda, que a renglón seguido ha mostrado su deseo de que Rato se declarado "culpable" y para hacer mejor a el país que "los culpables vayan a la cárcel" hará mejor a este país.