Rajoy dice que con valores y unidad "no hay crisis que nos pueda doblegar"

El presidente del Gobierno y jefe de filas del PP, Mariano Rajoy, ha pedido este domingo el voto para el aspirante popular a presidir la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, al entender que es "el mejor candidato", que ha sabido "gestionar en tiempos difíciles" y que puede presentarse ante los electores "con el aval" del trabajo hecho desde que asumió el poder en 2009, pero también porque "no hay alternativa".

En un acto ante más de 250 cargos locales del partido celebrado en un hotel coruñés, en el que no participó Núñez Feijóo, el jefe de filas del PP ha pedido el voto para él y ha esgrimido que no sólo "es el mejor candidato y no admite comparación con los demás", sino que tampoco hay "alternativa" política y ha aludido a la coalición de socialistas y nacionalistas que dirigió la Xunta entre 2005 y 2009.

"Todos sabemos lo que hicieron y lo que no hicieron, todos sabemos la herencia que dejaron, y ahora no serían dos, serían cinco, por lo que cada uno tendría una consellería y media", ha alertado, antes de añadir que un Gobierno debe tener "coherencia y alguien al frente que dirija objetivos compartidos y el mismo ideario". "Siempre, pero con más razón en un momento de crisis y dificultades como estamos sufriendo", ha reflexionado.

Así las cosas, ha interpretado que sería "injusto y malo" para los gallegos reeditar el bipartito y ha aludido a los "eslóganes" de los partidos de la oposición que, según ha admitido, pudo ver en su desplazamiento desde Lugo a la ciudad herculina. "'Para hacerles frente' y 'Hay que pararlos'", ha citado, convencido de que "no se puede andar así por la vida" porque pedir el voto "contra" el PP "no es un programa de gobierno".

Ha añadido, además, que no demanda el voto para Núñez Feijóo porque sea "un forofo del PP", aunque ha admitido que sí lo es, sino porque entiende "que las cosas se han hecho muy bien en Galicia" y porque cree que un gobierno popular al frente es lo que "más conviene" no sólo a la comunidad gallega, sino también a España, en este momento.

GALICIA, "MEJOR" QUE OTRAS AUTONOMÍAS

En una jornada en la que se han publicado una serie de encuestas favorables para el PPdeG, acompañado de Javier Arenas, el líder del PP ha admitido que acude a los suyos a "pedir el voto", pero no sólo eso, sino también su "apoyo y esfuerzo entusiasta", convencido de que así Feijóo ganará las elecciones el próximo 21 de octubre.

A renglón seguido, Rajoy ha reivindicado la gestión de Feijóo en Galicia en un escenario en el que le tocó "arreglar los problemas que otros generaron", una situación que, ha asegurado, comparte él mismo en el ámbito nacional. "Pido el voto para el PP porque Galicia fue la primera en afrontar la crisis", ha alegado, convencido de que un gobierno que no haga un "diagnóstico" tampoco podrá hallar "soluciones".

De hecho, ha señalado que como el Gobierno gallego "se anticipó" las cosas "están muchísimo mejor" que en otras comunidades. No en vano, ha recordado que Galicia tiene "menos déficit público que nadie, menos deuda y menos paro", además de que tampoco ha tenido que "pedir ayuda" al Estado y puede "pagar las facturas por sí mismo".

Ha añadido que, como determinadas acciones se empezaron a llevar a cabo "desde el principio" ahora en Galicia "se pueden hacer cosas que otros no han podido", como hospitales o "mejorar" la atención social, una cuestión que "aunque debería ser lo normal, en crisis es más difícil". "Pero cuando las decisiones se toman con cabeza, se puede hacer", ha esgrimido.

FEIJOO, "LISA Y LLANAMENTE EL MEJOR"

En el discurso de Mariano Rajoy no faltaron las mejores palabras para Feijóo que no estuvo presente puesto que participó en un acto sectorial de pesca en Santiago. De él, su jefe de filas ha asegurado que es "un magnífico candidato: lisa y llanamente el mejor". "No hay comparación posible", ha manifestado, para añadir que ha gestionado "bien" y que ha sido capaz de "dar batalla" también "fuera" de Galicia, por ejemplo, para lograr el acuerdo con Pemex.

Al tiempo, ha reclamado el voto para el PP, un partido que gobierna en España "en unos momentos de enorme dificultad" y que se ve obligado a adoptar decisiones "que no le gustaría haber tenido que tomar" pero que son "imprescindibles" para "sentar las bases" del crecimiento económico y del empleo.

Por último, ha recordado que el PP "ganó siempre" todas las elecciones en Galicia porque "se parece" a sus ciudadanos, que precisan de un gobierno gallego, como el que ha dirigido Feijóo, que esté "en sintonía" con el Ejecutivo estatal. "Hoy Galicia necesita estabilidad política, la unidad de todos y la serenidad", ha enumerado, convencido de que las tres son características clave para afrontar la crisis.

"POLITICA PEATONAL"

En un acto en el que varios participantes aprovecharon para pedir al presidente que les firmase su libro de memorias 'En confianza' y para hacerse una fotografía con el líder popular, el encargado de dar el pistoletazo de salida fue el alcalde coruñés y presidente del PP de A Coruña, Carlos Negreira, quien ha asegurado que el triunfo en política se logra trabajando "a pie de calle".

Así, tras acuñar el término "política peatonal", ha dado las gracias a los suyos por "estar con los ciudadanos y escuchar" sus necesidades. "Ese es el secreto", ha proclamado, antes de agradecer la presencia de Arenas. También ha agradecido la presencia de Rajoy, "que no es sólo un personaje importante, sino que se ha criado a los pies de los militantes".

"Mariano (Rajoy) es la persona que necesita España, tranquila, que no se precipita y que va a ser capaz de sacar al país adelante", ha aseverado, en la misma línea que la cabeza de cartel por A Coruña y conselleira de Traballo e Benestar, Beatriz Mato, quien ha manifestado el "orgullo" de los populares por el trabajo que Rajoy está haciendo al frente del Gobierno central.

Por último, Mato ha insistido en que Galicia está "mejor que otras comunidades totalmente descontroladas" y en manos de un Ejecutivo "unido" y no de un gobierno "de enemigos íntimos", en alusión al bipartito. "Esto sólo es posible porque el Gobierno de Feijóo puso a Galicia por encima de todo", ha zanjado.