Rajoy: Las reformas impedirán otra crisis igual, por malo que sea un Gobierno

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se mostró "convencido" este martes de que las reformas emprendidas por su Ejecutivo "sentarán unas bases que harán que, por malo que pueda ser un Gobierno que pueda venir en el futuro, pueda repetirse una situación como ésta", en referencia a la actual crisis económica.

Rajoy se expresó así en la conferencia que pronunció en el marco del Club Antares, un acto organizado en Sevilla por las Cámaras de Comercio de Andalucía, en el que se mostró "optmimista" sobre la evolución de la economía.

"Estoy absolutamente convencido de que habrá más población ocupada, más gente cotizando y menos paro al final de la legislatura y de que las reformas sentarán unas bases que harán que no pueda repetirse una situación como ésta por malo que pueda ser un Gobierno que pueda venir en el futuro", defendió Rajoy.

El jefe del Ejecutivo se mostró "optimista" porque, incidió, "hay cosas que han cambiado en los datos macroeconómicos", pero defendió que "también se están produciendo resultados de los que percibe la gente".

Rajoy enumeró los "frutos" de las reformas acometidas y resaltó la importancia de la reforma laboral, la energética o la fiscal. "Las cosas han mejorado, queda muchísimo por hacer y tengan la certeza de que lo vamos a hacer porque este Gobierno no va a parar en su impulso reformista", se comprometió ante los empresarios.

Además, valoró la reforma financiera, aunque recordó que, para sanearla, ha tenido "que nacionalizar tres entidades financieras". "Quién me lo iba a decir a mí", admitió para reconocer, además, que no está "satisfecho en el tema del crédito".

"Es uno de los grandes retos de futuro y una de las asignaturas pendientes en las que seguir trabajando", dijo. Apuntó que las entidades financieras van "un poco mejor" y valoró la aportación del ICO, pero asumió que éste "llega hasta donde llega".

En relación a la reforma fiscal, cuyo anteproyecto de ley el Consejo de Ministros aprobó el pasado 20 de junio, Rajoy adelantó que el proyecto de ley se elevará al Consejo "este viernes o el que viene".

El presidente destacó que la reforma tributaria pondrá "9.000 millones de euros en manos del contibuyente" e implicará "una rebaja los impuestos al 100% de los contribuyentes".

Rajoy adelantó que "en julio también va a ocurrir" que el número de afiliados será mayor al de mes anterior y valoró la mejora de las previsiones económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI), pero incidió en que "la recuperación económica sólo se consolidará cuando se consolide la de las pymes y trabajadores autónomos". "Eso ya se está produciendo y se está notando en la calle y en la Agencia Tributaria", defendió.