Rajoy recuerda a Zapatero que debe gobernar con coraje y dejarse de tertulias

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha apelado a los catalanes que confiaron en él en las generales y a quienes piensan votarle en las próximas a que acudan a las urnas en apoyo de la candidata popular, Alicia Sánchez-Camacho, porque el cambio político en España "va a comenzar en Cataluña".

Mariano Rajoy ha recordado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que su obligación es tomar decisiones y tener coraje para gobernar en vez de "hablar con unos y con otros, hacer tertulias y luego no hacer nada".

Rajoy, en el mitin con el que clausura sus visitas a Cataluña durante la campaña electoral, ha efectuado una breve alusión a la reunión que Zapatero celebrará en el Palacio de La Moncloa el próximo sábado con los representantes de los 30 grupos empresariales españoles de mayor potencial y proyección internacional.

También ha aprovechado la ocasión para exigir elecciones anticipadas, pues cuanto más tarde el jefe del Ejecutivo en convocarlas, "más caro saldrá a los españoles".

Ante varios miles de personas, congregadas en un polideportivo de L'Hospitalet de Llobregat, y antes de que interviniera la candidata en las elecciones, Alicia Sánchez-Camacho, el líder de los populares ha comenzado así su alusión a ese cónclave del presidente del Gobierno con la cúpula empresarial española: "Zapatero ha convocado a no sé cuantos empresarios el próximo sábado en su despacho, y me parece bien que se reúna con quien quiera", ha dicho Rajoy, quien justo después ha iniciado las críticas. Al presidente del Gobierno ha recordado que su "obligación" no consiste en organizar "tertulias, discutir y luego no hacer nada".

Su obligación es, en su opinión, y más en estos momentos, dada la situación económica y las especulaciones sobre el estado de las cuentas públicas españolas, "gobernar, decidir, tener coraje y generar confianza". En definitiva, "no provocar los problemas que ya ha generado a los españoles" y que les sitúa en unas condiciones de "gran dificultad".

Ha sentenciado Rajoy: "Los socialistas llevan seis años -él ha dicho ocho- gobernando en Cataluña, seis años gobernando en España, y no vale echar la culpa a los demás, sino tener la vergüenza torera de reconocer sus errores y dar el paso para que vengan otros y lo hagan mejor".EFE