Rajoy rechaza el impuesto sobre el patrimonio porque "castiga al que ahorra"

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha señalado hoy que no está "a favor" del impuesto sobre el patrimonio, que el Gobierno recuperará el próximo viernes a petición del candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, porque "castiga al que ahorra y premia al que no ahorra". En declaraciones a Telecinco, Rajoy ha recordado que fue el Gobierno socialista del que formaba parte Rubalcaba el que quitó este impuesto en una medida que él apoyó y que ahora lo quiere recuperar el PSOE "porque estamos en campaña".

Ha hecho hincapié en que "en ningún lugar del mundo" existe un impuesto similar y en que "no tiene ningún sentido" que "los mismos" que lo quitaron digan ahora que lo recuperan. El presidente del PP ha insistido en que su "única prioridad" si gana las elecciones será crear empleo: "La clave, la prioridad, el objetivo y el rumbo es que haya actividad económica y generar empleo", ha señalado.

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha avisado este lunes a las comunidades autónomas gobernadas por el PP de que tendrán que explicarse ante los ciudadanos si prefieren "quitar recursos educativos" o hacer recortes en sanidad antes que "pedir más a los más ricos" por la vía de recuperar el impuesto de patrimonio.

En una entrevista a RNE, Rubalcaba ha subrayado que el impuesto de patrimonio -que el Gobierno recuperará este viernes-- no será "el mismo" que existía hasta 2007, sino que se centrará en las rentas más altas, y ha rechazado la acusación de "populismo" lanzada por el líder del PP, Mariano Rajoy. Según Rubalcaba, "que la gente que tiene seis o siete millones de euros de patrimonio" pague más para ayudar a los que no tienen empleo no es "populista" sino "justo" y "razonable", de modo que ha emplazado a Rajoy a explicar por qué "no quiere que la gente que más tiene eche una mano".

AGUIRRE CRITICA LA "ESCANDALOSA IMPUDICIA" DE RUBALCABA

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha manifestado este lunes que le parece "escandalosa" la "impudicia con la que (el candidato socialista) Alfredo Pérez Rucalcaba le da órdenes al presidente del Gobierno (José Luis Rodríguez Zapatero) y presume de hacerlo".Preguntada por el Impuesto de Patrimonio, Aguirre ha dicho que "cada vez se pone de manifiesto más claramente el error de retrasar la convocatoria de elecciones". "Tenían que haber tenido lugar ya porque el Gobierno está absolutamente grogui", ha señalado.

La presidenta ha añadido que "Rubalcaba pasará a la historia por ser el enemigo de la verdad" porque "cada cosa que dice es la contraria" y ha negado que el candidato socialista sea un "hombre de consensos", subrayando que "es el impulsor de las leyes educativas españolas, que se hicieron sin el menor consenso y llevaron a España" a la situación actual".

DURAN I LLEIDA: RECUPERAR EL IMPUESTO ES UNA BARBARIDAD

Por su parte, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, ha tachado de "populista" la propuesta de Rubalcaba y ha apostado por reformar la fiscalidad "con seriedad" y sin "penalizar el ahorro" para no perjudicar a las clases medias. A su juicio, "simplemente restituir el impuesto de patrimonio es una barbaridad".

Duran ha recordado además a Rubalcaba que se trata de un impuesto cedido a las comunidades y que si quiere recuperarlo el Estado debe modificar la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades

IU CREE QUE ES "EL CHOCOLATE DEL LORO" PORQUE NO RECAUDARÁ LO SUFICIENTE

El coordinador federal de Izquierda Unida y candidato a las próximas elecciones, Cayo Lara, ha asegurado que el Impuesto de Patrimonio que quiere recuperar el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, no es más que "el chocolate del loro" porque, a su parecer, tal y como está planteado recaudará "una cantidad pequeña", si bien ha reconocido que desde IU estudiarán "las tripas del acuerdo".

En declaraciones a Telemadrid, Lara ha explicado que "del Impuesto de Patrimonio se han dejado de ingresar en los últimos cuatro años más de 8.000 millones de euros en las arcas de la hacienda pública", por lo que la idea de Rubalcaba de recaudar 1.400 millones supondrá, tal y como ha explicado, que serán necesarios seis años "para recuperar aquello que han dejado de ingresar las arcas".