Rajoy dice que en la recapitalización de la banca no habrá condiciones macroeconómicas

Rajoy dice que en la recapitalización de la banca no habrá condiciones macroeconómicas

España no se plantea en estos momentos pedir a la zona euro que compre deuda soberana a través del fondo de rescate para rebajar los costes de financiación del país, aseguró hoy el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. "No nos planteamos nada en ese sentido", dijo Rajoy en una rueda de prensa, preguntado por esa opción, un instrumento ya existente, pero cuyo uso se ha flexibilizado en el marco del acuerdo cerrado de madrugada por los líderes de la eurozona.

Esa era la principal demanda con la que llegó a la cumbre de Bruselas el primer ministro italiano, Mario Monti, quien se alió con Rajoy para presionar al resto de socios y obtener soluciones a la situación de la prima de riesgo de ambos países. Aunque facilitada a través del pacto cerrado por los líderes, el uso de los fondos de rescate para comprar deuda soberana de los países presionados en los mercados incluye toda una serie de condiciones, tal y como ha recordado hoy la canciller alemana, Angela Merkel.

Estas incluyen, entre otras cosas, las "recomendaciones" macroeconómicas de la Comisión Europea, que en caso de uso del fondo pasarían a ser vinculantes, explicó Merkel. Rajoy no ha querido entrar en detalles, pero ha asegurado que de la reunión sale "un mensaje muy claro sobre la actuación en los mercados secundarios".

Esa opción, junto al resto de acuerdos alcanzados por los líderes de la eurozona, se concretarán "en el Ecofin del 9 de julio", ha explicado.

En cuanto a la forma en la que la banca española recibirá las ayudas tras los acuerdos de la Cumbre, Rajoy ha recordado que aún siguen negociando el memorando con la UE y que en un primer momento se recurrirá al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), sin ninguna condicionalidad macroeconómica.

Una vez que se constituya el Fondo de Rescate Permanente (MEDE), se pasará a ese mecanismo y cuando se cree el supervisor bancario europeo, previsto para finales de año, la recapitalización se hará directamente al sistema bancario, por lo que, según dijo, en ningún caso habrá condicionalidad macroeconómica.

DRAGHI: PARA QUE EL ACUERDO SEA CREÍBLE SE REQUIERE ESTRICTA CONDICIONALIDAD

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha considerado hoy que se necesita "estricta condicionalidad" para que el acuerdo alcanzado por la eurozona para recapitalizar directamente la banca y comprar deuda sea creíble. "Para que esto sea creíble, se exige estricta condicionalidad", dijo Draghi en declaraciones a la prensa, ante la que también ha valorado como un "buen resultado" el acuerdo que permite la recapitalización directa de la banca.

En la misma línea que Draghi se pronunció a su llegada al segundo día de reuniones la canciller alemana, Angela Merkel, quien defendió el acuerdo de ayer, pero subrayando que no puede haber "ninguna prestación sin contraprestación". "Nos mantenemos totalmente en nuestro esquema, prestación, contraprestación, condicionalidad y control, y en este sentido creo que hemos hecho algo importante", dijo Merkel a los periodistas.

Las estrictas condiciones se centrarán en el caso de la recapitalización directa en el cumplimiento de las ayudas estatales, en las entidades individuales y en el sector financiero o en condicionamientos económicos y quedarán establecidas en un memorando de entendimiento, según aclaró esta madrugada el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

VAN ROMPUY DICE QUE LA AYUDA A ESPAÑA E ITALIA "NO ES GRATIS" Y SUPONDRÁ "CONDICIONES ESTRICTAS"

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha resaltado este viernes que la ayuda a corto plazo aprobada por el Eurogrupo para España e Italia "no es gratis" y supondrá "condiciones estrictas" para ambos países aunque se flexibilicen las normas de intervención del fondo de rescate.

Van Rompuy ha negado que el resultado de la cumbre sea una victoria del primer ministro italiano, Mario Monti, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre la canciller alemana, Angela Merkel, y ha sostenido que el acuerdo final es "equilibrado"."Fue una negociación dura que llevó horas y que no se puede resumir en ganadores y perdedores", ha dicho Van Rompuy en la rueda de prensa final del Consejo Europeo.

"Tenemos una misión común que es estabilizar la eurozona y para lograrlo tenemos que apoyar a los países bajo presión del mercado. Pero esos países también deben cumplir y cuando reciben ayuda es siempre con condiciones estrictos", ha insistido el presidente del Consejo Europeo. "No hay nada gratis y la condicionalidad es absolutamente clave cuando hablamos de apoyo", ha dicho Van Rompuy. "Es un acuerdo equilibrado no sólo para Italia y España sino también para el resto", ha insistido.

MERKEL: NO HABRÁ "TROIKA" PARA ESPAÑA E ITALIA POR LOS ACUERDOS DE LA EUROZONA

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, aseguró hoy que no habrá ninguna "troika" para España e Italia si solicitasen la intervención de los fondos de rescate en los mercados de deuda ni la recapitalización directa de la banca, acuerdos ambos adoptados por los líderes de la zona euro.

Merkel recalcó que la palabra "troika", formada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (BCE), no aparece en las reglas para la recapitalización de la banca ni para las operaciones en los mercados primario o secundario.

RUBALCABA TOMA POR BUENA LA CUMBRE

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que la cumbre de la UE que ha terminado hoy en Bruselas ha adoptado acuerdos buenos para Europa y para los intereses de España.

Rubalcaba ha valorado en rueda de prensa los resultados del Consejo Europeo, que ha subrayado que ha caminado en la buena dirección y ha supuesto un "indudable paso adelante" aunque aún quede mucho trabajo por hacer.

Asimismo, ha confiado en que la presión de los mercados se vea aliviada en los próximos días.

"La cumbre ha tomado decisiones políticas que van a permitir reforzar a la UE y al euro y combatir más eficazmente la crisis mediante planes para crecer y crear empleo".

REACCIONES DE LOS DEMÁS PARTIDOS

Para la "número dos" de los populares, España está presente de forma fundamental en la toma de decisiones de los líderes europeos, una situación que se había perdido, a su juicio, y se ha vuelto a recuperar. Cospedal ha afirmado también que es "extraordinariamente importante" que la ayuda a la banca no compute como deuda de los estados.

También se ha pronunciado sobre esta negociación el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, quien ha considerado que la actuación conjunta de Rajoy, y del primer ministro italiano, Mario Monti, fue un "acierto indudable". "Parece que España e Italia han ganado una batalla importante", ha comentado el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, quien en su carta web semanal ha avisado de que, cuanta más unidad europea haya a nivel económico, menor será la soberanía fiscal que tendrán los miembros de la UE y también los territorios como Cataluña. Según Duran, ha sido la cumbre "más trascendente de la historia europea", con un objetivo primordial: "desligar el riesgo soberano del bancario y encontrar una solución a la deuda bancaria para reducir la prima de riesgo de países como Italia o España".

Para Izquierda Unida, la aprobación del plan de 120.000 millones de euros "es positivo", aunque todavía quedan cuestiones por resolver y ha alertado del riesgo que puede suponer la unión bancaria con el Banco Central Europeo (BCE) como supervisor, ya que es un organismo "no democrático" y "al servicio de los mercados". Así lo ha puesto de manifiesto su líder, Cayo Lara, que ha sostenido que la intervención en los mercados secundarios de los mecanismos de estabilidad puede "paliar los efectos negativos de la prima de riesgo", pero no frenará la especulación.

También ha avisado de posibles contrapartidas la líder de UPyD, Rosa Díez, quien ha reconocido que posiblemente habrá que pagar un "precio político" por el acuerdo de la UE. No obstante, Díez ha valorado la decisión de recapitalizar directamente la banca al entender que va "en la dirección correcta".

Lo acaecido en Bruselas ha suscitado asimismo la reacción del secretario general de UGT, Cándido Méndez, que ha valorado "los pasos positivos" dados en Europa para la recapitalización directa, pero ha advertido de un probable "contraataque" de la canciller alemana, Angela Merkel.

Para Comisiones Obreras, esta iniciativa para la banca es "una solución parcial", que solo sirve para que España e Italia ganen tiempo, ya que sigue sin resolverse la reactivación económica y la creación de empleo.