Rajoy promete gobernar con "responsabilidad· y "para todos"

El líder del Partido Popular y candidato a la Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, asumió este domingo su victoria en las elecciones generales bajo el compromiso de gobernar con "responsabilidad" para sacar al país de la actual crisis económica y conformar un Gobierno "en el que se sientan representados todos los españoles".

El próximo presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, conversó esta mañana aproximadamente unos 20 minutos con la canciller alemana, Angela Merkel, sobre la situación económica. La política alemana felicitó a Rajoy por el éxito electoral cosechado en la jornada de ayer y le deseo suerte. Según las fuentes citadas, el grueso de la conversación se centró en la grave situación económica.

Con toda seguridad, Rajoy y Merkel se verán el próximo día 8 de diciembre en la ciudad francesa de Marsella, donde se celebra el Congreso del PPE, así como la cumbre de primeros ministros conservadores, previa a la reunión del Consejo Europeo que un día después tendrá lugar en Bruselas. Fuentes del PP dijeron a Europa Press que es importante que Rajoy asista al encuentro de Marsella.

Rajoy vivió posiblemente la noche electoral más tranquila de cuantas ha pasado como líder del Partido Popular. De hecho, le dio tiempo a preparar una extensa declaración que leyó poco antes de las once de la noche en la sala de prensa, bajo la atenta mirada de cientos de perioditas españoles y extranjeros, y rodeado por sus más estrechos colaboradores.

Rajoy aparentó firmeza y determinación en su primera comparecencia como presidente electo, cuando ni siquiera se habían terminado de contar todos los votos pero tenía garantizada una amplía mayoría absoluta por encima de los 185 diputados.

Rajoy agradeció en público la llamada de teléfono de José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba, manifestó su "respeto por ambos" y expresó el deseo de que juntos puedan proceder a partir de este mismo lunes a un "traspado de poderes modélico", así como que PP y PSOE mantengan en el futuro una "fructífera relación".

El líder del PP lanzó toda clase de guiños al conjunto de los partidos políticos y de los españoles, empeñado en "dar todo" a la hora de gobernar para "dar con todos" y salir de la crisis "todos juntos". Indicó que la mayoría absoluta conseguida supone una "inmensa responsabilidad" que le obliga "a la humildad y al compromiso" a la hora de actuar.

Definió este 20 de noviembre como una "hora decisiva" para España, como un "cruce de caminos" en el que los españoles han apostado por el cambio y en el que "se mide el temple de los hombres y de los pueblos". "Sé muy bien lo que nos toca, para nadie es un secreto que vamos a gobernar en la más delicada coyuntura de los últimos 30 años", admitió con realismo

El líder del PP ha querido hacer llegar un mensaje de cercanía, aliento y confianza a los 5 millones de parados. "Pensaremos en ellos antes que nadie a la hora de tomar decisiones. Queremos devolver a los españoles el orgullo de serlo" ha insistido Rajoy, quien se ha comprometido a ser el presidente de todos los españoles

Mariano Rajoy también ha querido lanzar un guiño a todos los españoles para que participen del cambio. "No va a haber milagros, no los hemos prometido. Pero cuando se hacen bien las cosas, los resultados llegan" insiste Rajoy quien ha confiado en que "más pronto que tarde todos empezemos a ver los frutos".